Política

Theft to sports is being investigated
Investigan robo al deporte
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
27 de Junio de 2014


Desde el 2011 se estaban perdiendo las botellas de licor que Indeportes Antioquia expende en puestos ubicados en los aeropuertos de esta región, y cuyos recursos se destinan al deporte y la recreación.



En rueda de prensa la contralora seccional Luz Helena Arango reveló millonarios faltantes de botellas de licor a cargo de Indeportes Antioquia.

Un informe de prensa preliminar de la Contraloría General de Antioquia develó ayer que presuntamente se estaban robando los recursos del deporte y la recreación antioqueña con la pérdida o faltantes de botellas de licor que la Fábrica de Licores de Antioquia le cede a Indeportes regional para la financiación de estas fundamentales actividades.


Indeportes administra en los aeropuertos ubicados en este territorio puestos de venta de los productos que la licorera le entrega para que con su producido se desarrollen los programas que esta entidad adelanta en beneficio del deporte público en esta región y el sostenimiento de las delegaciones deportivas antioqueñas, que tanto renombre han obtenido en el ámbito nacional.


Tras la realización de procesos de auditorías selectivas y posteriores, el ente de control fiscal en Antioquia detectó y descubrió que desde el 2011 y hasta abril de este año se podría configurar un supuesto detrimento patrimonial por un valor total de 1.185 millones de pesos, que dejó de percibir el deporte antioqueño.


Según la Contraloría, en la vigencia del 2011 se evidenció un faltante de 22.000 unidades de botellas de licor que expenden personas con vínculos con Indeportes Antioquia en los denominados Imm Bond o estanquillos que funcionan en los terminales aéreos regionales.


Con el supuesto robo o pérdida continuada de este licor, el deporte regional dejó de percibir recursos por 403 millones de pesos.


Pero la situación es aún más grave, toda vez que en el transcurso de las vigencias 2012, 2013 y hasta abril de este año, los sabuesos auditores de la Contraloría seccional también lograron evidenciar otro faltante por 42.651 unidades de botellas de los diferentes productos de la FLA, que tienen un valor de 782 millones de pesos, a precio de venta de esas botellas.


La revelación de este posible atentado contra los recursos públicos del deporte antioqueño fue formulada ayer ante la prensa por la propia contralora seccional Luz Helena Arango Cardona, minutos antes de comenzar la rendición de cuentas ante la comunidad antioqueña en las instalaciones de Plaza Mayor.


Por el momento no se entregaron más detalles de este escándalo, que es objeto, por su gravedad, de una exhaustiva investigación, que podría derivar en la apertura de un juicio fiscal al cual serán llamados los supuestos responsables a responder fiscalmente.


Hasta el momento no han trascendido nombres de personas encartadas por esta irregularidad destapada por el ente de control.


Y en desarrollo de un eventual proceso de responsabilidad fiscal también se podría establecer el modo de operar o la modalidad que empleaban para que se produjera ese escandaloso faltante de botellas de licor y de esa forma perjudicar a la juventud del departamento.


Manantiales y Sabaneta


La jefe fiscal departamental también aprovechó ayer su conversación con los periodistas para dar a conocer los resultados de otras dos auditorías que se llevaron a cabo en el Parque Manantiales y en el Municipio de Sabaneta.


En desarrollo de una auditoría regional que adelantaron funcionarios de la Contraloría de Antioquia al Parque Manantiales, se detectaron seis hallazgos fiscales por valor de 92 millones de pesos, 18 hallazgos disciplinarios y 16 de tipo administrativo.


Como ya se sabe, la Administración Departamental de Antioquia decidió meses atrás liquidar este proyecto de parque tecnológico, por las pérdidas que estaban arrojando los balances a diciembre 31 de 2013.


Los hallazgos administrativos se presentan cuando se transgreden procesos internos de una entidad pública. Los hallazgos fiscales y disciplinarios se configuran cuando se violan normas en esas áreas. Un hallazgo fiscal se registra cuando se pierden recursos públicos.


Sobre el Municipio de Sabaneta, la Contraloría explicó que una auditoría realizada a la tesorería de este ente local arrojó un hallazgo de tipo disciplinario, penal y fiscal por valor de 507 millones de pesos.


Las irregularidades encontradas en esa dependencia adscrita a la Secretaría de Hacienda de Sabaneta, están relacionadas con giros de recursos sin los soportes necesarios.


En consecuencia, la Contraloría seccional procedió a la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal y dio traslado a la Fiscalía y a la Procuraduría General de la Nación, autoridades que son las competentes en estos casos.



Catorce logros

Pero no todo es negativo en el campo fiscal antioqueño y la Contraloría General de Antioquia resaltó la obtención de catorce logros en materia de acueductos y alcantarillados, en vivienda y restaurantes escolares en las subregiones antioqueñas.


Estas conquistas se alcanzaron mediante la aplicación de controles de advertencia y el seguimiento a los planes de mejoramiento de las administraciones municipales en la vigencia del 2013.


En acueducto se beneficiaron varios sectores de Salgar, de Sabanalarga, en Toledo y en Anzá.


En vivienda resultaron beneficiados los municipios de San Roque, El Bagre y Puerto Triunfo.


Y en educación se obtuvieron logros fiscales en necesarias obras en Apartadó, Necoclí, La Ceja y en restaurantes escolares de Belmira.