Economía

Colombian exports, toned down by the world market
Exportaciones colombianas, aplacadas por el mercado mundial
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
19 de Agosto de 2014


En el primer semestre de este año las exportaciones de Colombia tuvieron una disminución acumulada de 4,5 %, con respecto al mismo periodo del año anterior.


economia@elmundo.com 


Twitter: @olgarendonm


La disminución en las exportaciones en el primer semestre se debe a varios motivos, según los expertos, como la tendencia a la baja del precio del dólar, la reducción de los valores de las materias primas y commodities y la poca competitividad del sector industrial del país.


El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) indicó qué las exportaciones pasaron en los seis primeros meses de 2013 de US$29.286,6 millones a US$27.973,5 millones en el primer semestre este año.  El sector que más disminuyó fue el manufacturero con -13,5 %, especialmente en el área de maquinaria y equipos de transporte que presentaron una disminución del 32,2 %; los combustibles también se vieron afectados con un crecimiento negativo del 1,4 %, representado principalmente en gas natural y petróleo. 


Por el contrario, los alimentos y bebidas fueron los que más crecieron en exportaciones con un 7,7 %, aumento consistente en azúcares 89,4 %, aceite de palma en 64,6 % y banana 28,8 %.


Así las cosas, se evidencia que los productos agrícolas, sin valor agregado siguen en crecimiento, mientras que los productos que necesitan más fabricación siguen rezagados.


La tasa de cambio


Sin duda el precio del dólar siempre ha afectado al comercio internacional, y en este caso no es la excepción, Catherine María Pereira Villa, directora del programa de Administración de Negocios Internacionales de la Universidad de la Sabana, explicó que “el mundo viene de un tiempo en que el precio de las materias primas y commodities estaba muy alto, Colombia fue muy de buenas porque el precio del petróleo había subido mucho, el café también, junto a otros productos. Digamos entonces que Colombia viene de una época en la que había crecido en volumen exportador, pero a la vez tenía un efecto positivo en valor, porque los precios habían estado altos. Pero en esta coyuntura reciente básicamente lo que uno ve, y no solamente para Colombia sino para los otros países, es que han elevado su nivel de exportación pero cuando se multiplica la cantidad que se exporta por los precios actuales, que son un poco más bajos, genera un ingreso global más bajo, entonces cuando uno compara los montos, el valor lógicamente es inferior”.


En ese mismo sentido Alfonso Gómez Cifuentes, docente de la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad Eafit, opina que “el precio internacional, seguramente, es el principal responsable, porque no está creciendo la economía mundial y el precio del carbón, del café, del petróleo, en términos generales no están tan buenos”.


Por eso, los expertos han sido insistentes en decirle al Gobierno Nacional que es necesario tener un mayor control de la tasa de cambio, porque los exportadores son los más perjudicados con los precios actuales.


Un mercado competido


Al igual que Colombia, son muchos los países que están aprovechándose del libre comercio. Catherine Pereira afirmó que “en todos los países  se vienen promoviendo desde sus legislaciones aperturas de diferentes índoles, en Colombia tenemos tratados de libre comercio con cerca de 50 países, entonces Colombia se está volviendo un exportador de gran cantidad de productos, pero gran parte del efecto que estamos viendo es que muchos países están compitiendo por los mismos mercados”, ya que están buscando diversas opciones de crecimiento.


Así que Colombia, insistieron los expertos, debe concentrarse en competir con valor agregado, dándole prelación a los productos que no se realicen en otras partes y tecnificándose para poder competir con precios.


Al respecto, Alberto José Naranjo Ramos, director del programa de Economía y Finanzas Internacionales de la Universidad de la Sabana, dijo que a Colombia le “hace falta una política industrial, que desde la productividad misma del sector impulse la competitividad de los productos agroindustriales. No se han tomado las medidas necesarias para que a mediano y largo plazo se refuerce esta competitividad con mucha más fuerza. Lo que ha pasado históricamente es que la competitividad de nuestros productos ha estado prácticamente relegada al manejo de la tasa de cambio y eso ha dejado de lado los grandes cambios que el sector necesita”.


Menos exportaciones a EE.UU.


Aunque Estados Unidos (EE.UU.) durante el primer semestre de este año fue el país con mayor participación en las ventas exteriores de Colombia con el 25,1 %, dejó de comprar un 30,6 % con relación a los primeros seis meses de 2013. Las principales disminuciones para este mercado se dieron en combustibles, aceites del petróleo, minerales, perlas finas y metales preciosos.


Los expertos lo explicaron en varios sentidos, la tasa de cambio, desfavorable para el mercado norteamericano, la producción interna de petróleo en EE.UU., el incipiente crecimiento de esa economía y la competencia desde otros mercados.


Catherine Pereira, por ejemplo, aseveró que “con EE.UU. hay un tema cambiario, y es que como el valor del dólar está muy barato, eso quiere decir que los productos en términos relativos, de todos los países que le vendemos a EE.UU. son más caros, parte de la razón por la cual están comprando menos es por la tasa d e cambio, porque el peso es bastante fuerte, en este caso”.


La experta además explicó que “EE.UU. hoy en día es uno de los productores más grandes de combustibles del mundo, a raíz del sistema breaking que está aplicándose en varios estados. Se nos olvida que Estados Unidos pasó de ser un importador neto de combustibles a ser uno de los grandes productores, el mayor productor el año pasado, y uno de los grandes exportadores del producto, esto sin duda cambió la ecuación”.


De otro lado, Alberto Naranjo dijo al respecto que “el crecimiento económico propio de Estados Unidos y hay que mirar qué tanto de estas importaciones de Estados Unidos las están sustituyendo con otros mercados. Yo creo que es algo de ambas cosas, el crecimiento económico de Estados Unidos no es muy importante, lleva un tiempo saliendo de todo ese rezago de la crisis financiera y económica. Por otro lado me imagino que la competencia frente a otros terceros países, ha sido mucho más relevante, y si eso es así, la política industrial debe enfocarse más en ese tema estructural para mejorar la competitividad de nuestros productos”.


Alfonso Gómez insistió en que “la economía norteamericana el año pasado y comenzando el primer trimestre de este tuvo un crecimiento, pero volvió a recaer en los indicadores, el crecimiento es muy lento y su demanda no se mantiene, es decir, la recuperación de EE.UU. todavía no es cierta. Y hasta que EE.UU. no tenga un crecimiento continuo nosotros no vamos a poder recuperar ese mercado. Porque ellos son nuestros mayores compradores, nos compran el 25 %”. 


China compró más


China representó una participación de las exportaciones del primer semestre de 12,4 %, ubicándose en el segundo lugar de destino. En el mes de junio estas ventas externas aumentaron en un 269,4 %, lo que representa un aporte del 12,9 % en las exportaciones totales. 


En este sentido, Alfonso Gómez  señaló que “China está comprando de todo lo que hay en el mundo de materias primas y de commodities. Es que China es como una economía ansiosa de comprar todo lo que haya, y como nosotros casi todo lo que exportamos son materias primas, cerca del 85 % de lo que exportamos, entonces la economía china nos compra de todo, ya que se están dedicando a proveerse de América Latina y África”.



Las exportaciones no crecerán este año

Los expertos han sido enfáticos en afirmar que no hay motivaciones importantes para pensar que las exportaciones van a crecer en lo que resta del 2014, ya que las condiciones que han permitido que se mantengan a la baja no han cambiado. Así piensan los expertos:


Catherine María Pereira Villa, directora del programa de Administración de Negocios Internacionales de la Universidad de la Sabana: “Yo creo que las exportaciones van a seguir más bien parejas, seguramente subirán algunas categorías pero otras bajarán, la industria seguramente va a tener un repunte este año, yo creería entonces que no va a haber crecimiento sino que la curva va a estar plana al final del año”.


Alfonso Gómez Cifuentes, docente de la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad Eafit: “Yo no creo que en el futuro se vayan a exceder mucho los volúmenes, porque el mundo no ha salido de la crisis, el Fondo Monetario, por ejemplo, espera un crecimiento del 2 % para la economía mundial, por eso puede haber un exceso de oferta lo que presiona a que los precios no crezcan, y ese es un fenómeno que estamos viviendo desde el 2012. Mientras que de 2003 -2012 estuvimos vendiendo todos los años más caro y más caro todas las materias primas, en 2012, 2013 y lo que va de 2014 en los precios sube uno que otro, pero no es algo general ni generoso”.


Alberto José Naranjo Ramos, director del programa de Economía y Finanzas Internacionales de la Universidad de la Sabana: “Yo creo que en el corto y mediano plazo seguimos dependiendo del manejo cambiario, lo que es muy difícil por el tema de los productos minero-energéticos que nosotros producimos, así que, entre más produzcamos petróleo y minerales, más difícil va a ser el manejo cambiario y más difícil va a ser el surgimiento del sector industrial, por ejemplo, y la exportación de otros productos, y ese problema muy seguramente no se va a solucionar en ese plazo”.