Economía

IMF (International Monetary Found) will diminish the prospect of world growth
FMI bajará perspectiva de crecimiento mundial
8 de Julio de 2014


Latinoamérica ha mostrado un lento incremento de su economía. Sin embargo, Colombia sale mejor librada con un PIB que aumentó al 6,4 % en el primer trimestre de 2014.


Foto: EFE 

La directora del FMI, Christine Lagarde, y la presidente de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen.

Redacción Economía-EFE


economia@elmundo.com


Twitter: @economiaelmundo


El Fondo Monetario Internacional (FMI) modificará a la baja sus perspectivas de la economía mundial (3,6 %), debido a que el ritmo de crecimiento podría ser este año y el que viene menor de lo previsto.


Por tal motivo,  durante los Encuentros Económicos de la localidad francesa de Aix-en-Provence, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, señaló que la menor fortaleza del potencial de crecimiento y un nivel de inversiones todavía tenue están detrás de esa posible revisión a la baja. Así lo anticipó por su análisis observado a corto y mediano plazo, pero afirmó que solo hasta dentro de quince días se conocerán las cifras del organismo.


Sin embargo, la directiva instó a las naciones en el mundo a que apuesten por la inversión tanto pública como privada, como medida para impulsar la economía global.


“La actividad económica, morosa en los primeros meses de 2014, debería reforzarse en la segunda parte y acelerarse en 2015”, indicó Lagarde en una ponencia en la que dejó claras las diferencias entre países emergentes y avanzados.


En los emergentes, según sus cálculos, “no se observa un aterrizaje brutal, pero sí una ligera ralentización de un crecimiento que es más cualitativo y sostenible”, mientras que en la eurozona, que surge “lentamente” de la recesión, “la recuperación está lejos de ser suficiente para bajar el paro y el endeudamiento”.


Así las cosas, Lagarde, quien no quiso dar recomendaciones individualizadas país por país, sí constató que, en estos momentos de “atonía económica”, se declara partidaria de apoyar la oferta, debido a que la crisis económica ha provocado un descenso de las inversiones en tres sectores claves: las empresas, en particular en la zona euro; la vivienda, que cayó en picada en países como en España, y el sector público.


Por eso, recalcó que los dos imperativos que se deben tener en cuenta para elevarlas y que conduzcan el efecto deseado de “estabilizar o reducir la proporción entre la deuda y el Producto Interno Bruto (PIB)” son la sostenibilidad de la deuda pública y condiciones de financiación aceptables.


Entonces, Lagarde apostó igualmente por estimular la cooperación entre el sector público y el privado, y señaló que la reducción del costo del capital y la desaparición de ciertas incertidumbres, como las dudas sobre la viabilidad de la zona euro, hacen pensar que las inversiones privadas deberían de volver a crecer.


Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior y Asuntos Bancarios, Micher Barnier, destacó que para pasar de la estabilidad financiera al crecimiento “hay que ir más lejos” en la hoja de ruta marcada durante la etapa de crisis, y se necesita un motor que no esté “oxidado y con un rumbo”.



Crecimiento en la región

América Latina y el Caribe tienen unas proyecciones de sus economías similares al crecimiento que registraron el año pasado, cuando el PIB regional alcanzó un incremento de 2,5 puntos porcentuales.


Este promedio prevé que Latinoamérica y el centro del continente mostrarán, igual que el resto de la economía mundial, una modificación de las proyecciones de crecimiento a la baja, porque, a pesar de que México (1,8 %) se aceleró, Perú (4,8 %, pero venía creciendo casi al 7 %), Chile (2,6 %) y Brasil (1,9 %) ralentizaron en los primeros tres meses del año.


Sin embargo, Colombia sale ilesa de esos procesos de desaceleración porque fue la que creció en el primer trimestre de 2014 a un ritmo del 6,4 %, siendo la economía que más se aceleró en este periodo en comparación con el trimestre móvil anterior y después de un 2013 en el que incrementó su PIB a una considerable tasa del 4,3 %.