Economía

EPM (Medellín’s Public Utilities Company) will play its last card to get out of ISAGEN
EPM jugará su última carta para salir de Isagén
Autor: Duván Vásquez
26 de Julio de 2014


Luego del retiro de la brasilera Cemig de la subasta para adquirir la generadora, que iba en conjunto con la compañía antioqueña al proceso, solo quedan en la puja cuatro consorcios extranjeros que harán sus ofertas el 22 de agosto.


economia@elmundo.com


Twitter: @duvanandvasquez


EPM anunció ayer que la próxima semana radicará un nuevo proyecto de Acuerdo ante el Concejo de Medellín, en el que solicita la autorización para enajenar su participación del 12,95 % en las acciones de Isagén, ya que el pasado jueves ese mismo documento fue retirado para ajustar cambios.


Según la compañía antioqueña, el visto bueno de la Corporación permitiría ofrecer el paquete accionario al sector Solidario, lo que sería un paso necesario para, eventualmente, participar en la Oferta Pública de Adquisición Voluntaria (Opav) que deberá realizar el nuevo mayoritario de la generadora, en un plazo de 60 días luego de la subasta, que está programada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público  para el próximo 22 de agosto.


Sin embargo, eso no significa que de inmediato se podrán enajenar las acciones que posee EPM en Isagén sino que dará elementos más precisos para evaluar como cuánto fue el valor pagado por acción en la puja; quién es el nuevo accionista controlante de la empresa y cuáles son las condiciones ofrecidas a EPM para seguir participando en la compañía como accionista minoritario.


Luego, se deberá presentar un segundo proyecto de Acuerdo para que los concejales determinen lo más conveniente para el capital de $1,1 billones que tiene la empresa antioqueña en Isagén.


Por otro lado, está complicada la posibilidad de que ese proyecto llegue  a buen puerto, porque la mayoría de los ediles están en contra y cuatro de los cinco concejales que tenían ponencia a favor han renunciado a ella.


Uno de ellos es Jefferson Miranda, quien manifestó que uno de los argumentos por los que deja el proyecto es que por los $190.000 millones iniciales que invirtió EPM, ya se han entregado dividendos por $100.000 millones.


Además, “un planteamiento que me parece muy atractivo es que hay una empresa que va a invertir más de $4 billones y no para depreciar el valor de la acción de la empresa, por el contrario, va a buscar sacar la mayor rentabilidad”, dijo Miranda.


En contraste, la compañía antioqueña informó ayer en un comunicado que “con la llegada de un socio mayoritario extranjero (hay tres proponentes privados y una empresa estatal China para la subasta), EPM corre el riesgo de que se desvalorice su paquete accionario al poder quedar sin representación en decisiones estratégicas” en Isagén, en la que actualmente tiene uno de los siete asientos de la Junta Directiva.


En ese sentido, Rodrigo Toro, exgerente Financiero de la generadora, aseguró que la desinversión es “la opción más estratégica” y es una “posición racional”, porque habría un riesgo con las decisiones que se tomen sobre ese activo debido a que “lo que vale en un negocio estratégico es el control de la compañía y eso es precisamente lo que está vendiendo el Gobierno Nacional”.


El trámite del proyecto de acuerdo deberá hacerse una vez se radique, porque el 31 de julio culmina el periodo de sesiones y de ser así, la Alcaldía de Medellín tendría que convocar a sesiones extraordinarias para hacer el respectivo debate y votación, ya que la subasta de la generadora está a menos de un mes.