Columnistas

Agroecolog韆
Autor: Pedro Juan Gonz醠ez Carvajal
16 de Septiembre de 2014


Pensando en lo que se nos viene, es indudablemente el desarrollo de lo agrario lo que puede permitir alg鷑 nivel de sostenibilidad y continuidad de los acuerdos de paz que se firmen.

Pensando en lo que se nos viene, es indudablemente el desarrollo de lo agrario lo que puede permitir algún nivel de sostenibilidad y continuidad de los acuerdos de paz que se firmen.


Hoy por hoy se habla de agroecología, postura que resulta de integrar la agricultura orgánica y biológica, la agricultura biodinámica, la agricultura natural y la porcicultura.


De acuerdo a la definición propuesta por la Comisión del códex alimentario de la FAO, “la agricultura  orgánica es un sistema global de gestión de la producción que fomenta y realza la salud de los agroecosistemas, inclusive la diversidad biológica, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo. Esto se consigue aplicando, siempre que es posible, métodos agronómicos, biológicos y mecánicos, en contraposición a la utilización  de materiales sintéticos, para desempeñar cualquier función específica dentro del sistema”.  


La agricultura orgánica  se refiere a “todos los sistemas agrícolas que promueven la producción sana y segura de alimentos, y fibras textiles desde el punto de vista ambiental, social y económico. Estos sistemas parten de la fertilidad del suelo como base para una buena producción. Respetando las exigencias y capacidades naturales de las plantas, los animales y el paisaje, busca optimizar la calidad de la agricultura  y el medio ambiente en todos sus aspectos. La agricultura orgánica reduce considerablemente las necesidades de aportes externos al no utilizar abonos químicos ni plaguicidas u otros productos de síntesis. En su lugar permite que sean las poderosas leyes de la naturaleza las que incrementen tanto los rendimientos como la resistencia de los cultivos”.


La forma de implementar el modelo productivo es construir granjas modelos de transferencia de tecnología que alimenten regiones enteras.


La granja modelo de transferencia de tecnología es un modelo a escala de las unidades productivas mayores y es la base de su implementación. En ellas se consultan las vocaciones ambientales, productivas y culturales de una región específica, así como la sostenibilidad y el mercadeo de los proyectos a desarrollar y ofrecer, y se establece un subproyecto como productor de seguridad alimentaria,  seguridad media y a largo plazo, para que las instituciones y comunidades interesadas observen el modelo en acción y obtengan la tecnología apropiada, el conocimiento y las semillas o pie de crías para sus necesidades específicas.


Existe un subproyecto inicial que engloba los 3 niveles de seguridad y permite el mejoramiento de la estructura y la vitalidad del suelo. El proceso comienza con cerdos en pastoreo y se complementa con cerdos confinados en galpones de preceba y ceba  para producción de pie de cría, carne y biogás.


Complementariamente se montarán los estanques de peces para producción de carne, agroindustria con carne y piel en curtiembre y manejo y comercialización de peces ornamentales, apoyando niveles de seguridad alimenticia y seguridad media. Paralelamente se iniciarán los procesos agrícolas.    


Colombia debe despertar de una vez por todas de su histórico letargo y comenzar, desde la agricultura, a potenciar un nuevo país.


Recordemos a Cicerón cuando sentencia: “Propio del hombre es errar, pero sólo es propio del torpe permanecer en el error”.


NOTA: Que no se nos olvide que “lo de Yepes era gol”. Y en ese mismo orden de ideas, resulta por lo menos extraño, que  al “capo” de un equipo de ciclismo europeo de primera línea en el ámbito internacional, le fallen los frenos en la mitad de una carrera. ¿O no?