Economía

A festival with diverse languages and colors
Una feria con diversos idiomas y colores
Autor: Duván Vásquez
8 de Agosto de 2014


En los diez días de la Feria se espera que lleguen alrededor de 19.000 viajeros nacionales y extranjeros por los puntos migratorios, la ocupación hotelera alcance el 67 % y se creen alrededor de 2.500 empleos temporales en el comercio.


economia@elmundo.com 


Twitter: @duvanandvasquez


Su cabello anaranjado, su piel pálida y una estatura que supera la del hombre promedio en Medellín, delataron a Carla, una alemana de 19 años que por estos días disfruta de las diversas actividades de la Feria de las Flores que se desarrolla en la ciudad como cada año.


Ella y su amiga vivieron el espectáculo de salsa de Delirio, uno de los conciertos de esta Feria como el realizado por la Alcaldía de Medellín en la calle de la Buena Mesa en El Poblado.


A pesar de la larga noche, Carla y su compañera no habían gastado nada de dinero, porque, como lo expresó con su acento extranjero y dificultosa pronunciación en español, “no consumimos tanto sino que observamos no más”.


Al igual que ellas, el italiano Alex Aloissi llegó a Medellín atraído por la Feria de las Flores, a la que fue invitado por sus primos colombianos. “Esto es una fiesta total”, manifestó Alex, quien aseguró que se gasta en una salida por lo menos $45.000.


Este europeo se suma a los 7.450 viajeros que llegaron por los puntos migratorios del José María Córdova en los primeros cuatro días de la Feria (1,5 % más que en los mismos cuatro días del año pasado), según el Sistema de Indicadores Turísticos de Antioquia (Situr); y en la que se espera que al final de los diez días hayan llegado alrededor de 19.100 viajeros nacionales en el exterior y extranjeros.


De acuerdo con la gerente del Bureau de Convenciones de Medellín, Diana Arango Uribe, si se logra esta cantidad de viajeros se tendría un incremento del 9 % con respecto al mismo periodo de 2013.


“Estimamos que 7.000 de los 19.100 serían extranjeros y 12.100 viajeros nacionales que viven en el exterior o del mismo tránsito de los colombianos que pasan por los puntos de control”, aseveró Arango Uribe.


Así mismo, en los primeros días de esta Feria representativa de los antioqueños, ya han llegado 138.185 pasajeros por las terminales de transporte de la ciudad, lo que significa un crecimiento de siete puntos porcentuales en relación con igual número de días del año pasado. Sin embargo, con los eventos como el Desfile de Autos Antiguos realizado ayer o el de Silleteros que se hará el domingo, se estima que los viajeros por el transporte terrestre en la ciudad alcanzarán los 320.000 visitantes.


Todas las actividades de la Feria de las Flores movilizarían en el Metro de Medellín unos 2’595.280 usuarios, lo cual es 255.000 pasajeros más que en 2013, un crecimiento de once puntos porcentuales, según los cálculos del Bureau de Convenciones.


Derrama para la ciudad


Esta dinámica que se presentará durante los diez días de la Feria de las Flores dejaría una derrama económica por $36.000 millones, ya que los visitantes aumentarían los ingresos del comercio, el transporte, los restaurantes y las habitaciones de la ciudad, tanto así que de acuerdo con Johana Martínez, directora Ejecutiva de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) capítulo Antioquia-Chocó, en el fin de semana se espera que haya un 67 % de la ocupación hotelera, es decir, diez puntos porcentuales más que el promedio tradicional de Medellín (57 %).


“Para  Feria de Flores la ciudad y el sector hotelero están altamente preparados en las zonas que se consolidan en este tema como son El Poblado, Laureles y el Centro. Tenemos una perspectiva de crecer cinco puntos porcentuales por encima de lo que sucedió el año anterior”, manifestó la directora Ejecutiva de Cotelco en el departamento.


Por esa razón, Martínez indicó que en esta temporada lo tradicional es que la tarifa promedio suba. De hecho, en los diez días de Feria de las Flores de 2013 el precio de las habitaciones se incrementó en un 6 %, lo que aumenta los ingresos de los hoteles.


Debido a los valores y el alza de la ocupación hotelera, los argentinos Joan, Marcos y Cristián, provenientes de Mar del Plata, dijeron que fue de “pura suerte que conseguimos habitación a $18.000 la noche, porque cogimos una promoción”.


Todas las compras que realizan los visitantes de la Feria son muy importantes porque, según los estimativos del Bureau de Convenciones, el viajero nacional gasta por día, en habitaciones, transporte, consumo de bebidas y comidas, aproximadamente US$100 y el internacional, por su parte, unos US$203.


Es así que, de acuerdo con el director Ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en Antioquia, Sergio Ignacio Soto, durante los días de la Feria se crean alrededor de 2.500 empleos temporales y los ingresos de los sectores del comercio, hoteles y restaurantes crecen aproximadamente un 20 %.


“Es muy dinámico y es muy positivo para el comercio la celebración de la Feria de las Flores”, aseguró Soto, quien manifestó que hay un importante desempeño de la industria cervecera y de licores importados. También aguas, jugos, bebidas hidratantes, gaseosas, helados y comidas rápidas.


Sin duda, dijo el director de Fenalco en Antioquia, los mayores consumidores en esta temporada son los domiciliados antioqueños.


Es así que el envigadeño Alex Isaza aseguró que en una noche de Feria se gasta alrededor de $40.000 y en los diez días, “si uno es buen turista y sale mucho, siempre se le pueden ir $500.000”.


Así mismo, Óscar Jiménez, un antioqueño que desde lejos tuvo que divisar con binóculos uno de los conciertos de la Feria, aseveró, ese día, que “me estoy gastando $100.000, porque solo estoy con mi esposa tomándome unos guaritos, pero normalmente de pronto es mucho más”.


De ese tipo de consumo es que se benefician los vendedores informales, con los que hacen su agosto en esta Feria de las Flores. Es el caso de Olga Quintero, quien estima que cada noche hará $300.000 con sus chuzos, mazorcas, butifarras y gaseosas.


De igual modo, esperan que esté de bien el negocio de la venta de bebidas alcohólicas, porque es lo que comercializan cada año doña Amparo y Jhon Jairo en esta temporada, en la que cada día venden “más o menos diez bandejas por 24, que son unas 240 cervezas”.


Por eso es que estos vendedores esperan hacer ingresos por $1’500.000 en los principales eventos que se realizarán en la Feria de las Flores.