Economía

Colombia comes out harmed when “packaged” with Latin America
Colombia resulta perjudicada en el “empaquetamiento” con América Latina
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
25 de Agosto de 2014


Colombia siempre ha sido vista dentro de una región dinámica, pero ahora crece a mayor ritmo que América Latina y los analistas están preocupados por la irradiación de imagen que puede conllevar esto.


Foto: Cortesía 

Latinoamérica, como conjunto, está perdiendo atractivo para la inversión extranjera norteamericana y europea, según los analistas.

economia@elmundo.com 


Twitter: @olgarendonm


La Cepal bajó, en días pasados, las previsiones de crecimiento para América Latina, mismas previsiones que habían sido ajustadas a finales del año pasado, a 2,2 % y no 2,7 % crecerá la región según este organismo. Colombia, en cambio, estará en los primeros lugares de crecimiento después de Panamá y Bolivia. Los analistas observan que el “empaquetamiento” de Colombia en la región puede ser perjudicial para la inversión extranjera y para el desarrollo económico del país.


Por su parte, el Banco Mundial indicó que “la caída continua en el precio de las materias primas amenaza con reducir los ingresos por exportación en 2014. Los precios de los alimentos y metales disminuyeron en 14 % y 47,5 %, respectivamente, desde sus picos en 2011.  Asimismo, se calcula que los flujos de capital hacia la región caerán un 3,7 % en 2014 como resultado de la disminución del programa de expansión cuantitativa iniciada por la Reserva federal de los Estados Unidos, en enero de 2014. Esto probablemente impacte en la demanda doméstica y reduzca el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)”. 


“El extraordinario crecimiento reciente de la región y su capacidad para sobrellevar la recesión mundial de 2008/09 contrastan fuertemente con su poca productividad. Los costos logísticos son elevados, la infraestructura está deteriorándose y la educación es de escasa calidad. La logística en América Latina y el Caribe cuesta de dos a cuatro veces más que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y los Tigres asiáticos”, afirmó el Banco Mundial.


De otro lado, la semana pasada, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, manifestó preocupación con respecto al crecimiento de Latinoamérica y de cómo está irradiando un crecimiento incipiente a todos los países que la componen y puede verse afectada la imagen de Colombia en el mundo. En la industria, por ejemplo, “Colombia comparado con América Latina va muy bien, México está apenas creciendo en 1,1 %, otros países que tienen procesos comerciales como Perú, Argentina y el mismo Brasil, tienen cifras negativas, la industria ha venido decreciendo en la dinámica de producción de los últimos seis meses”, indicó Mac Master.


Para el experto en Relaciones Internacionales en Colombia y América Latina de la Universidad Eafit, Luis Fernando Vargas Alzate, América Latina sigue comportándose mucho mejor que otras regiones del mundo, independientemente de los procesos industriales de alto valor. “América Latina, anclada al tema de la exportación de commodities o recursos naturales, viene mostrando un desempeño mucho mejor que el promedio global”, dijo el experto.


Sin embargo, las críticas que se le hacen a la dinámica económica de la región están todavía ancladas a un tema que no es nuevo y es la variación de los precios de los recursos naturales dado el desempeño en la economía global. Esto es, que si en general se presenta descenso marcado del precio de los recursos naturales y de la materia prima a nivel mundial, pues afectará el desempeño de la región. Pero también que de mantenerse la tendencia actual de los precios a nivel internacional, hará que la región mantenga el nivel por encima del promedio mundial, explicó el experto.


La región se ha mantenido en un nivel de crecimiento económico por encima no solo de Estados Unidos y de Norteamérica en general sino de Europa, y solamente es superada por la región del Este asiático, o el Sudeste asiático, que son unas economías que por supuesto llevan una delantera en temas industriales, pero que también son buenos consumidores de materia prima y de recursos que América Latina provee.


Un “empaquetamiento” peligroso


Juan Manuel Restrepo Abondano, rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), explicó que “lo que está sucediendo en este momento, yo coincido, al empaquetarnos quedamos en un promedio ahí tenue, pero es que nosotros no estamos en esa vía, nosotros no estamos en la vía de la Alianza del Alba, no estamos en la vía de Mercosur, no estamos en la vía de no mostrar cifras reales en inflación, no estamos en la vía de abusar de la tasa de cambio, esa es la vía de otros. Nuestra vía es una proclive al comercio internacional, es una vía que cree en la inversión extranjera, es una vía que promueve oportunidades de negocios en los países, es una vía  radicalmente distinta”.


Indicó además, que no le gusta que empaqueten a Colombia con la región porque a la larga Latinoamérica es una “mezcla disonante”.


El rector también acotó que “Latinoamérica en este momento es muy disímil, y hay modelos como la Alianza del Pacífico y países como Colombia que son ejemplos para el mundo y para la región, y hay países desastrosos, uno ve la realidad macroeconómica de Venezuela y de Argentina y eso es un desastre, entonces cuando uno tiene países desastrosos que lo que hacen es que le bajan el promedio derivado de que otros sí están creciendo, porque la Alianza del Pacífico sí que está creciendo, uno encuentra ahí un paquete que no se puede sumar, eso es como sumar peras con bananos podridos”.


En esa misma línea de pensamiento está Luis Fernando Vargas Alzate , quien aseveró que “cuando tenemos en cuenta a América Latina como una región, como un todo, no se puede perder de vista lo que viene ocurriendo con Argentina,  el tema de la inflación en Venezuela, que tiene un resquebrajamiento económico cada vez más notorio, dado que se dedicó solamente a exportar petróleo e incluso, no se puede perder de vista, que el tema brasileño afecta a la región y le hace bajar ese indicador de crecimiento económico, porque Brasil viene de un proceso de estancamiento económico. En realidad, no creo que a Colombia lo afecte de manera directa, pero sí a la región porque le hace bajar sus indicadores”.


Y la alternativa


Los expertos y analistas coincidieron en que la Alianza del Pacífico se consolida como un escenario de crecimiento en el que el mundo tiene puesto los ojos, no en vano 32 países tienen sus ojos en ella. “Yo creo que con estrategias como la Alianza del Pacífico nos pueden ver como lo que somos, economías realmente competitivas por eso creo que hay que darle desarrollo a esa alternativa, si no lo hacemos nos van a ver empaquetados en esa mezcla jugosa de todo”, aseguró Restrepo Abondano.


En este mismo sentido, Vargas Alzate fue enfático en decir que, “a Colombia, diría yo, la manera más juiciosa de mirarle es de manera individual, e incluso es uno de los procesos que hoy se considera con mejor desempeño como lo es la Alianza del Pacífico. Haciéndolo de esa manera, yo creería, que se puede singularizar el caso colombiano que, si bien, no es absolutamente exitoso, sí es para mostrar. Es decir, un crecimiento económico que está por encima del promedio regional, un crecimiento económico que es superado solo por muy pocos, que inclusive está por encima del crecimiento mundial”.


Los expertos piensan, también, que el panorama de la región sigue siendo alentador, a pesar de que hay un descenso en las cifras, es decir, en los últimos años América Latina ha venido decayendo un poco ese número de crecimiento económico, pero se mantiene por una buena cifra, sobre todo si se compara con el promedio mundial.



Los riesgos de pertenecer a una región

Contrario a lo que la generalidad de los analistas piensan, Maria Alejandra González Pérez, directora del Grupo de Estudios Internacionales de la Universidad Eafit, considera que este “empaquetamieto” es lo más natural y que, como siempre, pertenecer a una región conlleva riesgos.


“Lo que pasa es que en América Latina hay unos casos históricamente que han sobresalido, se habla de una región pero solamente por unos antecedentes históricos y culturales, pero el rendimiento económico de países como Argentina, México, Chile, Brasil y Venezuela en su momento eran sobresalientes y sin embargo se siguió hablando de América Latina. Entonces la generalización no ha sido solamente para Colombia, ni solamente ahora que los indicadores son buenos para nosotros”, dijo González Pérez.


Lo mismo ocurrió en el caso europeo, “en la época en la que Portugal, España  y Grecia estuvieron en decaída, hubo países que reaccionaron muy bien como Alemania y Francia, entonces hay momentos en los que se puede hacer una excepción”. Y “cuando pasaron los milagros económicos de países específicos del Sudeste asiático, casos puntuales el de Singapur y el de Malasia, se irradió para toda la región y se asumía como el Sudeste asiático, pero había países como Camboya, Indonesia y Vietnam que no llegaban a los mismo indicadores, eso son parte de los riesgos y de los beneficios de hacer parte de una región porque te van a asociar en los aspectos positivos y en los aspectos negativos”, concluyó la directora.