Economía

Contraband scored a goal in the World Cup
El contrabando metió un gol en el Mundial
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
4 de Julio de 2014


Durante el Mundial de Fútbol, el contrabando ha hecho de las suyas, impactando la economía y generando recursos para el comercio ilegal. Las camisetas de la Selección Colombia son el principal artículo contrabandeado.


economia@elmundo.com 


Twitter: @olgarendonm


Milena tiene un local pequeño en el municipio de Bello, en el que vende en promedio 20 camisetas de la Selección Colombia de contrabando al día. 


Ella las compra en El Hueco, del Centro de Medellín y contó que hay distintos tipos de camiseta: la “Triple A”, que tiene bordados los logos de Adidas y de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), y la compra a $13.000, pero ya está escasa. La “Doble A”, que tiene ambos logos sublimados o estampados y cuya marquilla es un poco más clara, tiene un costo de $12.000 al por mayor.


Pero como la Policía Fiscal y Aduanera ha incautado 15.233 unidades en el área metropolitana, los contrabandistas y los mayoristas de El Hueco han tenido que subir un poco sus precios para compensar la mercancía perdida.


En cambio, las camisetas nacionales sí difieren más de las originales, y aunque no  configuran contrabando sí son réplicas o falsificaciones. Ellas tienen un costo que oscila entre los $5.000 y $20.000 al por mayor.


Los minoristas, como Milena, venden estas camisetas al doble de lo que las compran. Mientras que las camisetas oficiales de Adidas cuestan entre $130.000 y $170.000, lo que es inaccesible para muchos colombianos.


Al respecto, Sergio Ignacio Soto, director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) seccional Antioquia, indicó que “la apreciación nuestra frente a ese grave delito siempre es total oposición, de solicitarle a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), al Ministerio de Hacienda y a la Policía Fiscal y Aduanera, que hayan acciones y medidas preventivas, de control y de aplicación de la legislación que se establece para un delito que es tan grave como el contrabando”. 


Además, también aseveró que “hemos conocido que hay muchísimas denuncias sobre todo de la franquicia oficial que es la marca Adidas, porque ha habido de un lado contrabando, pero del otro también mucha alteración y falsificación, y eso nos parece muy funesto, debido a que esto trae consecuencias muy negativas a la generación de empleo formal y a todo el esfuerzo que hace un empresario legal que tiene que pagar múltiples tributos e impuestos”. 


Los compradores


Por otro lado, los compradores que son quienes finalmente generan mercado para los productos de contrabando, establecen comparativos con relación al precio, a la calidad del producto y a la necesidad real de adquirirlo. Por ejemplo, Alexánder Gómez, un ciudadano de Envigado, dijo que “no compraría la camiseta original. El amor a la Selección se le puede mostrar con la de $40.000”. Así mismo, Jonathan Bonilla, de Itagüí, manifestó que “sí la compraría si la plata sobrara, pero yo creo que a nadie le sobran $170.000”.



Medellín ganó con el Mundial

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) indicó ayer que en Bogotá han sido grandes las pérdidas de algunos sectores del comercio, debido a las restricciones horarias y de consumo de licor que se han presentado los días que juega la Selección Colombia.


Guillermo Botero Nieto, presidente de Fenalco, afirmó que “como hemos venido denunciando, las medidas restrictivas han tenido un efecto  profundamente negativo en este sector. Algunos comerciantes que hicieron grandes inversiones para atraer clientes durante el Mundial se han visto afectados”. Además, dijo que cerca del 20 % de los comerciantes bajaron sus ventas en esta temporada.


Pero Medellín, por el contrario, ha sido beneficiada con este certamen deportivo, porque, como confirma Sergio Ignacio Soto, director de Fenalco Antioquia, “hemos tenido un gran beneficio en muchos sectores del comercio, gracias a que no tenemos restricciones ni prohibiciones odiosas como ley seca, aumentos de pico y placa o toques de queda”.