Nacional

El cambio climático hace estragos en todo el país
Autor: Redacción EL MUNDO
22 de Julio de 2014


La profunda sequía ha afectado profundamente al sector agropecuario del país. Las regiones más afectadas son la Andina y la Caribe, por escasez de agua e incremento de incendios forestales.


La Defensoría del Pueblo alertó este martes sobre la vulnerabilidad de al menos 117 municipios en todo el país de sufrir una permanente escasez de agua potable a causa de la profunda sequía que afecta al país. 


El intenso calor, unido a la falta de lluvias ha encendido las alarmas en las regiones Caribe y Andina del país. 


Así por ejemplo, en distintos municipios del Caribe se han presentado temperaturas muy elevadas que han provocado el agravamiento de la situación. En Magdalena permanece el racionamiento de agua ante la ausencia de lluvias en la región. 


De acuerdo con el Ideam, la sequía, normal en esta temporada del año, se ha profundizado en al menos un 20%, lo que ha provocado la baja en los niveles de algunos ríos que surten acueductos en la región Caribe, como ocurre en Santa Marta. 


El sector agropecuario es el más afectado en todo el país. 


Uno de los casos más graves se presenta en el departamento de La Guajira, donde han muerto cerca de 15.000 cabezas de ganado y al menos 10.000 hectáreas de terrenos han quedado inservibles. 


En Sucre, se han perdido alrededor del 80% de la cosecha de trabajo, motivo por el cual, muchos productores se han visto obligados a declararse en quiebra. 


En Atlántico se ha presentado una profunda disminución en la producción diaria de leche, pasando de 30.000 litros diarios a solo 10.000, según un informe de Asoganorte. 


Los departamentos en la zona Andina más afectados por la sequía son Santander, Boyacá, Huila y Antioquia, donde la alerta roja por incendios forestales se mantiene, y donde se han presentado un gran número de conflagraciones. 


Respecto al nivel de los embalses en el país, el parte es de tranquilidad, pues a pesar del fenómeno se mantienen estables. 


En contraste con esta situación, en la Orinoquía y en el Urabá antioqueño la alerta es por el exceso de precipitaciones que amenazan con el desborde de ríos. 


Para el exministro de Medio Ambiente, Manuel Rodríguez Becerra, la deforestación y la degradación de los suelos han producido un desequilibrio en el ecosistema y han hecho que se pierda el recurso hídrico en el país. 


De otro lado, el sector ganadero del país ha pedido al Gobierno Nacional que se decrete la emergencia ambiental para enfrentar la crisis en el sector.