Economía

Crafts, an ancestral business
Artesanías, un negocio ancestral
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
6 de Julio de 2014


“Expoartesano: la memoria 2014” es la feria de artesanía más grande de la ciudad, que se realiza entre el 5 y el 11 de julio, en asocio entre Artesanías de Colombia y Plaza Mayor de Medellín.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Expoartesano cuenta con la presencia de expositores de todo el país.

Con una expectativa de ventas de $7.500 millones, inició ayer la quinta versión de Expoartesano, en la que hay 360 expositores de todo el país.


Tal es el caso de Osiris Moreno, quien vino a la feria desde Quibdó-Chocó con productos hechos de corteza de árbol: bolsos, monederas, individuales, sobres, cosmetiqueras y gorras; que fueron realizadas por cinco mujeres chocoanas durante un largo proceso, que como ella misma dice, “tinturamos, lavamos, lo dejamos secar, después de que está seca la vamos cortando, vamos haciendo la tela y ya después la armamos, por eso para hacer un bolso así nos echamos un día”.


Osiris está por primera vez en Expoartesano, vino con la dueña del taller, y esperan vender toda la mercancía que trajeron, por valor de $8 millones, de la que el 10 % es ganancia.


Precisamente eso es lo que quiere lograr Artesanías de Colombia con esta feria, como lo indicó Cristian Castillo, gerente Comercial de esta entidad, “buscamos resaltar la artesanía y mostrarla de una manera muy digna y muy integral; mostrando que no solamente es un producto comercial sino que es un producto que tiene todo un valor agregado que va detrás, que tiene todo un componente de identidad y que representa a nuestras comunidades ancestrales. Y es por eso que la forma en que se exhiben los productos le llega a la gente”.


El año pasado, los expositores reportaron ventas por $5.000 millones y Artesanías de Colombia espera que esa cifra sea un 30 % mayor este año. “En cuanto a visitantes el año pasado tuvimos 22.000 y este año esperamos el exceso de 30.000 visitantes” afirmó Castillo.


Estos visitantes podrán conocer también el stand de Damaris Buelvas, que desde San Jacinto, Bolívar, vino en representación de una asociación de artesanos, “allá elaboramos las hamacas, las mochilas, los bolsos y la mayoría de estas organizaciones son de madres cabeza de familia, desplazadas, que como estamos en los Montes de María nos ha pegado bastante la violencia y este es un modo de subsistir tanto para los hombres como para las mujeres allá”.


Ella cuenta que para hacer una hamaca son necesarios “ocho días, tejiendo cinco horas en el día, porque igual le toca hacer los oficios de la casa”, además del trabajo de tejeduría los materiales tienen un costo aproximado de $140.000, para que finalmente Damaris pueda venderlo en “$200.000 o $220.000 porque no me dan $240.000 por ella”.


Esta feria cuenta con una gran variedad de productos, pero algunos son los más comercializados, según Castillo, “en cuanto a las artesanías más vendidas cabe destacar la artesanía Wayuu, con lo que son mochilas y chinchorros, porque es una artesanía que se ha posicionado en el ámbito mundial. Uno hoy en día puede ir a Nueva York o a las ciudades de Europa y encuentra las mochilas Wayuu y la gente las reconoce. También como producto destacado está la cerámica, como lo que viene de El Carmen de Viboral, esas las destacaría yo como las artesanías más emblemáticas y también las más comerciales”.


Pero en Colombia son muchas las mochilas, de distintas regiones y diversos materiales, por ejemplo, Melvis Martínez, del Cesar, es otra expositora en la feria, representante de Asobarca, y vende mochilas de cabuya y maguey. Hacerlas es un trabajo arduo, Melvis contó que “hacer un bolso depende de la habilidad de la mujer, si es hábil puede demorarse tres o cuatro días, si de pronto es lenta una semana, los materiales contando el maguey, la tintura y los demás ingredientes cuestan $20.000 y en esta feria se venden a $80.000”, dijo sonriente además, que esperan ganarse dos millones de pesos con su trabajo durante esta semana.


Esta feria, tan llena de color, además de promover la cultura ancestral, también está generando ingresos para comunidades vulnerables. A la artesanía se dedican cerca de 350.000 colombianos, y los ingresos que ellos generan afectan a un millón 200.000 personas, el 70 % de ellos ubicados en la zona rural del país.


Expoartesano abre sus puertas a las diez de la mañana y hasta las ocho de la noche y  para poder ingresar puede adquirirse un pasaporte para todos los días con un costo de $30.000, o uno de un solo día por $17.000. Los estudiantes, en cambio, solo pagan $8.000.



Financiación de Expoartesano

Una feria tan grande como Expoartesano necesita amplios recursos para llevarse a cabo, por eso Cristian Castillo, gerente Comercial de Artesanías de Colombia explicó que esta feria “se financia por una parte con la venta de los espacios a los expositores, otra parte es la taquilla, y una parte muy importante son los patrocinios. Es una feria que tiene una acogida muy buena con el sector empresarial de Medellín y también con Alcaldía y Gobernación, entonces lo que se ve aquí es resultado de ese aporte tan grande que le da Medellín a su feria”. El año pasado, el valor del patrocinio fue de $2.300 millones, para esta versión este rubro no está totalmente negociado, pero se espera que sea superior. 


La venta de los puestos de exposición varía con relación al tipo de expositor, si este es indígena, aseguró Castillo, el valor es de un millón de pesos aproximadamente, en cambio si es institucional cuesta $2,5 millones, “así logramos que los expositores grandes subsidien a los pequeños y así podamos garantizar su presencia”.


Los expositores, por su parte tienen que incurrir en costos adicionales, transporte hasta Medellín, alojamiento por una semana, alimentación y desplazamientos dentro de la ciudad. Pero el expositor indígena solamente paga su stand, para lo demás está subsidiado por Expoartesano, con todos estos gastos pagos, “porque ellos son el corazón de esta feria y ellos tienen que estar acá”, aseveró Castillo.




Las artesanías más comerciales de Colombia

- Barniz de Pasto.


- Carrieles.


- Cerámicas funcionales.


- Chinchorros y hamacas.


- Mantas Wayuu.


- Mochilas.


- Pulseras.


- Sombrero vueltiao. 


- Cestería.


- Tagua.