Nacional

Petro’s fine over garbage crisis was ratified
Ratifican multa a Petro por crisis de basuras
5 de Septiembre de 2014


Como parte de una multa mayor por la Superintendencia de Industria a diferentes entidades oficiales y funcionarios por el caso de las basuras de 2012, el alcalde de Bogotá tendrá que pagar a título personal 410 millones de pesos. La multa total asciende a 80.794 millones de pesos.


Foto: Archivo El Mundo 

“Aquí se le está mandando un mensaje al país, a todos los alcaldes, en el sentido de que recuperar el poder público es un crimen, un delito o una irregularidad”, dijo Petro cuando fue destituido por el caso de las basuras, en marzo pasado.

EFE, Bogotá


La Superintendencia de Industria y Comercio ratificó ayer una elevada multa a la ciudad de Bogotá, a su alcalde, Gustavo Petro, y a varias empresas públicas, entre otros, por irregularidades en el cambio del esquema de recolección de basuras en 2012, proceso que causó la destitución temporal del funcionario.


La multa total a las empresas asciende a 80.794 millones de pesos, de los cuales la mayor parte recae en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, sancionada con el pago de 61.600 millones de pesos, explicó el superintendente ad hoc, Luis Guillermo Vélez.


De igual manera, diez personas naturales con responsabilidad administrativa, entre las que se encuentra el alcalde, tendrán que pagar una multa total de 1.541 millones de pesos.


La multa que tendrá que cancelar Petro a título individual es de 410 millones de pesos y al igual que las demás sanciones pecuniarias, es inapelable.


La decisión fue adoptada tras comprobar que se presentaron “prácticas violatorias al limitar la libre competencia en el marco de la creación, implementación y puesta en marcha del actual esquema de recolección de basuras en Bogotá”, implantado por la Alcaldía en diciembre de 2012, según la Superintendencia.


El 18 de diciembre de ese año y durante varios días, la capital colombiana estuvo inundada de basura como consecuencia de un complicado cambio del modelo privado vigente a uno público, con el que Petro pretendía ahorrar millones en el pago a cuatro empresas y reinvertirlos en programas de reciclaje.


Según la Superintendencia, además de la Empresa de Acueducto, también tendrán que responder financieramente la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, con 17.864 millones de pesos y Aguas de Bogotá, con 1.330 millones de pesos.


La entidad explicó que las personas sancionadas “colaboraron, facilitaron, autorizaron, ejecutaron y/o toleraron el diseño e implementación de un esquema de recolección de basuras para Bogotá en violación de la Constitución y de la ley”.


La Superintendencia ratificó también la decisión de ordenar el cese inmediato de cualquier conducta “encaminada a bloquear o limitar la participación de competidores en el mercado de prestación del servicio de aseo en la ciudad de Bogotá”.


Finalmente, otorgó un plazo de seis meses para la implementación de un nuevo régimen de libre competencia de recolección de residuos en la capital colombiana.



“Mi patrimonio se extinguió”: Petro

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, manifestó que la multa que le impuso la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) no ha sido por la crisis de basuras de diciembre de 2012 sino por desprivatizar un servicio público.


“Por desprivatizar un servicio público e incluir a los recicladores debo pagar 400 millones de multa. Mi patrimonio personal se ha extinguido”, afirmó Petro en su cuenta de Twitter.


Por este caso, Petro fue procesado por la Procuraduría General, que ordenó su destitución e inhabilitación por 15 años para ejercer cargos públicos, sentencia que fue ejecutada por el presidente Juan Manuel Santos, el pasado 19 de marzo. Sin embargo, una acción de tutela restituyó a Petro en el cargo de alcalde un mes después.