Nacional

Las Farc critican que el Ejército ubique sus bases entre la población civil
9 de Agosto de 2014


En un comunicado firmado desde las montañas de Nariño, el grupo guerrillero afirma que debido a la cercanía entre bases militares y asentamientos civiles, ocurren hechos desafortunados que terminan causando heridos o perjuicios mayores en la población no combatiente.


Bogotá, (EFE)


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en un comunicado emitido este viernes, criticaron que el Ejército ubique sus bases en zonas rodeadas de asentamientos civiles, algo que, según la guerrilla, provoca que sus atentados causen víctimas entre la ciudadanía.


"De acuerdo con los más elementales principios de la guerra, siempre hemos denunciado el hecho de que las bases del Ejército Nacional estén ubicadas en medio de la población civil", indicó la guerrilla en el documento, fechado en las montañas del departamento de Nariño.


Las Farc afirmaron que, en uno de sus últimos ataques al Ejército en Pasto, capital de Nariño, arrojaron tres cargas explosivas a los efectivos castrenses que dejaron ocho militares muertos y 16 más heridos, hecho que, según esa guerrilla, se ha "ocultado" a la opinión pública.


En ese ataque, según la guerrilla, solo detonaron dos de las cargas, y su onda expansiva habría afectado a una vivienda situada en los alrededores, con el resultado de dos civiles heridos leves, algo que las Farc califican de "hecho desafortunado".


"En la acción resultaron dos civiles heridos leves, hecho desafortunado que nos apresuramos a lamentar y que procuraremos al máximo evitar que se repita", aseguraron en el comunicado.


No obstante, fuentes castrenses desmintieron a Efe que tal acción se haya producido, pues la misma magnitud del supuesto ataque habría hecho "imposible" que no trascendiera.


La escalada de atentados de las Farc en las últimas semanas contra infraestructura y efectivos militares, produjo el pasado 30 de julio la muerte de una niña de dos años en el municipio de Miranda, en el departamento del Cauca, cuando un explosivo casero se desvió de su trayectoria e impactó contra una vivienda.


El suceso levantó las críticas de la sociedad colombiana, y el propio presidente del país, Juan Manuel Santos, hizo varios llamamientos a la guerrilla para que no ataque a los civiles, el último de ellos durante su discurso de investidura de su segundo mandato, pronunciado el jueves en Bogotá.