Política

Debate over climate change
Debate sobre el cambio climático
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
5 de Agosto de 2014


Los durísimos inviernos y las largas sequías en Colombia serán discutidas hoy en la plenaria del Senado, en la vespertina de este martes.



El senador Mauricio Lizcano liderará hoy el debate sobre el cambio climático en Colombia.

En el primer gran debate de control político en la actual temporada legislativa que apenas arrancó, el senador antioqueño-caldense Mauricio Lizcano Arango hará hoy una profunda reflexión sobre el gravísimo impacto del calentamiento global en Colombia, afectada por fuertes inviernos y prolongadas sequías.


Al respecto alertó que el problema del cambio climático no solo es grave sino irreversible.


Cada década, reveló, la temperatura en Colombia está creciendo un grado centígrado y el mar sube entre uno y dos centímetros.


“Lo que dicen los estudios ya elaborados es que San Andrés y las costas van a perder el diez por ciento de su territorio y más o menos en cuarenta o cincuenta años en Colombia va a crecer la temperatura en cinco o siete grados”.


Aunque señala que esta crisis ambiental no es culpa de Colombia, sino de las grandes potencias, lo que sí es responsabilidad nacional es lo que se denomina la variabilidad climática.


Se trata, explicó, que en el país cada vez más va a haber lluvias y sequías fuertes, y que esta situación ya la conoce el Ideam.


Según Lizcano Arango, el fenómeno de El Niño aún no ha comenzado en el país y se espera su mayor dimensión en diciembre cuando se calienten las aguas del Océano Pacífico como así lo detectaron los pescadores del Perú.


“Lo que estamos viviendo ahora es consecuencia de la sequía del año pasado, El Niño apenas va a comenzar en diciembre y el año entrante será más grave de lo que está sucediendo hoy”, advirtió.


La reflexión que este congresista le quiere hacer al país es que el problema ambiental es transversal y debe ser una política pública de adaptación al cambio climático que no se ha hecho.


Aseguró que tiene muchos casos que ha investigado  para demostrar su tesis, entre ellos el de La Mojana.


El Gobierno Nacional se gastó allí dos billones de pesos en la última ola invernal. Esta región se inunda y lo que hacen es construir un jarillón para que el río Cauca no se desborde hacia las poblaciones y campos.


Pero en el verano el jarillón no permite que el agua pase a los canales para ser utilizada en la  agricultura, ante lo cual los cultivadores le hacen huequitos a la barrera y cuando regresa el  invierno esos agujeros hacen que el jarillón se desmorone.


Para el legislador eso quiere decir que el Gobierno de Colombia no está preparado para el cambio climático.


“Hacen un obra que vale millones de pesos que sirve para el invierno, pero no para el verano”.


Lo mismo ocurre con la laguna de Fúquene, entre Cundinamarca y Boyacá. Lizcano Arango dijo que la  cerraron en invierno para que no anegara las tierras vecinas, pero en verano no tienen cómo sacar el agua de la laguna. 


Recalcó que en los Llanos Orientales dicen que sus tierras se inundan permanentemente, pero es al revés, porque los Llanos son humedales que se están secando.


Esto lo llevó a la preocupante conclusión de que Colombia no tiene coordinadas a sus instituciones para enfrentar el cambio climático, que no saben en qué se están gastando la plata. 


El agua


Pero el senador formuló una más alarmante denuncia. Colombia no posee estudios sobre su verdadero potencial hídrico y no sabe cuánta agua tiene y cuánta se está gastando.


Entregó cifras como que existen más de 400 municipios sin agua, pero todo el mundo está gastando agua como las mineras, las empresas y nadie está trabajando en la oferta del líquido.


Llamó la atención que en el río Magdalena se van  a gastar dos billones de pesos en su dragado, recursos que según el congresista se los van a tener que gastar toda la vida por la sedimentación.


En el debate dirá que alrededor de ese afluente no existe un anillo de árboles que lo proteja en invierno de la tierra que le cae.


Y que sería más barato llenar de árboles la rivera de este río, que gastarse dos billones en dragas.


Por eso volvió a recalcar que “nadie está pensando en lo que realmente tiene qué hacer y por eso están citados hoy los ministros de Medio Ambiente, del Interior y de Agricultura”.


Precisamente denunció que el sector que más contamina en Colombia es la agricultura. Explicó que para construir un colegio o una fábrica se exigen miles de estudios, pero para sembrar palma o cualquier cultivo no se necesita licencias, pero el problema es que hay cultivos que cambian todo el ecosistema.


Aseguró que es mentira que se hayan muerto 25.000 chigüiros en el Casanare, sino que desde hace treinta años esos animales se están muriendo y no es por culpa de las mineras, porque no hay estudios ni investigaciones aplicadas sobre los ecosistemas. 


El problema, según Lizcano Arango, es más grave, porque según Planeación Nacional la economía puede perder entre uno y dos puntos del PIB de crecimiento al año con todos estos problemas.


Entonces, con el debate el parlamentario quiere demostrar que hay negligencia estatal, falta de  planeación desde hace muchos gobiernos, que no hay estudios y falta conocimiento sobre el medio ambiente.



Otros temas

 -¿Santista o uribista?


 “Yo estoy comprometido con el presidente Santos, pero obviamente tengo un buen recuerdo y respeto con el expresidente Uribe”.


-¿Antioqueño o caldense?


 “Hoy soy más antioqueño que caldense y tengo una gran responsabilidad por este departamento. Viví durante casi toda mi infancia muy cerquita a EL MUNDO, en el barrio Los Colores. Nací, me eduqué y me elegí en Antioquia para el Senado”.


 -¿Los costeños le bloquearon su presidencia al Senado?


 “Le voy a contar una infidencia. A mí me estaban apoyando la gran mayoría de senadores costeños. A José David Name solo los respaldaban dos votos de la Costa y al final a él lo elegimos con los  votos del interior”.


 -¿Cómo quedaron los pactos para la presidencia del Senado en el cuatrienio?


 “El primer año para José David Name, del Partido de la U. El segundo, para el liberal Luis Fernando  Velasco. En el tercer año voy yo y en el cuarto un conservador y sería Efraín Cepeda, a cuya dignidad también sonaba Juan Diego Gómez, de Antioquia, pero a él se le consiguió un cupo en la Comisión Quinta”.


 -¿Cómo jugará su equipo en Antioquia dentro del Partido de la U para las elecciones territoriales del 2015?


 “Es un equipo que jugará muy fuerte como protagonista en las elecciones de Gobernación y para la Alcaldía de Medellín.


Una estrategia puede ser un bloque de la Unidad Nacional regional. Es eso estamos y hay precandidatos como Jesús Aníbal Echeverri, Gabriel Jaime Rico, Federico Gutiérrez si regresa a la U y en alianzas con personas como Eugenio Prieto”.