Economía

Indeportes will respond for missing bottles
Indeportes responde por botellas perdidas
Autor: Duván Vásquez
10 de Julio de 2014


La Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) entregó dos puntos de venta de licores en los aeropuertos de la ciudad a la entidad encargada del deporte en el departamento desde 2001.


economia@elmundo.com


Twitter: @duvanandvasquez


Indeportes Antioquia cambió el personal operativo de su punto de venta de licores dentro del aeropuerto Olaya Herrera, luego de que la Contraloría regional denunciara que hubo una pérdida de 64.651 botellas de alcohol en los últimos catorce años, que se tradujo en la desaparición de $1.185 millones para el deporte y la recreación del departamento.


Según la contralora departamental Luz Helena Arango, entre 2001 y 2011 hay un faltante de 22.000 unidades de esa mercancía y otras 42.651 desde 2012 hasta abril de este año.


Por su parte, Mauricio Mosquera, gerente de Indeportes Antioquia, explicó que este negocio es resultado de un acuerdo interadministrativo con la FLA en 2001, que como un aporte a la gestión de la entidad, concedió unos espacios para la distribución de licores en los aeropuertos Olaya Herrera y el José María Córdova. Sin embargo, el surtido corre por cuenta de Indeportes y deja ganancias cercanas al 20 % anual, para una utilidad aproximada a los $500 millones.


Así mismo, el directivo aseguró que la operación de los dos puntos está bajo un contratista, que, una vez hubo auditoría de la Contraloría, reportaron una pérdida de los inventarios digitales de uno de los distribuidores.


“Hemos podido hallar que ha habido una pérdida de licor durante varios años. Por eso, nuestro trabajo a fin de mes es establecer año a año los números exactos”, aseveró el gerente de Indeportes, quien indicó que la cantidad de mercancía identificada en ese periodo por parte de la Contraloría podría estar al revés.


Indicios de responsabilidad


Por los resultados que el mismo Indeportes ha hallado en sus investigaciones internas, se amplió la denuncia, que ellos mismos interpusieron el 5 de abril, un día después del hallazgo de la Contraloría, ante el ente investigativo, porque “ya tenemos nuestros indicios de quiénes pudieron ser los responsables y así la Fiscalía se encargará de hacer lo respectivo”, puntualizó Mosquera, quien adelantó que debe haber alguna responsabilidad de quienes manejaban directamente el punto de venta (el operador), pero también tendría participación u omisión personal de la misma entidad del deporte.


“Han pasado por normales asuntos que no son normales”, dijo el gerente de Indeportes, quien señaló que en el área de contabilidad se debió hacer un conteo de las botellas para confirmar el inventario. 


Afortunadamente para la entidad, el año pasado se firmó un contrato en que se definió que el operador del punto de venta es responsable del inventario y entonces lo que se haya perdido en este 2014 lo tiene que pagar esa empresa.


De todos modos, Mosquera manifestó que una vez se hallen los implicados en este caso de desfalco, se debe reevaluar el modelo de cómo la FLA aporta a la entidad, determinar qué posibilidad hay de volverlo un mejor negocio o mirar si los puntos de venta se manejan directamente por Indeportes o un nuevo operador.



Revisarán las operaciones

En busca de aportar más pruebas a la investigación, Indeportes iniciará un proceso de revisoría del total comprado a la FLA en toda la historia, para compararlo con cuánto se ha vendido. Así mismo, hará un análisis año a año con un control de factura por factura, porque también se encontró que muchas de ellas se anulaban y nadie tiene explicación. Además, se cotejará el kárdex del inventario del sistema con el físico. Y se establecerán internamente los presuntos responsables individuales, tanto por falta de control o por omisión de información, que puedan resultar por la pérdida de licor.