Mundo deportivo

Triple of Degenkolb!
¡Triple de Degenkolb!
5 de Septiembre de 2014


El español Joaquim “Purito” Rodríguez resaltó que “Alberto Contador y Alejandro Valverde no solo tienen ventaja en tiempo sino en fuerzas”, pero advirtió que “queda mucha montaña y espero que la Vuelta se ponga bien para mí en lo que resta”.


Foto: EFE 

John Degenkolb se confirma como uno de los grandes velocistas del lote mundial.

Carlos de Torres Logroño-EFE


En fechas del Mundial de baloncesto, el alemán John Degenkolb anotó el primer triple de la Vuelta a España al imponerse en la duodécima etapa que se desarrolló en un circuito de Logroño, sobre 166 kilómetros, donde una caída anuló a sus rivales directos, entre ellos al francés Bouhanni, pero que no afectó para que Alberto Contador mantuviera “la roja”.


La montonera que se produjo por detrás, mientras se disputaba el sprint, no dejó consecuencias para nadie, ni físicas ni de tiempo, y con los favoritos a salvo, aunque entraron cortados  del lote pero los jueces les dieron a todos el mismo tiempo.


Logroño recibió a la Vuelta con una etapa llana, cómoda aún con los peligros de un circuito de 20 kilómetros al que había que rodear ocho veces. 


No les gusta a los ciclistas lo de “etapa de transición” porque para que ruede la bici hay que dar pedales, y además hace calor, que lo hizo. Pero lo que les termina de dar la razón es que a pesar de que terminaron por debajo de la peor media de velocidad: 39,7 kms/hora, pueden pasar cosas. Como una caída. Y sucedió.


La etapa se presumía para un velocista, y se cumplió el pronóstico por mucho que un valiente se esforzara todo el día en realizar un viaje a ninguna parte. Ebrio de ilusión, de valentía, el austríaco Matthias Krizek (Cannondale) se escapó nada más darse la salida. Abrió una ventaja de 10 minutos en el kilómetro 40 y fue alcanzado a 11 de la raya. Fue el único que rompió monotonía en la jornada.


La Francaise, de Bouhanni y el Giant, de Degenkolb, ya tenían que asumir sus responsabilidades, pero los intrusos salen por montones si hay intereses, incluso con favoritos a bordo. El Tinkoff llevó a Contador en cabeza y solo se retiró del frente cuando el madrileño se sintió a salvo. Aunque nunca se sabe.


Le atacaron de lejos a Degenkolb, pero el alemán de Gera, de 25 años, progresó como un rayo para imponer la ley del más fuerte. La octava victoria en la Vuelta para un ciclista que quiso ser futbolista. El consejo de su padre para decantarse por la bici le ha permitido ganar la Gante Wevelgem y una etapa en el Giro.


Degenkolb ganó en la capital de La Rioja en su triunfal 2012. Dos años después volvió a brindar con una nueva victoria, que cumplió al pie del guion.


“El Tour no fue como esperaba porque quería ganar una etapa y no lo conseguí. Los tres triunfos en la Vuelta son un alivio y una satisfacción y suponen un impulso para el final de temporada”, manifestó Degenkolb.


“Mañana (hoy) vuelven los puertos de montaña y habrá un final relativamente peligroso. Va a ser un día para estar atentos, sobre todo en la parte final, y será un día ajetreado”, anotó por su parte el líder Alberto Contador.



En un mes podrá entrenar

El ciclista del equipo Movistar, Nairo Quintana, podrá volver a subirse a la bicicleta en un mes tras la exitosa operación a la que fue sometido ayer en Pamplona tras la caída que sufrió el miércoles en la undécima etapa de la Vuelta Ciclista a España y que le obligó a abandonar la carrera.


Jesús Alfaro, el jefe de traumatología de la Clínica San Miguel de Pamplona que operó al colombiano, explicó en conferencia de prensa tras la intervención que Quintana tendrá que estar dos o tres semanas con el brazo en cabestrillo y que, en un mes y medio, podría volver a competir.


La lesión de Nairo Quintana no es muy común, anotó el médico. En la caída que sufrió se le desprendió la apófisis coracoides del resto de la escápula u omóplato. “Lo que hemos hecho ha sido llegar a la apófisis coracoides y sujetarla con dos tornillos”, narró el doctor Alfaro.


La operación, que tardó alrededor de hora y media, obligó a la anestesia general. “No se ha quejado en ningún momento, todo han sido facilidades, es un chaval muy majo”, reconoció el doctor Alfaro.


El médico del equipo Movistar, Alfredo Zúñiga, ratificó esta actitud positiva de Nairo Quintana. “Cualquier contrariedad que se encuentra en la vida, a los 30 segundos ya está sacando el lado positivo, todo lo asimila muy bien”.


Aunque reconoció que la caída y retirada de Quintana es “un contratiempo” para el equipo, el doctor Zúñiga consideró que “es una cosa que en el ciclismo nos encontramos frecuentemente, así que lo enfocaremos a darle una solución rápida, que se recupere enseguida”.


Si se cumplen los pronósticos y el postoperatorio transcurre con normalidad, hoy viernes Nairo Quintana sería dado de alta y podría salir del hospital.