Mundo deportivo

Hesjedal’s first win at La Camperona
Hesjedal estrenó La Camperona
7 de Septiembre de 2014


Los Lagos de Covadonga, la cima en la que la Vuelta empezó a renacer en 1983 y dio su gran salto cualitativo, acogerá por decimonovena vez en su historia una llegada de etapa, la decimoquinta de esta Vuelta que tiene un recorrido de 152 kilómetros.


Redacción/Agencias


El ciclista canadiense Ryder Hesjedal, del Garmin, se impuso ayer en la decimocuarta etapa de la Vuelta que se disputó entre Santander y el Alto de La Camperona (León), de 200 kilómetros, en la que el español Alberto Contador mantuvo el jersey de líder.


Hesjedal, vencedor del Giro 2012, fue el más fuerte de la escapada del día y firmó la hazaña en solitario con un tiempo de 5h.18.11. Entró con nueve segundos sobre el suizo Oliver Zaugg (Tinkoff) y 30 respecto al español Imanol Erviti.


Entre los favoritos se produjo la resurrección del británico Chris Froome (Sky), quien después de pasar apuros en la subida a La Camperona reaccionó para lanzar un ataque en el último kilómetro que soltó a cada uno de sus rivales de la general.


El ganador del Tour 2013 superó en un segundo a “Purito” Rodríguez, en siete a Contador, en nueve al italiano Aru, en 29 a Valverde y en 1.06 al colombiano Rigoberto Urán, quien terminó en el quinto puesto de la general.


Froome ya está en la pomada, se sube al podio como tercero, y se avecinan dos etapas de montaña que prometen batalla. Contador, el primero en atacar en las durísimas cuestas de la “cuestona” leonesa, aguantó el maillot rojo y saldrá a defenderlo en la jornada de los Lagos de Covadonga. Su inmediato rival es Valverde a 42 segundos.


La etapa de la inédita Camperona premió la valentía de Hesjedal, un canadiense de 33 años que ya ganó en el Alto de Velefique en 2009. Días atrás fue objeto de polémica por las sospechas de que podría llevar un motor en su bicicleta. 


Pues arrancó, y de qué manera, a dos kilómetros de meta para rebasar al suizo Oliver Zaugg y marcharse en solitario hasta la cima. Por detrás arrancó primero Valverde, sin éxito; luego Contador, que se llevó a Purito y Aru. Froome empezó a pasar apuros, pero no había dicho la última palabra.


Alzó la voz el británico para decir bien alto que sigue en la Vuelta. Cambió de ritmo y solo Purito le pudo seguir. Cedió Contador, que sufrió en las rampas del 25 por ciento. Y se abrió un nuevo horizonte en la ronda española.


Reacciones


El canadiense Ryder Hesjedal se reencontró ayer con la victoria, más de dos años después de vestirse el maillot rosa en el Giro 2012, algo que calificó de “genial volver a ganar”.


“Siento pasión por este deporte y es genial volver a conseguir una victoria. Es algo que tenía en mente, consideraba que para mí la Vuelta no se había acabado y tenía que intentarlo”, expresó el ganador de la etapa.


Por su parte, Alejandro Valverde manifestó que “he perdido un poco de tiempo con Alberto pero está bien. Todavía quedan por delante dos días muy importantes. Ahora a lo mejor tenemos que conservar y que sean otros los que ataquen como ‘Purito’ Rodríguez o Chris Froome”.