Economía

A transformation guided by entrepreneurship
Una transformación guiada por el emprendimiento
26 de Agosto de 2014


Por primera vez Medellín fue sede de la Cumbre Latinoamericana de Kairos Society, una compañía que desde 2008 empodera a jóvenes de todo el mundo, cuyo espíritu de emprendimiento en proyectos de salud, educación y tecnología limpia han demostrado que pueden mejorar el planeta.


Foto: Cortesía 

De izquierda a derecha, Alex Fiance, presidente Global de Kairos; Camilo Restrepo, de Argos; Andrés Villegas, de Bancolombia; Luis Felipe Hoyos, vicealcalde de Desarrollo Económico de Medellín; y Juan Camilo Quintero, director de Ruta N.

Cortesía Bancolombia

Carolina Tejada Marín


economia@elmundo.com


La sociedad que acoge y apoya los innovadores proyectos tiene como requisito de acceso que estos sean desarrollados por jóvenes menores de 25 años y se enfoquen en alguno de los tres ejes en los que trabaja la sociedad: educación, tecnologías limpias o en salud. Pero el requerimiento más importante para Kairos es que los emprendedores quieran cambiar el mundo positivamente, que no quieran hacer solamente un negocio de sus ideas sino que su espíritu emprendedor sea una forma de transformar el planeta.


Vanesa Restrepo, presidente de Kairos Society para Latinoamérica, explicó que el objetivo es “unir a la ciudad en temas de innovación social, queremos que vean esas fronteras que tenemos tanto en temas de salud, educación, ecosistema, tecnologías limpias y comunidades, analizando cómo podemos encontrar soluciones potenciales a esas problemáticas y a partir de ellas identificar oportunidades”.


Por su parte, Alex Fiance, presidente Global de Kairos Society, aseguró que “para las personas jóvenes es muy difícil tomar retos que no sean pequeños, entonces el primer paso a dar es la autoconfianza, es muy importante que sean capaces de asumir retos de gran escala, para lograrlo necesitan pruebas de que sí es posible, por eso lo más significativo en ese caso son las historias de éxito, ejemplos de jóvenes pioneros que han logrado asumir grandes retos y han logrado cosas importantes, ellos son fuentes de inspiración que hacen que los demás quieran seguirlos y ser así”.


El presidente Global de la asociación Kairos recomienda que en aquellos ecosistemas donde no es tan fuerte el emprendimiento lo primero que se debe hacer es construir modelos a seguir, pese a que no es una tarea sencilla, es posible. Por eso se  necesita también recurrir al apoyo de líderes que ya estén  establecidos en la industria y que ayuden a esos jóvenes emprendedores a llevar sus tecnologías al mercado.


Si bien los buenos ecosistemas parten principalmente del sector académico, contexto que genera oportunidades para luego acceder a un buen empleo, se percibe también que para muchas personas graduadas de excelentes universidades es muy difícil ubicarse en el entorno laboral; allí radica la importancia de ese espíritu emprendedor y las buenas ideas, pues son ellas quienes pueden mejorar la calidad de vida y lograr los cambios positivos que la sociedad requiere. “El mundo cambia constantemente y las compañías y personas deben innovar al ritmo que este lo haga”, afirmó Luis Felipe Hoyos, vicealcalde de Desarrollo Económico, Internacionalización, CTI y APP de Medellín.


El año pasado, Kairos Society logró conseguir más de US$40 millones para la ejecución de sus proyectos, de los cuales aproximadamente $1.000 millones fueron destinados a proyectos de Medellín, cifra que esperan duplicar para el próximo año y continuar así fomentando el espíritu de emprendimiento de cientos de jóvenes en todo el mundo.



Un caso de éxito

Daniel Rudyak, representante de la empresa CEO Cortex US, afirmó que “la mayoría de tecnología que hoy exporta Estados Unidos está relacionada con redes sociales y aplicaciones, no es nada tangible”, por eso ellos se han enfocado en desarrollar un producto innovador, tangible y que brinda soluciones a la sociedad. Se trata de fabricar concreto que funciona como una alfombra casera, se fabrica el concreto en dicha forma, luego se envuelve y se transporta mucho más fácil, una vez en su destino final se planta, se aplica agua y se endurece. “Es mucho más económico para la infraestructura trabajar de esta forma. Media pulgada de la mezcla nuestra, remplaza seis pulgadas tradicionales de concreto, es muy fácil de usar, tiene un excelente costo-beneficio y los usuarios principales son del sector agrícola, minería y petróleo”, aseguró Rudyak. En este momento, la empresa está trabajando en África realizando canales de agua para que pueda llegar a las comunidades y en Estados Unidos trabajan principalmente con minería.