Mundo deportivo

It was not possible, it will be on the third
No se pudo, será en la tercera
29 de Junio de 2014


En octavos de final, Federer enfrentará al español Tommy Robredo, mientras que Rafael Nadal lo hará ante el australiano de 19 años Nick Kyrgios, 144 del mundo.


Foto: EFE 

Santiago Giraldo reconoció en Federer al mejor de la historia. Ahora los planes del colombiano a corto plazo pasan por concentrarse en la temporada de tierra que iniciará en el torneo de Stuttgart, Alemania. 

EFE


Me enfrenté al mejor jugador de hierba de la historia”. Y no es una disculpa, sino una explicación la que entregó Santiago Giraldo tras caer ayer ante el suizo Roger Federer en la tercera ronda del torneo de Wimbledon.


“Aquí me di cuenta de que puedo jugar en hierba, que es importante. Me había preparado bien, a conciencia, pero me enfrenté al mejor jugador de hierba de la historia. No hay consolación, pero al menos tengo que ver las cosas buenas de lo que pasó”, señaló Giraldo, número 35 del ranking ATP.


El colombiano, que por primera vez pasó de la primera ronda de Wimbledon y tenía esperanzas de derrotar a Federer, siete veces campeón en Londres, cayó por 6-3, 6-1 y 6-3, en una hora y 21 minutos, en su segundo enfrentamiento ante el suizo, ambas con derrotas, por lo que tendrá que esperar una tercera oportunidad para intentar esa meta.


Federer, cuarto del mundo y siete veces campeón en Londres, acabó con el sueño del colombiano de convertirse en el primer tenista del país en jugar los octavos de Wimbledon, el tercer Grand Slam de la temporada.


La pista central del All England Club, cubierta en un día lluvioso en la capital británica, vio como un Federer cómodo y experto en hierba imponía su clase ante un Giraldo pertinaz, que luchó cada punto con la esperanza de dar la vuelta a un partido difícil.


“Federer tiene un juego que me molesta muchísimo y es una superficie que él domina y se acomoda mucho mejor a su juego. Tuve alguna posibilidad en el tercer set, en el 3 iguales y el 15-40, pero él sacó muy bien”, explicó Giraldo, quien al ver lo “tranquilo” que estaba el suizo, cada vez jugaba más “acelerado”.


“Tiene un juego que me desbarata, me descoloca, me hace pensar mucho, me hace sentir incómodo”, añadió.


Pero eso sí, a pesar de que no logró imponerse a uno de los rivales más difíciles que le podían tocar, Giraldo se mostró “contento” por haber superado los dos primeros partidos del torneo, ante los españoles Daniel Gimeno-Traver y Marcel Granollers, y porque nota que “va mejorando en general”.


“Tengo un equipo muy bueno así que estoy positivo y optimista de todo lo que venga”, señaló el jugador de Colsanitas.