Economía

Tax Reform arouses disagreements
Reforma Tributaria despierta diferencias
Autor: Duván Vásquez
15 de Julio de 2014


El Gobierno anunció que estudia la posibilidad de presentar, en la nueva legislatura del Congreso de la República, un nuevo proyecto para mantener algunos impuestos que caducan normativamente el próximo año.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

El 4X1.000 y el de Patrimonio son impuestos que fueron montados, en su momento, de manera provisional para suplir vacíos específicos.

Los impuestos 4X1.000 y al Patrimonio son tributos que le generan cerca de $10 billones en ingresos anuales a la Nación, pero que se desmontarían progresivamente desde el 2015, de acuerdo con la Reforma Tributaria aprobada en 2012.


Sin embargo, el Consejo Superior de Política Económica y Social (Conpes) que fijó para el próximo año un Presupuesto General de $167 billones, de los cuales $42 billones son para inversión, obligaría al Ejecutivo a sostener sus actuales fuentes de recaudo para cumplir con los compromisos adquiridos.


Por tal motivo, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, anunció que se tendrá que revisar el tiempo de caducidad del aporte del 4X1.000, que es el cobro por las transacciones financieras, y el Impuesto al Patrimonio, que grava a quienes tienen altos capitales recaudados, y alargar su contribución porque esas “rentas son necesarias” para mantener el apoyo al sector agropecuario.


De acuerdo con Héctor Correa, presidente de la Federación Nacional de Contadores Públicos (Fedecop), sería un incumplimiento del Gobierno prolongar esos impuestos, porque desde que se montaron estaban planificados como provisionales para solucionar un problema del sector financiero en el país, en el Gobierno del expresidente Andrés Pastrana.


“Se hizo de manera temporal con un 2X1.000, luego lo subieron al 3X1.000 y finamente al 4X1.000. Posteriormente lo dejaron de forma definitiva, pese a que era temporal”, señaló Correa.


Así mismo ha sucedido con el Impuesto al Patrimonio, que ahora finalizaría en su tercer periodo consecutivo este año, porque no se ha podido eliminar, pese a que lo introdujo el expresidente Álvaro Uribe Vélez en su mandato, con el fin de buscar fondos por cuatro años para la Nación. Luego se postergó por igual lapso y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos lo alargó otros cuatro años más. 


De todos modos, el presidente de Fedecop fue condescendiente en que es cierto que se requieren recursos para el campo colombiano, sobre todo si se tiene en cuenta que para el 2015 ese sector tiene destinados más de $5 billones y, además, se desarrolla un proceso de paz en el que también se necesitan recursos para el posconflicto.


Sin embargo, pide verificar otras fuentes de financiación que no sean del bolsillo de los colombianos ni con una nueva Reforma Tributaria, porque se está haciendo en menos de dos años y eso genera una incertidumbre jurídica, debido a que los inversionistas llegan con unas condiciones y se van rápido al cambiar las reglamentaciones. 


Otras fuentes


Acerca del 4X1.000 y el Impuesto al Patrimonio, Tulio Restrepo Rivera, analista de Impuestos de la firma Restrepo y Londoño, aseguró que esas “fuentes son las únicas y las más fáciles”.


Según él, en el debate también se habla de un 5 % a los dividendos  y el otro es aumentar a 18 % el Impuesto al Valor Agregado (IVA), son, junto a las dos anteriores, las cuatro propuestas para tratar de generar mayores ingresos. “Porque el Gobierno lo requiere por el tema de la infraestructura, la pensión y el posconflicto. No olviden que ese par de impuestos suman $10 billones anuales, entonces ¿cómo se descargan esos $10 billones de un momento a otro?”, puntualizó Restrepo Rivera.


En contraste, Héctor Correa, presidente de Fedecop, manifestó que el Gobierno no necesita buscar ninguna otra fuente de financiación. Lo único que debe hacer es controlar la evasión del impuesto de Renta y el IVA, porque ese fenómeno aquí está entre el 30 y 35 %.


“Eso quiere decir que los países que tienen una gran cultura impositiva y de generación de recursos lo que hacen es controlar la evasión y no hacer tantas reformas tributarias”, adujo Correa.



Habría doble tributación

Héctor Correa, presidente de Fedecop, indicó que si se posterga Impuesto al Patrimonio se seguiría castigando al capital, lo que significa que habría en ese proceso una doble tributación.


“Los demás países ya no cobran ese impuesto, debido a que eso es doble castigo para los contribuyentes, porque este lo pagan las empresas y adicionalmente lo pagan las personas que los cobija ese tributo”, señaló Correa, quien agregó que ese tipo de impuesto tiene una tasa muy alta y una gran cobertura.


La base para quienes quedan dentro de los que aportan con el  Impuesto al Patrimonio son aquellos quienes tienen más de $1.000 millones de capital acumulado. Según el presidente de Fedecop,  ahora se habla de bajar ese rango hasta los $500 millones, lo cual significa que “cualquier persona que tenga esa cantidad, por ejemplo, invertido en un apartamento, le van a cobrar”.