Mundo deportivo

The applause was heard from Spain
Los aplausos se escucharon desde España
Autor: Javier Ramirez
19 de Agosto de 2014


La edición 65 de la Vuelta a Colombia se correrá la primera y segunda semana del mes de junio de 2015, una carrera que la Federación Colombiana de Ciclismo quiere hacer de catorce etapas, lo cual gestiona desde ya ante la UCI.


Foto: Rubén Dario Marín Cortés 

Óscar Sevilla, bicampeón de la Vuelta a Colombia

Desde Ossa de Montiel, ese pequeño municipio de la provincia de Albacete, en el sureste español, también se escucharon aplausos, voces emocionadas y una alegría que casi se podía tocar desde Medellín.


La emoción viajaba más rápido que la luz y desde aquí el campeón podía abrazar el sentimiento de su familia, de quienes nunca se han alejado de él, pese a la distancia y a la adversidad que se puede cruzar en el camino en cualquier momento de la vida.


A ellos, su mamá Ascensión Rivera, su hermano Andrés, sus sobrinos Alejandro y Jaime, a su cuñada María, y aquí a su esposa Ivonne y a sus dos pequeñas hijas, Luna y Mía, Óscar Sevilla les dedicó especialmente el título de la Vuelta a Colombia, el segundo consecutivo, el más dramático y estrecho de las 64 ediciones disputadas, porque al final se decidió por un segundo.


“Es un momento especial, que uno quiere compartir con toda la gente que quiere, pero es difícil expresar el sentimiento. Mi familia me contó que el pueblo se alegró (Ossa de Montiel), que hubo muchas voces de alegría, de felicitaciones, porque la Vuelta a Colombia hoy es un evento mundial, allá estaban pendientes todos los días de lo que acá ocurría y el final fue motivo de fiesta”, contó el ciclista del EPM-UNE Área Metropolitana, que hoy encabeza la lista de los personajes ilustres de su tierra natal.


-¿Óscar, a quién le dedica este título?


“Tengo mucha gente a quien dedicárselo porque gracias a Dios tengo mucha gente que me quiere, mucha gente que aporta en mi vida, pero creo que lo más importante es mi familia, mi mamá, mi hermano Andrés, mis sobrinos Alejandro y Jaime, mi cuñada María, mi mujer Ivonne y mis hijas, que son los que me aguantan día a día, los que soportan la vida del deportista, que es muy sacrificada, y creo que sobre todo por ellos que han sabido darme ese cariño y tenerme paciencia, especialmente mi mujer que me transmite muchas cosas buenas”.


-¿Qué es la familia para usted?


“La familia es todo para una persona. Gracias a Dios tengo una familia unida, que nos queremos, nos respetamos mucho y nos colaboramos. Tengo la mejor familia del mundo... para mí, la de España y la de aquí, solo tengo agradecimientos a la vida porque gozo de mucha felicidad en los temas emocionales y personales y creo que eso se transmite mucho al campo profesional, a la carretera, porque el estar bien emocional y sentimentalmente ayuda al buen desempeño”.


-¿Qué es lo que más le gusta hacer cuando está en tiempo de descanso?


“Realmente vivo para el ciclismo, estoy completamente dedicado a mi profesión, pero cuando puedo sacar tiempo lo que más disfruto es estar con mi familia. Dedicarles tiempo a mis hijas, a jugar con ellas”.


-¿Un hobby?


“Comer y viajar. Comer mucho, pero sano”.


-¿Su comida preferida?


“Me gusta mucho la comida italiana a pesar de que hace parte de la dieta deportiva y la consumimos casi todo el año, pero me encanta una buena pasta”.


-¿Un amigo en el ciclismo?


“Camilo Castiblanco”.


 -¿El lugar más bello que ha visitado?


“Medellín. Y no lo digo por estar aquí, yo llegué en 2008 a Bucaramanga, después estuve en Bogotá, en Barrancabermeja y después cuando llegué a Medellín me enamoré de esta ciudad, me gusta su clima, su gente, su ambiente, todo lo de acá me transmite cosas buenas y realmente disfruto estar aquí”.


-¿Siente el cariño de la afición en Medellín?


“Es lo mejor. En Las Palmas fue impresionante lo que la gente me hizo sentir”.


 -¿Dónde no volvería a correr?


“No, en todas partes me han tratado bien y no tengo malos recuerdos de ningún lugar”.


-¿Qué competencia quisiera ganar?


“Todas las carreras son importantes y me gusta ir a ganarlas, bien en lo personal o con el equipo. Tal vez las carreras nuevas se hacen diferentes. Este año por ejemplo vamos a correr la Vuelta a Guatemala, una carrera que nunca he corrido y me voy a preparar para, al menos, estar en la pelea”.