Mundo deportivo

Contador: title counter
Contador de t韙ulos
15 de Septiembre de 2014


El italiano Adriano Malori (Movistar) se impuso en la 鷏tima etapa de la 69 edici髇 de la Vuelta a Espa馻, una contrarreloj de 9,7 kil髆etros disputada en Santiago de Compostela, en la que impuso un tiempo de 11:12.


Foto: EFE 

Alberto Contador es hoy el gran referente del ciclismo mundial en activo.

Redacción-EFE


La Vuelta 2014 parecía no entraba en sus planes, pero las circunstancias llevaron a Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) a tomar la salida en Jerez de la Frontera para llegar al “Final del Camino” en Santiago de Compostela con el maillot rojo sobre sus espaldas después de una gran demostración.


Contador sigue siendo el rey del ciclismo español. Su tercer triunfo en la Vuelta a España se concretó en la plaza del Obradoiro, de Santiago de Compostela. Llluviosa y soleada a ratos, ambientada con sus caminantes, expectantes al paso de los peregrinos de la bicicleta. No estaba la madrileña Cibeles, que no faltaba a la cita desde 1993, para recibir al campeón.


Esta vez fue Santiago Apóstol el anfitrión, quien otorgó el jubileo a Contador, un corredor incógnita en Jerez, un fenómeno en la capital gallega. Dos meses después del accidente en el Tour, el de Pinto se dio el paseo triunfal de casi 10 kilómetros sin asumir riesgos. Se clasificó en el puesto 101 de la CRI, nada menos que a 1.40 de Malori. Suficiente.


Con dos triunfos en el Tour (2007 y 2009) y uno en el Giro (2008), Contador sigue sumando y ahora acumula seis títulos en las grandes carreras, los que le permiten asomar hoy como la referencia del ciclismo español. A sus 31 años, salva una temporada que empezó pletórica y luego pareció arruinarse con la retirada por la caída en el Tour, donde tenía marcado el objetivo del año.


El corredor de Pinto volvió a coronar el podio dos años después. Sin la contundencia de antaño, fue el mejor y más regular entre los favoritos, entre los que se encontró al británico Chris Froome, con quien simbolizó en el Puerto de Ancares el duelo que las caídas evitaron en la “grande boucle”. Además ganó las dos etapas reinas: La Farrapona y Ancares.


“Una victoria especial”, dijo. Llegó a descartar la Vuelta por su maltrecha rodilla, pero se apuntó diez días antes del comienzo, recuperó la forma y se mostró superior. Incluso a Froome, su rival íntimo hasta el último día.


Froome subió al segundo escalón del podio, como en 2011. Dejó la piel por evitar lo inevitable: la superioridad de su rival español. La tercera plaza para Alejandro Valverde, ganador en Cumbres Verdes. El murciano colecciona seis podios en nueve participaciones. Va a renovar hasta 2017 con Movistar, pero los galones serán para Nairo Quintana.


“Purito” Rodríguez se quedó fuera del podio. El catalán no encontró el camino en toda la temporada. Terminó cuarto, sin triunfos de etapa. Y la revelación fue el italiano Fabio Aru, quinto en la general y dos victorias de postín.


También subieron al podio el español Luis León Sánchez (Caja Rural) como rey de la montaña. “Nunca lo pude imaginar”, dijo el cuatro veces campeón de España contrarreloj. El maillot verde por puntos fue para el alemán John Degenkolb (Giant), ganador de cuatro etapas al esprint. Por equipos ganó el Katusha y la combinada se la llevó Contador.


Pero lo mejor es que todo eso promete emociones fuertes para el 2015, porque entonces Contador se volverá a encontrar con otros nombres que ya han demostrado su enorme calidad en las carreras de tres semanas. Ahora viene el tiempo del descanso, pues el 2015 está a la vuelta de la esquina y “todos empezamos de cero”. La motivación no variará. “Me motiva pelear contra los mejores” y eso será lo que intentará el campeón.


Contador ya piensa en un Tour con Nibali, Quintana y Froome. Sin caídas podría ser el mayor espectáculo del mundo.