Política

Where is politics headed
Para dónde va la política
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Junio de 2014


Después del triunfo santista, ahora viene una nueva temporada legislativa con grandes protagonistas y desde ya se ventilan reformas como la eliminación de la reelección presidencial.


La política nunca para. Tras el epílogo de la beligerante campaña nacional, que eligió nuevo cuerpo legislativo y a un nuevo jefe de Estado, la actividad política se enrumba ahora hacia el comienzo de la agenda legislativa y al debate parlamentario.


Mientras llega la instalación de las cámaras, la mayor reacción a lo ocurrido el pasado domingo está corriendo por cuenta del expresidente Álvaro Uribe, quien le está tirando a todo lo que tenga que ver con el santismo. Denuncias van y vienen, y muchas de ellas otra vez sin pruebas.


Santos en forma hábil y a la tranquilidad que le da el saberse victorioso, solo respondió a la prensa internacional que él ya pasó la página de los odios y de los rencores que dejó la campaña, y que se dedicará a gobernar y a la verdad.


Un gran escudero de la Unidad Nacional, como es el senador electo Horacio Serpa, le salió al paso a la furia uribista y advirtió que “el que busca encuentra”, seguramente en clara alusión a las intimidades políticas que sucedieron en el 2002 y el 2006 cuando Uribe llegó al poder.


Precisamente una de las expectativas políticas nacionales es si Uribe se posesionará este 20 de julio como senador, que es una de las preguntas que muchos están formulando, pero que pocos saben la respuesta ante el hermetismo del temperamental político antioqueño.


Muchos colombianos están ansiosos de que empiece el nuevo Congreso, pues con las figuras que estarán, habrá que contratar balcón para gozar de los debates que se anuncian.


Y el propio reelegido presidente Santos calentó desde ya la agenda legislativa, con la ratificación que uno de los temas que llevará al Senado y la Cámara será la eliminación de la reelección presidencial y promover la extensión del periodo de los ejecutivos nacionales y territoriales a cinco o seis años, pues fue uno de sus compromisos de campaña con gobernadores y alcaldes que el domingo pasado, según Uribe, le dieron la mano al triunfador Santos.


Entre tanto, todos los observadores de la política nacional quedaron sorprendidos con las dos voces contradictorias dentro del Centro Democrático, CD. Mientras Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo y Marta Lucía Ramírez acataron los resultados y reconocieron el triunfo santista, el siempre tropelero expresidente lanza puyas a diestra y siniestra. El interrogante que muchos se hacen es cuál de esas dos posturas predominará en adelante en el CD, sobre todo después de la cumbre de sus congresistas electos, de la fórmula expresidencial y otros dirigentes que tendrá lugar hoy en Bogotá.


El Congreso


Superada la temporada electoral, que ya nos tenía, francamente, a muchos mamados, las miradas están puestas en el nuevo Congreso del cuatrienio 2014-2018.


La legislatura actual concluye en sus cuatro años este viernes 20 de junio y habrá un receso hasta la instalación del nuevo periodo del 20 de julio, en cuya ceremonia Santos presentará el primer informe a la nación tras su triunfo en las urnas y en el cual trazará su bitácora político-administrativa, que reforzará en su alocución de posesión del 7 de agosto.


Como se sabe, el mandatario arrastra tres deudas grandísimas en los campos de la educación, la salud y la justicia, cuyos proyectos fueron enterrados en la legislatura que se esfuma, pero asuntos, según su discurso de victoria del pasado domingo, con los cuales adquirió un nuevo compromiso, en lo que no puede volver a fallar, porque perdería todo tipo de credibilidad con los casi ocho millones de colombianos que lo apoyaron y con el resto del país que lo sigue catalogando de incumplido.


Y otra de las grandes expectativas políticas, porque aún sigue pendiente, es que por fin se oficialice la composición del Senado de la República mediante la declaración de elección del Consejo Nacional Electoral, CNE.


Sus nueve magistrados avanzan en resolver el alud de impugnaciones, tutelas y acciones populares contra la elección de esta corporación legislativa, de la cual quedan pendientes unas cinco o seis curules correspondientes a las llamadas “colitas” por estar entre las últimas que podrían ingresar de las listas de partidos que alcanzaron escaños en los comicios de marzo.



Política regional

Mientras en lo nacional siguen abiertas las heridas, en la política antioqueña ayer había luto por el fallecimiento de la esposa del exgobernador, exconstituyente, exministro y actual presidente departamental del Partido de la U, Antonio Yepes Parra.


En la tarde de ayer se cumplieron las exequias y los funerales de doña Luz Marina Correa de Yepes.


Volviendo al campo netamente político, se termina el plazo para aquellos corporados que aspirarán en el 2015 por otros partidos distintos al actual en que militan en el Congreso de la República, asambleas departamentales y concejos municipales.


Como las elecciones territoriales del año entrante serán el domingo 25 de octubre, los que están en ese caso deberán renunciar con 16 meses de antelación o antes del primer día de inscripciones para esos comicios, lo cual comienza a correr desde este 25 de junio, o sea, la semana entrante.


Son los casos del senador Juan Carlos Vélez Uribe y del diputado Andrés Guerra Hoyos, quienes serán aspirantes a los comicios por la Gobernación de Antioquia o la Alcaldía de Medellín.


Ambos militan en el Partido de la U, pero deben dimitir a sus curules para ser precandidatos por el uribista Centro Democrático.


El caso más fácil es el de Vélez Uribe porque solo se perdería un mes de salario del cuatrienio 2010-2014. En cambio Guerra Hoyos se va de la Duma seccional para la calle un año y medio antes de la finalización del actual periodo legal de estas corporaciones.


El reemplazo de Vélez Uribe en el Senado durante un mes podría ser el mismo Guerra Hoyos, quien aspiró hace cuatro años al Senado, pero no lo hará para no inhabilitarse como opción electoral regional en el 2015.


También se espera la renuncia del diputado Jorge Honorio Arroyave, del Partido de la U,  si es que su proyecto es aspirar otra vez a la Asamblea pero por el Centro Democrático de su amigo y jefe Álvaro Uribe.