Columnistas

“La justicia y el avestruz”
Autor: Abelardo Ospina López
3 de Julio de 2014


De conformidad con el Diccionario de la Lengua Española, Justicia es “orden de convivencia humana que consiste en la igualdad de todos los miembros de la comunidad...

De conformidad con  el Diccionario de la Lengua Española, Justicia es “orden de convivencia humana que consiste en la igualdad de todos los miembros de la comunidad, tanto en la sumisión a las leyes vigentes como en el reparto de los bienes comunes” o, el “conjunto de órganos que constituyen el poder jurisdiccional del Estado, cuya misión es la aplicación de las leyes” y, avestruz, “ave corredora: vive en zonas pantanosas, entre los cañaverales, que cuando advierte peligro, levanta su largo y delgado cuello y queda inmóvil”.


Y según Ámbito Jurídico de mayo/2014, el presidente del Congreso, doctor Juan Fernando Cristo, replicó que “la reforma a la justicia, siempre será politizada, por cuanto debe pasar por el Legislativo y…nos hemos distraído en los juegos pirotécnicos de ésta” y la presidenta del Consejo de Estado, Claudia Rojas L, indicó: “estamos sumidos en una falta de ética y de valores de jueces, magistrados y abogados litigantes”. El presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura ha dicho que “la justicia es como el avestruz, incapaz de volar porque su peso se lo impide, pero podría ser un buen corredor”, significando que el Estado debe involucrar una importante cuota en el presupuesto nacional, y la reforma no sea un pretexto, sino un objetivo claro y necesario, para salir de las desventajas que se le acusan, padece y descontrolan.  En otros frentes del quehacer legal, se aboga para que las Facultades de Derecho produzcan abogados pulcros, excelentes y  de cimeras condiciones jurídicas. Y se reclama que los magistrados de las Cortes, sean ciudadanos de altos méritos académicos y judiciales y contribuyan a encontrar formas alternas para descongestionar la justicia y ésta, no se convierta en un espectáculo de circo y se trabaje bajo estadísticas confiables. La justicia penal no está operando adecuadamente y se hace imperativo corregir la ya manida corrupción en el llamado “espectro jurisdiccional.” 


A propósito, dejamos dos constancias: una referida a la “imposibilidad de cumplir la Ley 1716 de mayo/2014, pues aplazada fue la entrada en vigencia del sistema de oralidad consagrado en la Ley 1395 de 2010, reformadora del Código de Procedimiento Civil y de otro lado, el Consejo de Estado  aclaró que los magistrados pensionados al amparo del Decreto 546 de 1971 y/o la Ley33 de 1985, tienen derecho a la reliquidación de la pensión de jubilación, sin sujeción a las restricciones previstas en la Sentencia C-258 de 2013, que fijó el tope de la mesada en 25 salarios mínimos mensuales vigentes.


(¡Caramba, qué diferencia de ingresos los que se perciben entre colombianos, según los estratos sociales a que pertenezcan: mientras Magistrados de Cortes y parlamentarios populares, integrantes del Congreso de la República, reciben mesadas de $34.320.000 millones o más, un asalariado de esta “patria desajustada”, un salario mínimo legal mensual vigente, esto es, $660.000.oo pesos…!). Dan ganas de llorar. ¿Cuándo saldremos de semejante desproporcionalidad y estaremos contentos con los ingresos que, de acuerdo a las capacidades de cada cual, recibiremos satisfactoriamente?