Columnistas

¿Educadores?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
23 de Agosto de 2014


Las causas originales y definitivas para nuestro conflicto bélico, la tragedia del narcotráfico y la pobreza del pueblo se dan por deficiencias educativas, ya que ni los padres de familia y menos los maestros cumplen adecuadamente sus funciones.

1

Las causas originales y definitivas para nuestro conflicto bélico, la tragedia del narcotráfico y la pobreza del pueblo se dan por deficiencias educativas, ya que ni los padres de familia y menos los maestros cumplen adecuadamente sus funciones.


En el caso concreto de los maestros escolares es muy curioso que se den altos grados de conocimientos en filosofía, matemáticas y modernísimas tecnologías, lo que contrasta con la ignorancia en principios básicos que deberían ser enseñados a todos los niños. Un caso muy especial está sabiamente estudiado en los informes estadísticos que sabiamente publican las Naciones Unidas, en donde se demuestra que diariamente muere una persona como consecuencia directa de haber adquirido una enfermedad transmitida por la fatal costumbre de escupir en lugares públicos. ¿Cómo es posible que nuestros profesores no le estén enseñando a todos los niños que es prohibido escupir en público para no ser culpable de la muerte de otro ser humano? Tanto los padres de familia como los maestros deberían cumplir con la obligación de tales enseñanzas.


Otro caso bien curioso es el de un estudio estadístico que demuestra matemáticamente que cada colombiano pierde, de su promedio total de años de vida, la cantidad de ocho meses y quince días por el tiempo que pierde al caminar por las aceras de las ciudades y los pueblos como consecuencia de que la mayoría de las personas al caminar no lo hacen correctamente por el lado derecho. Tampoco saben que se debe caminar llevando una velocidad igual o parecida a quien va más adelante. También es obligatorio darle preferencia en las aceras a los ancianos, a los niños y naturalmente a los discapacitados. Al respecto de este tema hay que recordar que países como Francia, Bélgica y Holanda enseñan en las escuelas a todos los niños para que caminen correctamente por las aceras.


En la actualidad, en países como Colombia se están dando altísimos niveles de tecnologías que puede usar toda la población como es el caso de los teléfonos celulares, los computadores interconectados y la televisión, lo que debería estar sirviendo primordialmente en los procesos educativos y no para colmar unos pocos bolsillos económicamente. Nuestro Ministerio de Educación debería ser el que más utiliza todos esos inventos para impartir una educación que nos haga pacíficos y prósperos económicamente.


Concretamente la televisión nos debería educar con sus telenovelas y comerciales y nunca transmitir programas con discriminaciones por raza o por la apariencia de los vestidos que llevamos y mucho menos por la marca del automóvil que se use. En un país como Colombia con sus actuales conflictos y tragedias, ¿cómo es que no nos enseñan principios básicos de convivencia social ni suspenden diabólicos noticieros que al mostrar los delitos y accidentes lo que hacen realmente es enseñar el modo y la maña para que los delincuentes no corran el peligro de ser sancionados por la justicia.


Finalmente repito mi convicción de que todo sistema educativo se debería servir de las nuevas tecnologías modernas y utilizarlas para que se dé un gran paso adelante en educación que nos lleve a la paz y al progreso. Si alguien desea estudiar y leer los trabajos editados por las Naciones Unidas, puede buscar en esta dirección:




Comentarios
1
Artemio
2014/08/23 09:07:57 am
"¿...las nuevas tecnologías modernas?". Hombre, menos mal que usted no escribe como 'educador'; menos mal.