Política

Formulan pliego de cargos contra excontratistas de Transmilenio
Autor: Redacción EL MUNDO
15 de Septiembre de 2014


Hernán Daza Castañeda se desempeñaba como director técnico de Diseño de Proyectos y María Cantini Ardila como directora Técnica de Gestión Contractual del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) de Bogotá.


La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos disciplinarios contra el Rafael Hernán Daza Castañeda y Maria Clemencia Cantini Ardila, por posibles irregularidades en un contrato de consultoría, suscrito en el año 2005, que hacía parte de la construcción de la Fase III de Transmilenio.


Daza Castañeda se desempeñaba como director técnico de Diseño de Proyectos y Cantini Ardila como directora Técnica de Gestión Contractual del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) de Bogotá. 


La procuraduría alega que “el  primer hecho está relacionado con la liquidación del contrato de consultoría No. 129 de 2005, como consecuencia del incumplimiento del consorcio (Troncal 10) que tenía a cargo las actividades que integraban el producto denominado "diseño de la estación subterránea del Museo Nacional", el cual fue acordado mediante un otrosí firmado el 1 del 28 de julio de 2006”


En ente disciplinario agregó que “de acuerdo con la investigación, este incumpliendo dio lugar a que el IDU autorizara que dichas actividades fueran ejecutadas por el constructor encargado del grupo de obras No. 3 de la fase III del sistema Transmilenio, asumiendo el costo de este faltante que supera los 1.100 millones de pesos, pues, el señor Daza Castañeda se habría abstenido de descontar este valor al diseñador al momento de hacer la liquidación efectuada el 28 de julio de 2010”.


Para la Procuraduría Daza Castañeda violó la ley porque permitió que el IDU asumiera un costo que no debía por un valor de “$1.148.857.524  y que resultaba adverso para sus intereses, cuando lo procedente era que debía ser descontado en la liquidación del contrato, en cuanto que correspondía al costo para elaborar las actividades faltantes del diseño de la estación subterránea del Museo Nacional”.


Por su parte la señora Cantini Ardila también incurrió en falta por hecho de dar visto bueno “al acta de liquidación señalada con lo cual habría  avalado una liquidación que dejó de lado la aplicación de un descuento por las actividades faltantes debidamente cuantificadas”.