Columnistas

La “garrucha” de Luis Pérez
Autor: Rodrigo Pareja
5 de Agosto de 2014


¿Qué podrán pensar y sentir hoy aquellos que en forma despectiva le aplicaron ese término a la genial idea del exalcalde Luis Pérez Gutierrez,  de construir un metro cable como expedito y revolucionario medio de transporte público masivo...

4

¿Qué podrán pensar y sentir hoy aquellos que en forma despectiva le aplicaron ese término a la genial idea del exalcalde Luis Pérez Gutierrez,  de construir un metro cable como expedito y revolucionario medio de transporte público masivo para favorecer a la población más necesitada de la capital antioqueña ?


Muchos de los que ridiculizaron la audaz iniciativa del entonces alcalde, pasan de agache al cumplirse los diez años de su exitoso funcionamiento,  luego de constatar unas cifras que – aunque frías y estadísticas – sirven para magnificar en parte el impacto impresionante de la Línea K que va de la estación Acevedo a la cumbre de Santo Domingo.


No sobra  decir que esa “garrucha”,  además de los números increíbles que puede mostrar en esta década de servicio, transformó para siempre un extenso territorio y a sus miles de habitantes, quienes hasta ese entonces parecían vivir en una zona que sentía inalcanzable la gran ciudad.


Hoy, diez años después de su puesta en funcionamiento, en un acto en el que brillaron por su ausencia el reconocimiento justo y las más elementales normas de protocolo para con el gestor del importante proyecto, el Metrocable sigue siendo, no solo orgullo de Antioquia y de Colombia, sino ejemplo y anhelo para muchos otros países.


Si en Brasil y Bolivia, por ejemplo, y en otras ciudades colombianas se ha adoptado el novedoso sistema del cable para mejorar la movilidad de grandes y necesitadas comunidades, es porque alguien hace una década larga pensó en instalar una “garrucha” para beneficio de la comuna nororiental de Medellín, idea que en fecha reciente motivó a la ONU a destinar US $20 millones de dólares para estudiar similares sistemas en el África.


Una gigantesca obra que pudo hacerse por la terquedad y la visión de futuro de Pérez Gutiérrez, pues hasta la industria aseguradora colombiana, que año tras año ofende con sus escandalosas utilidades, se negó a vender las respectivas pólizas, aduciendo la violencia e inseguridad que imperaban en el sector.


Estudios ordenados por el  exalcalde mencionaron cuatro opciones de cable: comuna trece; sector oriental de La Sierra, el occidente y en la parte oriental, la más difícil y complicada por la densidad poblacional, las grandes pendientes y los terrenos deleznables, no obstante lo cual el ex alcalde decidió que se hiciera este último para “abrir trocha”, como decían los arrieros, y comprobar que sí se podía hacer grandes obras.


Como el tiempo suele hacer las veces de escribiente y notario en forma simultánea, después de dos lustros ahí está como testigo incontrovertible del empuje antioqueño el metro cable de Avecedo a Santo Domingo; en pleno funcionamiento su hermano gemelo de la Linea J y en proyecto los otros dos cables, continuación del tranvía de Ayacucho.


Hoy  hay que decir con tristeza que la tozudez y visión del exalcalde Luis Pérez no han tenido el reconocimiento merecido y ni siquiera una sola mención lo ha recordado en esta efemérides, lo que comprueba que la gratitud es fruto exótico y escaso en la huerta de burócratas y políticos.


El que tildó de “garrucha” al imponente metrocable, Gabriel Jaime Rico, ahora usufructúa como propio otro espacio ideado por Pérez, Plaza Mayor, y ya no recuerda que como concejal se atrevió a vaticinar que si el alcalde hacía todo lo que contenía su plan de desarrollo, le cambiaría el nombre por el de Napoléon.


Otro de los críticos de entonces, el  gobernador Fajardo que llamó “nido de corrupción”  a Plaza Mayor y se oponía también a la orgullosa Línea K, ha olvidado hasta ahora poner en su despacho la cortina negra que prometió para no tener que ver la Plaza de la Luz, cuyos postes – sostenía – sólo servían “para colgar hamacas”.


Menos mal que todavía algunos recuerdan y viven agradecidos.




Comentarios
4
flor
2014/08/08 01:44:40 pm
fueron muy buenas todas sus obras ojala alguna vez se acabe la corrupcion de este pais y poder tenerlo a usted dc como governante, y lograr hacer posibles todos los proyectos que usted tiene visualizados. un abrazo con cariño y no se pierda tanto.
Luis
2014/08/07 11:41:41 am
El artículo que acabo de leer es muy válido en el sentido que en la política, los políticos no se fijan en lo que dicen cuando se trata de atacar las ideas del opositor. En lo personal, el Dr. Luis Pérez es de pensamiento de avanzada y como a todo servidor público, le aparecen toda clase de detractores sin memoria y sin sentido de sensatez. Yo espero que él sea nuestro próximo alcalde y se acabe este ciclo nefasto para la ciudad que lo inició Fajardo, lo continuó Salazar y ahora Gaviria...cuál de los tres mas malo..bueno se trata de analizar cuales son por vanidad política y cuales por desarrollo de la ciudad.Arriba Dr.Dr. Luis Përez
Jaime
2014/08/06 11:34:49 am
SI SE LO QUE ES ESTO PUES A MI TAMPOCO ME AGRADECIERON EL HABER SIDO EL INGENIERO FUNDADOR DE TELEANTIOQUIA Y HABERME MATADO TRABAJANDO 18 HORAS PARA QUE FUNCIONARA BIEN!!!
Orlando
2014/08/06 10:34:12 am
Excelente nota con la proyección sobre Medellín de un hombre como Luis Pérez Gutiérrez a quien no le hemos agradecido su formidable tarea como alcalde. Bien lo ha hecho usted y espero que Antioquia lo eleve a un nivel mayor para que siga sirviendo los intereses de todos los antioqueños.