Mundo deportivo

Dedication and training to obtain the victory
Dedicación y entreno para conseguir el triunfo
Autor: Orlando Ruiz Posada
25 de Julio de 2014


Nicolás Saldarriaga Quintero ha estado entrenando muy fuerte para esta edición del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil, él ya conoce la dificultad de la prueba y espera que este año los resultados sean mejores.


Foto: EL MUNDO 

Nicolás exhibe la prenda que lo acompañará en esta edición XXV del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil. 

Nicolás parece ser un niño tímido pero la realidad indica otra cosa, este chico tiene muy claro cuál es su meta en esta edición del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil, “mi objetivo ahora en esta edición es ganar, una vez llegué de quinto, al menos eso me dijo mi mamá”, además reconoce y es consciente de la dificultad que tiene el trayecto, “recuerdo que las ediciones anteriores han sido muy duras porque han sido muy largas”.


Este pequeño se ha tomado  muy en serio  la prueba, por eso afirma que “todos los domingos voy a la ciclovía, la que se hace en la Avenida del Río, asisto para entrenar y estar mejor preparado para la competencia del domingo que viene”.


Nicolás es multifacético a la hora de elegir algún deporte, “además del ciclismo, me gusta el fútbol, la natación, el béisbol y hago capoeira”. Actualmente ha enfatizado sus prácticas deportivas en la natación y el ciclismo, un complemento ideal  para mejorar su rendimiento.


Él vive con sus padres, Hugo Armando Saldarriaga y Andrea María Quintero y su hermano Julián, de quince años de edad, que también participó en el Clásico Nacional de Ciclismo Infantil en la edición del 2012. “Mi papá y mi hermano siempre me acompañan a recorrer la ciclovía”. 


Andrea María Quintero, la madre de Nicolás, es una aliada para el desarrollo de su hijo. En los ratos libres, Nicolás prefiere estar en casa acompañando a su mamá, o en su defecto, salir a jugar fútbol. 


Nicolás siempre participa en el Clásico acompañado de sus primos, ellos son: Kelly, Daniel, Sara y Mariana;  los dos primeros, lo harán en su misma categoría (Tolerancia: 2003). 


Su tía Yésica Tatiana Aparicio, destaca a su sobrino en varios aspectos, “a él le gusta jugar, divertirse, es muy amigable”, de su hermana y cuñado, recalca que, “los padres de él siempre le han inculcado el deporte”.


Está en sexto grado, le agradan las asignaturas de educación física y artística, “me gustan porque me ayudan a entrenar, a jugar y a divertirme”, pero también tiene materias que no le llaman tanto la atención, “biología y religión no me gustan mucho. Religión porque casi no entiendo la Biblia y biología porque nos ponen a hacer mucho, pero mucho trabajo”. 


Cuando está en la casa, Nicolás está mucho tiempo en el computador, en las redes sociales o divirtiéndose con algunos juegos que ya vienen incorporados y otro tiempo lo dedica para hacer sus tareas.


Como él mismo lo afirma, el objetivo primordial este año es ganar y así superar los aprietos que pueda tener en la prueba y por ende, mejorar ese quinto lugar que alguna vez consiguió.