Editorial

ienvenidos amigos!
27 de Julio de 2014


Nos complace y enorgullece dar la bienvenida a los casi seis mil ni駉s que hoy participan en el Cl醩ico de Ciclismo Infantil EL MUNDO-蓌ito y a sus familiares que acompa馻n su participaci髇 en esta fiesta deportiva y de ciudad...

Nos complace y enorgullece dar la bienvenida a los casi seis mil niños que hoy participan en el Clásico de Ciclismo Infantil EL MUNDO-Éxito y a sus familiares que acompañan su participación en esta fiesta deportiva y de ciudad, que se ha fortalecido gracias a la confianza de las autoridades del ciclismo, entidades de apoyo en la logística, centenares de empresas y miles de familias, muchas de ellas participantes en el evento que tuvo su primera versión en 1979 y realizamos en forma continua desde 1999.


El Clásico de Ciclismo Infantil llegó en 2002 a los alrededores del Edificio Inteligente. Un año antes había sido inaugurado el Parque de los Pies Descalzos y se proponía la construcción de Plaza Mayor. El circuito vial de 1.200 metros que rodea el Edificio Inteligente y es poco usado en los fines de semana, y el espacio público generoso como albergue para miles de personas y seguro para los niños y sus familias, favorecieron el crecimiento de la convocatoria, que en tan solo 4 años pasó de reunir a los 2.750 corredores del 2002 a los seis mil que se reúnen cada año, desde 2006.


Con la alegría que tenemos al mirar las jornadas transcurridas y la esperanza por las que llegarán, reconocemos que la principal satisfacción para organizadores, patrocinadores y acompañantes, es garantizar un evento masivo que favorece el aprovechamiento de un gran espacio de ciudad por miles de familias que no asumen más obligación que la de disponerse al encuentro con sus conciudadanos para disfrutar juntos con los niños y, ¡claro!, gozar juntos con las medallas que convierten a cada niño en campeón, los regalos que los alegran y la huella imborrable de haber sido parte de un programa tan especial y formativo. Nuestra alegría crece con los relatos de medallas y camisetas coleccionadas como memoria de cada participación, con la memoria de las familias y con las sonrisas al término de la participación. 


Las trece categorías en que pueden participar los jóvenes corredores están divididas para que, en la edad temprana, los niños entre tres y cinco años y los menores de edad en situación de discapacidad puedan participar sin competir, en carreras recreativas en las que se familiarizan con sus triciclos, bicicletas acondicionadas o bicicletas, para que después puedan participar de manera independiente y recreativa o competitiva según lo quieran, consecutivamente hasta que cumplen catorce años, edad en que corren su última carrera, en la categoría Libertad, la más exigente y en la que los más afines al deporte empiezan a demostrar su vocación de corredores.


Las categorías con competencia y premiación según juzgamientos que coordinan los jueces profesionales de la Liga de Ciclismo de Antioquia, son pruebas de alta exigencia para deportistas en formación, entre ellos los casi 800 de más de 40 delegaciones de los municipios antioqueños y de doce departamentos que han confirmado el carácter nacional de nuestro evento. A estos émulos de María Luisa Calle y Santiago Botero, que en su niñez nos acompañaron como participantes y en estos años nos han apoyado como animadores de los niños corredores, los aplaudimos y alentamos a que sigan trabajando con constancia por la conquista de sus sueños; a sus entrenadores y padres los convocamos para que apoyen a los deportistas sin descuidar su obligación de garantizar que los jóvenes deportistas disfruten plenamente de sus derechos a la educación, la recreación y la salud. 


En consonancia con los principios de ser contribuyentes a la formación de ciudadanía que han guiado nuestro ser y hacer, damos al Clásico Infantil de Ciclismo EL MUNDO-Éxito gran valor pedagógico. Ello explica que cada una de las categorías represente los catorce valores que son insignia de la edad y características de los participantes: Superación para los niños con discapacidades; Ternura para los corredores de 3 años; Alegría para los de 4; Amistad para los nacidos en 2008; Respeto para quienes ya llegan a los 6 años; Generosidad para los nacidos en 2006; Responsabilidad para quienes son un año mayores; Solidaridad para los niños de 9 años, Honestidad para los de 10, Tolerancia para los que tienen 11; Perseverancia para quienes tienen 12, Noviolencia para los de 13, y Libertad para quienes nacieron en 1999. 


Hoy, 600 personas están listas para atender las necesidades de los niños y familias que se congregan para disfrutar de una nueva versión de este gran evento que han convertido en símbolo de la ciudad y el ciclismo infantil. A todos deseamos que una vez más, este sea un día inolvidable.