Columnistas

El papel y la educación
Autor: Hernán Cárdenas Lince
14 de Junio de 2014


Si usted lee este artículo en el periódico tiene entre sus manos un “papel” en el que está escrito este texto.

Si usted lee este artículo en el periódico tiene entre sus manos un “papel” en el que está escrito este texto. Pero vale la pena saber un poco sobre la historia del papel, elemento que transformó la cultura europea al mismo tiempo que fue un importante desarrollo industrial.


Por allá en 1450 Gutenberg logró poner a funcionar la imprenta de tipos móviles, técnica que remplazaba el antiguo trabajo manual que solo se hacía en los conventos en donde un pobre amanuense trabajaba siete años para escribir una copia de la Biblia. La rápida producción de libros hizo que fuera necesario el conseguir material para imprimir pues el que se usaba antes de esta imprenta rápida se llamaba ‘vitela’ que era algo muy costoso pues se obtenía de la piel de una ternera recién nacida. Esa piel se secaba al sol y había que prensarla en múltiples oportunidades pero el nuevo invento de la prensa rápida hizo que se recogieran todos los desechos de viejos vestidos de la población, que se deshacían en agua  para luego agregarles aserrín, o sea raspadura de madera. Con esto se formaba una pasta con la cual se hacían las hojas de papel.


El invento de la rápida producción de libros cambió totalmente a Europa entera, tanto en lo económico como en lo cultural, apareciendo curiosidades como que las mujeres principiaron a aprender a leer, capacidad que solo la tenía el 1.5%  de la población. El desarrollo industrial, comercial y de transporte fue maravilloso e hizo necesario que se inventaran modos de hacer dibujos que acompañaran los textos escritos y que también se reprodujeran en grandes cantidades, lo que hizo aparecer formas de imprimir en madera denominadas xilografías. Si se hacían en piedra su nombre es litografía y en placas metálicas con ácidos fuertes se llaman aguafuertes. Pero lo más interesante de todos esos viejos procesos que cambiaron la historia de la humanidad se están presentando hoy con los maravillosos inventos como los computadores interconectados, la televisión y los teléfonos celulares, tecnologías que cambiarán el futuro de la humanidad. 


El libro fue un invento que cambió a la humanidad en todos sus procesos culturales y económicos mientras que hoy, con los adelantos tecnológicos, estamos a punto de llegar a unos procesos de modificación de nuestra vida económica y cultural, todo lo que debería estar acompañado de cambios profundos en la educación.