Nacional

Gobierno pide no
9 de Septiembre de 2014


El jefe del equipo negociador del Gobierno Humberto De la Calle lamentó desde La Habana que uno de los integrantes primer grupo, Angela Giraldo, la hermana de Francisco Javier Giraldo, un diputado regional secuestrado y asesinado por las Farc, fuera ofendida tras regresar de la reunión en Cuba a Colombia.


EFE


Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno en el diálogo de paz con las Farc, pidió hoy no descalificar ni revictimizar a los afectados por el conflicto armado, en una jornada en el que las delegaciones del proceso, que tiene lugar en Cuba, recibirán a una segunda comitiva de víctimas.


En una alocución ante medios en La Habana, De la Calle dio la bienvenida a la nueva delegación de víctimas que debe arribar esta tarde a Cuba para presentar los testimonios de su drama a la mesa de diálogos, donde, aseguró, los negociadores van a lograr "valorar todos los patrones de victimización".


Esta segunda comitiva, que incluye nueve mujeres y víctimas de abusos sexuales, secuestros o despojo de tierras, da continuidad a la primera e histórica reunión que el pasado 16 de agosto sostuvieron en La Habana víctimas de las Farc, el Estado y paramilitares con los negociadores del proceso.


"No puede pasar que mientras hacemos un gran esfuerzo por reconocer sus derechos, las  víctimas terminen revictimizadas en Colombia", sostuvo el líder negociador del Gobierno.


También se refirió al caso de la congresista colombiana Clara Rojas, quien renunció ayer a la Comisión de Paz del legislativo, como consecuencia de un escrito divulgado la semana pasada por las Farc cuestionando su condición de víctima, pese a haber sido rehén de la guerrilla en la selva durante seis años.


"El procedimiento unilateral de descalificación de la condición de víctima de algunas personas, atenta contra la independencia de los organizadores encargados de escoger de manera autónoma y equilibrada a las víctimas que nos visitan", aseveró De la Calle, tras reiterar sus críticas a ese escrito de la guerrilla.


Sobre la participación de las víctimas en las conversaciones de paz, manifestó por otra parte el interés de los negociadores en recibir sus testimonios y construir acuerdos para que puedan ser resarcidas y advirtió de que incluso desean "escuchar a las que no están de acuerdo con este proceso".


En una declaración anterior, el jefe negociador de las Farc, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, también manifestó el interés de la guerrilla por sumar a toda la sociedad colombiana al proceso, en particular a sus detractores.


"La delegación de paz de las Farc invita, especialmente a quienes se sientan enemigos de este proceso (...) a venir a La Habana para ponernos de acuerdo sobre el destino en fraternidad que merece nuestra tierra comunera", señaló "Márquez" en un comunicado leído a la prensa.


El jefe insurgente llamó a "deponer animosidades, a resolver inquietudes y desconfianzas y a reunir esfuerzos" en bien de los diálogos entre Gobierno y Farc, iniciados en noviembre de 2012 y ahora con el tema de las víctimas en agenda.


"Perder esta posibilidad de diálogo que nos ha brindado la historia, sería una insensatez que no perdonarían nuestros hijos y las generaciones que están por venir", añadió "Márquez".