Columnistas

Titulares
Autor: Pedro Juan Gonz醠ez Carvajal
26 de Agosto de 2014


Hay algunos titulares de medios escritos que llaman la atenci髇, ya porque atraen, ya porque invitan a la reflexi髇, ya porque tratan de informar y tranquilizar, ya porque tratan de divulgar e inquietar.

Hay algunos titulares de medios escritos que llaman la atención, ya porque atraen, ya porque invitan a la reflexión, ya porque tratan de informar y tranquilizar, ya porque tratan de divulgar e inquietar.


En días recientes ADN en su edición del lunes 11 de agosto  anuncia que “Expertos en túneles harán Parque del Río” y dentro de la noticia se enumeran algunas de sus importantes obras con el fin de hacer justificable y adecuada su selección, la cual no me merece ningún cuestionamiento. Lo que sí llama la atención es que se destaque que los expertos cuenten  dentro de sus obras, el que  “Diseñaron el Puente de la 4 Sur”. Como no se precisa de cuál de los distintos tipos  de diseños que implica una obra de tales características es que se habla,  no entro en honduras, pues lo que es claro es que dicha obra no generó el impacto positivo que se esperaba, sino que concentró y evidenció  las congestiones en sus extremos, que aún hoy en día las estamos padeciendo los ciudadanos que pagamos por ella con nuestros impuestos.


Otro titular que produce hilaridad en medio de la tragedia que encierra,  es el de la primera página de El espectador del 14 de Agosto. “ !No nos callarán! ”, y debajo una gran foto de la protesta que varios periodistas de Medellín con sus bocas tapadas, realizaban por el crimen atroz y anunciado del periodista Luis Carlos Cervantes.


Pues claro que callarán a unos mientras los otros hacen el relevo. Es como cuando ante el asesinato de un personaje de kilates aparecen titulares tan originales como los de “No pasarán” y el sempiterno de  “Los buenos somos más”.


Si un crimen como el de Luis Carlos Galán acaecido hace 25 años ha quedado  en la impunidad, ¿qué esperanzas tenemos de que este nuevo  crimen sea resuelto? ¡Amanecerá y veremos!


Pésima la colocación de los dos grandes marcos o arcos que ubicó EPM el día Sábado 16 de agosto entre San Diego y el Hotel Intercontinental con motivo de la etapa contra reloj a correrse en las horas de la noche.


Durante el día generaron grandes congestiones pues su diseño hacía que estuvieran asentadas en la calle y no en los andenes, como ha sucedido cuando se coloca el gran marco o arco a la bajada de Las Palmas antes de San Diego, para dar la bienvenida a los asistentes a algún gran evento o para anunciar algunas actividades  de ciudad. ¡Ojalá no se repita!


Que El Niño sí, que El Niño no y mientras cuaja o no este fenómeno climático, tardíamente tratamos de encontrar y aplicar los remedios que se han debido implementar desde hace casi dos años.


Nombran a una niña como Señorita  Antioquia y a los pocos días es reemplazada porque dizque no cumple con apartes  del reglamento establecido. Excelente proceso de verificación de condiciones iniciales por parte de los organizadores. ¡Que oso tan peludo!


Ahora que por fin la Administración Municipal le quiere dar un empujón a la recuperación del centro de la ciudad, se presenta un importante proyecto de intervención  sobre la Carrera Bolívar, dividido en tres etapas, así: Tramo 1 entre la Calle Colombia y la Avenida La Playa. Tramo 2 entre la Avenida La Playa y la Estación Prado. Tramo 3 entre la Calle Colombia y la Calle San Juan. Gran valor tendría esta obra si se asegura su financiación y se inicia desde ya la ejecución de las tres etapas, pues de lo contrario, queda abierta la posibilidad de que a la próxima administración le interese o no su continuidad, como ha sucedido casi siempre con las intervenciones que cada Alcalde quiere hacer sobre el centro de la ciudad, y como siempre, quedamos empezados.


Leyendo en algún lugar me encuentro con la siguiente aclaración que me parece pertinente: “El tiempo no es oro: El tiempo es vida”.


Y nada es más apropiado. Cualquier recurso, cualquier logro, cualquier conquista puede ser alcanzada. Sin embargo, para nosotros los humanos, el tiempo es asunto de los Dioses, asunto que se nos sale de las manos.


NOTA: Afortunadamente tenemos un año de gracia para evitar la venta de Isagén.