Nacional

Unos 1.000 guardas del Inpec salieron a huelga
21 de Agosto de 2014


Yesid Reyes Alvarado es posicionado a esta hora, por el presidente Juan Manuel Santos, como nuevo ministro de Justicia, quien asume su cargo ante una crisis carcelaria que necesita urgente medidas efectivas.


EFE-Redacción EL MUNDO


Unos 1.000 guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec)  iniciaron hoy una huelga en protesta por la falta de dignificación del sistema de prisiones, donde muchos de los presos sufren violación de sus derechos humanos, informó la institución.


El paro, que arrancó a las 7.00 hora local (12.00 GMT), las manifestaciones se dan después de que los continuos reclamos sobre el salario y aumento del personal. 


Con esta medida se interrumpirán las remisiones de internos, así como los traslados ordinarios a sede judicial o las visitas de familiares y abogados.


No obstante, la institución matizó que los traslados urgentes relacionados con las necesidades médicas de los presos continuarán.


Los carceleros buscan poner fin a las violaciones de derechos humanos que sufren los presos, aseguran, cuando ingresan en las Unidades de Reacción Inmediata (URI), primera instancia perteneciente a la Fiscalía antes de su traslado a prisión.


Además de agresiones, en estas instancias se han llegado a registrar hacinamientos que han obligado a mantener a los detenidos en carpas situadas al aire libre a las afueras de Bogotá, informaron medios locales.


Coincidiendo con el primer día de huelga, trabajadores del sistema de prisiones tienen previsto manifestarse en la capital  ante la sede del ministerio de Justicia.


Además de la huelga, tendrá que gestionar los recientes cambios en la dirección del Inpec, pues ayer miércoles asumió el máximo cargo de esta institución de forma provisional el coronel John Alejando Murillo, después de la renuncia del general Saúl Torres tras apenas siete meses en el cargo.