Nacional

Según investigaciones, venezolanos expulsados “no son unos angelitos”
15 de Septiembre de 2014


“No hay lugar a que confrontemos con relación a estos temas en una moción de censura cuando ha quedado evidenciado que el país no quiere ninguna forma adicional de violencia”, declaró, Néstor Humberto, ministro de la Presidencia.


EFE


El ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, dijo que los dos estudiantes venezolanos que fueron expulsados de Colombia a principios de septiembre “no son unos angelitos”.


En declaraciones a la prensa, tras un certamen en Barranquilla, Martínez se refirió a las expulsiones de los venezolanos Lorent Gómez Saleh y Gabriel Valles, opositores al Gobierno de Nicolás Maduro.


Ambos fueron trasladados a Venezuela, según Migración Colombia, “por violación a las normas migratorias del país” y en su momento la cancillería colombiana explicó que los dos habían ingresado al país con un permiso de turista para actividades de descanso o esparcimiento que no habían renovado.


Sin embargo, el ministro apuntó que sus actividades en territorio colombiano no fueron del todo lícitas.


“Podemos decir que estos dos jóvenes no son unos angelitos. Hay quienes los visten con túnicas blancas y no con uniformes camuflados, tienen alitas pero aparecen con fusiles”, afirmó.


Asimismo, remarcó que “es evidente que estos venezolanos no estaban en actividades pacifistas sino contrarias a las leyes de inmigración”.


Por este motivo, pidió al Centro Democrático que revoque la posibilidad de adelantar una moción de censura contra la canciller colombiana, María Ángela Holguín, pues este partido cuestionó ampliamente las deportaciones al divulgarse que ambos estudiantes realizaban actividades contrarias al Gobierno venezolano, y Álvaro Uribe llegó a responsabilizar al presidente, Juan Manuel Santos, de “cualquier atropello” que lo jóvenes pudieran sufrir de regreso a su país.