Columnistas

Conservación de las zonas verdes urbanas
Autor: José Maria Bravo
20 de Junio de 2014


Ante el deterioro generalizado del medio ambiente, en Medellín se han hacho serios planteamientos sobre la conservación de las zonas verdes urbanas, destacando, entre otras cosas, la importancia de su sostenimiento.

Ante el deterioro generalizado del medio ambiente, en Medellín se han hacho serios planteamientos sobre la conservación de las zonas verdes urbanas, destacando, entre otras cosas, la importancia de su sostenimiento. 


Esta ciudad se pronunció desde 1990, mediante el Acuerdo Nro. 38: Estatuto Municipal de Planeación, Usos del Suelo, Urbanismo y Construcción, que regulaba los usos del suelo, los procesos de urbanización y de construcción, el sistema vial de la ciudad, y aspectos relacionados con los espacios públicos.


En la exposición de motivos para el proyecto de Acuerdo Nro. 108 de mayo 16 1991, se planteó que: la importancia de los espacios públicos y su dotación, radica en que son los verdaderos escenarios de la vida ciudadana y en ellos se desarrollan las actividades propias del hombre en condición de ciudadano y de ser social. Los usos del suelo, la ocupación, la altura y las densidades de las edificaciones, las relaciones administrativas y financieras repercuten en el funcionamiento y conformación de los espacios públicos…


Recordaban unas definiciones de espacios del área urbana relacionados con este tema, determinados en el mismo Estatuto Municipal.


El amoblamiento urbano está constituido por los elementos fijos, localizados en espacios públicos dedicados al servicio de la comunidad, como: carteleras, buzones, pasamanos, señalización, lámparas, cabinas telefónicas, recipientes para basuras, bancas, jardineras, kioscos o casetas, pilas o fuentes de agua, monumentos.


Los andenes como las superficies de la vía destinadas a la circulación de los peatones, y sus actividades.


Antejardín es el área libre de propiedad privada de uso restringido para el propietario, comprendida entre el límite de la zona pública y la línea del pavimento de la edificación o un retiro frontal adicional.


El área libre pública es toda superficie de terreno libre de construcción, de propiedad del Estado y a la cual tienen derecho de libre acceso y disfrute, todas las personas de la comunidad: vías, parques, plazas, plazoletas.


Espacio público lo definió la Ley 9a. 1989 como el conjunto de inmuebles públicos y los elementos arquitectónicos y naturales de los inmuebles privados, destinados por su naturaleza, por su uso o afectación, a la satisfacción de necesidades urbanas colectivas que trascienden, por tanto, los límites de los intereses individuales de los habitantes.


El separador central es el elemento que separa físicamente dos flujos contarios de tránsito; además sirve para giros y refugio de peatones.


La zona de protección forestal, es el área o parte de un terreno sembrado de árboles, nativos o foráneos, que por circunstancias de orden ecológico, ambiental o paisajístico, se destina a proteger el medio ambiente conservándolo para el bien común.


Zona verde pública, es el área libre engramada y arborizada, con acceso para todas la comunidad...


Además, dicho Estatuto complementa la protección del Medio Ambiente en su Artículo 476: Para todo desarrollo urbanístico se deberá considerar en sus estudios pertinentes y como uno de los objetivos prioritarios resolver la conservación, mejora y protección general del medio ambiente, y las reglamentaciones vigentes relacionadas con los retiros y protección de las corrientes naturales de agua; el manejo y conservación de la arborización natural y nativa… el control sobre los movimientos de tierra al ejecutar las obras, en especial aquellas que se efectúen cerca de cauces de las corrientes naturales de agua, captación y derrame de las aguas servidas.


El pasado nos interroga sobre la efectividad de la actualización de estas disposiciones y de su estricto cumplimiento.