Editorial

La buena educaci髇
15 de Septiembre de 2014


Ese importante acuerdo reconoce el crucial papel de los medios masivos de comunicaci髇 como agentes co-educadores de los ciudadanos e incluso como coadyuvantes al prop髎ito de mejorar los aprendizajes de los alumnos.

Tras la inauguración del parque educativo de Támesis, Suroeste antioqueño, la ministra de Educación, Gina Parody, y el director del Sena, Alfonso Prada, ofrecieron al gobernador Sergio Fajardo, apoyo del Gobierno Nacional para fortalecer los parques y ciudadelas educativas de Antioquia, destinando maestros del proyecto Todos a aprender para que trabajen con los educadores regionales y llevando programas de formación técnica, que complementarían los que se van a ofrecer con apoyo del sistema educativo de Medellín. El Gobierno Nacional, por su parte, tendrá ayuda de la Gobernación de Antioquia para construir infraestructuras educativas de alta calidad. 


Este encuentro entre iniciativas que buscan ofrecer educación de calidad a los colombianos debe permitir que el proyecto de parques educativos trascienda su propósito de mejorar la infraestructura educativa, así como le aportará al Ministerio de Educación instrumentos para alcanzar sus metas de transformación física de las escuelas del país, e incluso construcción de infraestructuras acordes con las culturas, condiciones climáticas y esperanzas de los habitantes.


Este es otro de los importantes diálogos que ocurrieron al finalizar la semana pasada en Antioquia y Medellín y que ayudan a la calidad de la educación, porque buscan alternativas para superar las barreras de maestros, alumnos y comunidades, para educarse con calidad.


En 2002, el gobernador Guillermo Gaviria Correa orientó el programa de Mejoramiento Alimentario y Nutricional de Antioquia, Maná, a atender las necesidades nutricionales de los niños menores de cinco años y a brindar cuidado, a través de programas de nutrición, de huertas escolares y de educación en nutrición, a los niños de las instituciones educativas del departamento. Entendemos el proyecto de la Fundación EPM desarrollado con aliados como las fundaciones Fraternidad Medellín, Femsa y Siemens, así como la Gobernación de Antioquia y el Gobierno Nacional, como una maduración y profundización del concepto según el cual la calidad de la educación empieza en la salud de los niños, que tiene como principales enemigos, la desnutrición y la parasitosis. 


Este programa de instalación de plantas de potabilización, cada una de las cuales vale $45 millones, y capacitación a las comunidades educativas para que las operen y cuiden las fuentes de agua, en el entendido de que son recursos finitos, ha llegado a 31.800 alumnos y docentes de 203 escuelas rurales de seis subregiones antioqueñas, y ha incidido en disminuciones de la deserción, el ausentismo escolar, y en mayor protección a las fuentes de agua en las comunidades. Estas inversiones, que suelen ser invisibles para los medios masivos de comunicación, producen grandes cambios en la calidad de vida y en el cuidado de los recursos naturales donde parecen abundantes y, por tanto, están en riesgo.


El viernes pasado culminó en Medellín el primer encuentro de televisiones iberoamericanas, convocado con el tema de “Televisión digital y participación ciudadana” en las televisiones educativas y culturales de América Latina. El acuerdo de los representantes de ochenta sistemas de televisión y treinta expertos dejó como resultado la instalación de una red de televisión digital con énfasis en derechos humanos y posibilidades para trabajar en el desarrollo de contenidos para la televisión abierta y la digital, buscando que contribuyan a procesos de formación de ciudadanías activas en los países convocados. 


Ese importante acuerdo reconoce el crucial papel de los medios masivos de comunicación como agentes co-educadores de los ciudadanos e incluso como coadyuvantes al propósito de mejorar los aprendizajes de los alumnos. Dado que la televisión es el medio por excelencia para el entretenimiento y puede serlo para el ocio creador y la ampliación de formatos para ofrecer contenidos educativos, EL MUNDO y su proyecto Educar mientras se informa vemos con gran interés los desarrollos que lidere esta red de televisiones educativas y que puedan ofrecer a los televidentes de la región acceso divertido a contenidos de calidad que despierten su interés por los distintos saberes y su reconocimiento como ciudadanos participantes en la democracia.


Estas experiencias y los diálogos que provocan entre instituciones que comparten preocupaciones y propósitos en torno al mejoramiento de la educación, contribuyen a la esperanza de que será posible fortalecer la educación pública, ojalá también la privada, como oportunidad singular de la equidad, la ciudadanía y el desarrollo común.