Nacional

Government and FARC resume dialogues today
Gobierno y Farc retoman los diálogos hoy
1 de Septiembre de 2014


La semana pasada, el presidente Juan Manuel Santos anunció la creación de una nueva unidad militar, el Comando de Transición, que se encargará de liderar el paso al posconflicto.


Foto: Cortesía 

En total viajarán 60 víctimas a Cuba, para participar en los diálogos de paz.  

EFE y Redacción EL MUNDO


derechoshumanos@elmundo.com


La delegación del Gobierno en el proceso de paz, en cabeza de Humberto de la Calle, viajó ayer a Cuba, para iniciar hoy el ciclo 28 de los diálogos con las Farc en La Habana. El presidente Juan Manuel Santos se refirió al proceso y dijo que lograr la paz “será un camino largo, sin duda, pero ya empezamos a andarlo con pies firmes y, de hecho, vamos bien avanzados”.


Este nuevo ciclo seguirá estando centrado en el tema de las víctimas, que constituye el punto cinco de la agenda, que inició el pasado 12 de agosto, y que es considerado uno de los más difíciles de todos, porque incluye la discusión sobre verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de los hechos que han marcado casi 50 años de conflicto armado. 


Un nuevo cara a cara


Aunque la fecha en la que viajaría el segundo grupo de doce víctimas a La Habana aún no se ha decidido, se espera que sea entre el 9 y el 11 de septiembre. Esta delegación tiene como objetivo presentar ante la mesa de negociaciones, al igual que lo hizo la primera, sus historias, planteamientos  y propuestas sobre lo que esperan de este proceso quienes han sufrido directamente la tragedia del conflicto.


Si bien, los nombres de los seleccionados solo se darán a conocer cuando el viaje sea concretado, el Gobierno se ha comprometido a que estos representarán en la mesa todos los hechos victimizantes y a poblaciones específicas, como mujeres, indígenas y afrodescendientes. 


Cabe recordar que estos encuentros y en especial la selección de las víctimas han suscitado polémica en varios sectores del país. Sin embargo, ese primer grupo de víctimas, el cual viajó el pasado 16 de agosto, expresó por unanimidad su confianza en el proceso de paz como único camino para el fin de la violencia y para alcanzar la reconciliación.


Un largo proceso


La semana pasada, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo Caro, reconoció las dificultades que viven algunos departamentos del sur de Colombia, por causa del conflicto armado y resaltó la importancia de darle una oportunidad al proceso de paz, para lograr la terminación de estos hechos.


“Entiendo que para quienes han vivido tan de cerca el conflicto y tan de cerca la violencia de las Farc sea inimaginable que el conflicto se pueda acabar. Esto no se trata de creerle a las Farc, se trata de creerle al proceso y de construir una visión de paz”, manifestó. 


Asimismo, hizo referencia al punto de las víctimas, como el centro del proceso, y resaltó la relevancia que tiene enmarcar su participación en los diez principios emitidos por la mesa. “Si estamos pensando en una paz territorial, tenemos que pensar en soluciones que atiendan a las víctimas directas pero que no se olviden de las demás. De manera que haya una dimensión individual y una dimensión colectiva y territorial”. Finalmente, expresó que el camino hacia la paz es largo, por lo cual hay que empezar a prepararse desde ya, en temas como la seguridad y la reincorporación civil de los excombatientes.



Lo que ha pasado

Desde que comenzaron las negociaciones de paz, en noviembre de 2012, las partes han alcanzado acuerdos en tres de los cinco puntos de la agenda: tierras y desarrollo rural, participación política y drogas y cultivos ilícitos. Además, se decidió la participación directa de las víctimas, la cual se hará en cinco ciclos y se creó la subcomisión técnica, conformada por altos mandos militares, quienes tratarán temas como la dejación de armas, el cese el fuego bilateral y la reincorporación de los guerrilleros que se desmovilicen y desarmen. 


También se creó la Comisión Histórica de la Verdad, compuesta por doce expertos, que elaborarán informes sobre los orígenes del conflicto y las secuelas que ha dejado en Colombia.