Economía

The State should assume responsibility for the Premium Fund
El Estado debe responder por el Fondo Premium
30 de Junio de 2014


Después de un año los bienes de los responsables del Fondo Premium Capital serán liquidados, buscando la recuperación de los $330.000 millones de las víctimas.


Olga Patricia Rendón Marulanda


economia@elmundo.com 


Twitter: @olgarendonm


La responsabilidad del Estado en el caso del Fondo Premium está relacionada con la vigilancia que tenía que mantener la Superintendencia Financiera de Colombia en la entidad, ya que los inversionistas llegaron al fondo confiados en el respaldo del ente de control. Sin embargo, a los responsables se les está dando el mismo tratamiento que al señor David Murcia Guzmán (DMG), por captación ilegal.


Alberto Donadio, el autor del libro “El cartel de Interbolsa”, aseguró que “el Estado es el responsable porque todo esto se hizo en una entidad financiera. Aquí la vigilancia no operó para Interbolsa. La real responsabilidad es del Gobierno, porque echarle toda la responsabilidad a los señores es muy fácil, debido a que siempre habrán financistas con ganas de estafar a la gente. Lo grave es que el Ejecutivo haya dejado que estos señores estuvieran ahí”.


Después de un año de la intervención ejecutada por la Superintendencia de Sociedades, tras el desplome de Interbolsa, la Asamblea de Accionistas del Fondo Premium no aceptó la reparación ofrecida por Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, dueños del fondo; y por Víctor Maldonado Rodríguez, principal accionista de Interbolsa, constituida por bienes  inmuebles y acciones estimados en $200.000 millones; ya que la deuda con las 1.027 víctimas asciende a los $330.000 millones.


Por su parte, Jaime Granados, abogado de las víctimas, dijo que “en un sentido de dignidad no se puede, después de año y medio de ocurridos los hechos, tener una respuesta tan poco respetuosa de la dignidad de las víctimas”.


Y es que como lo explicó el periodista y abogado Donadio, “a los clientes les decían que la plata de ellos entraba a Interbolsa, que luego se compraban unas divisas para enviar dólares a Curazao, pero resultó que la plata se quedaba en Colombia y ellos la manejaban a su manera en sociedades de familia, créditos personales y hacían con ese dinero lo que querían”. Es por eso que el Estado no puede eludir la responsabilidad que tiene con el fondo y tiene la obligación de administrar justicia y garantizar la reparación a las víctimas.


“Pero lo más grave es que en quince años la gente que demandó por Premium le van a tener que pagar lo que no haya recuperado por la liquidación, más el lucro cesante de $330.000 millones, más los intereses calculados durante tres años, eso es una cifra a la que hay que ponerle muchos ceros. Esas demandas siempre las ganan las víctimas, pero el Consejo de Estado se está demorando quince o 20 años para responder”, concluyó Donadio.



Muerte comercial

La Superintendencia de Sociedades decretó “muerte comercial” a los principales responsables del colapso de la comisionista Interbolsa y del Fondo Premium Capital. Esta medida cobija a Rodrigo Jaramillo Correa, expresidente de Interbolsa, a su hijo Tomás Jaramillo Botero y a Juan Carlos Ortiz Zárate, fundadores del Fondo Premium, y a Víctor Maldonado, accionista del Hotel Santa Clara y de la cadena de restaurantes Archie’s.


Por tal motivo, durante diez años no podrán gerenciar empresas, participar en juntas directivas, constituir sociedades, contratar con el Estado ni realizar compraventa de bienes.