Economía

Colombia, third recipient of remittances in Latin America
Colombia, tercer receptor de remesas en Latinoamérica
11 de Junio de 2014


Desde Estados Unidos sale la mayor parte de los giros que llegan a las naciones de la parte sur del continente, donde en general hubo una disminución de este ingreso de divisas.



La crisis en España redujo los flujos de capitales enviados a la región, según el Fomin.

Redacción Economía-EFE


economia@elmundo.com


Twitter: economiaelmundo


Los emigrantes enviaron US$61.252 millones a América Latina y el Caribe en 2013, de los cuales Colombia fue el tercer país que más recibió de esas divisas con US$4.100 millones, según un informe del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


De acuerdo con el organismo, el total alcanzado el año pasado, que es prácticamente similar al de 2012, refleja las variaciones positivas en tasas de crecimiento de las remesas hacia Centroamérica y el Caribe, lo que compensa por las tasas negativas para México y los países de Suramérica.


En ese sentido, Estados Unidos es la fuente de aproximadamente tres cuartas partes del ingreso de remesas que reciben los países de América Latina y el Caribe. Tanto así, que de los 21 millones de migrantes originarios de esta región que al cierre de 2013 residían en la nación norteamericana, 54,2 % provenía de México (-0,8 % menos que en 2012) y 14,4 % de Centroamérica (0,6 % más que en el año anterior).


Asimismo, el Fomin señaló que, no obstante la situación económica que ha atravesado España en los últimos años y que comenzó a revertirse hacia finales de 2013, este país se mantiene como la segunda fuente más importante de remesas enviadas a América Latina y el Caribe, particularmente en el caso de los países andinos.


Sin embargo, sí se ha sentido una disminución porque para 2013 se calcula que la fuerza laboral total de los migrantes de América Latina y el Caribe en España alcanzó los 985.000, de los cuales el 64,7 % estaba empleado y el restante 35,3 % en situación de desempleo. Tanto así que, en los años previos a la crisis financiera que estalló a mediados de 2008 el ingreso de remesas del conjunto de países de América Latina y el Caribe alcanzó tasas promedio de crecimiento anuales del 17 %, según Fomin.


A pesar de las caídas, los flujos de remesas a Latinoamérica continúan como una importante fuente de ingresos para millones de familias. Por eso, Nancy Lee, gerente General del Fomin, indicó que “es importante que quienes las reciben tengan opciones para ahorrar y así poder acumular activos que les permitan sobrepasar crisis inesperadas y realizar inversiones a futuro en áreas tales como educación, vivienda y pequeños negocios”.


El informe del Fomin adujo que las remesas recibidas por los países de Suramérica han mostrado una lenta recuperación después de la crisis internacional y además han presentado una mayor variabilidad en sus tasas de crecimiento que el resto de las subregiones, lo cual en parte responde a la diversidad del origen de estos flujos.



Utilidad de las remesas

Durante la XXV Reunión de Directores de Cooperación Internacional de América Latina y el Caribe, celebrada hasta ayer en Guatemala, se concluyó que las remesas son una importante fuente de ingresos para hacer una utilización en beneficio de la economía de los países de destino.


Así lo manifestó el representante guatemalteco Enrique Gil, quien señaló que este tipo de recursos tienen un gran impacto en el ahorro y puede traducirse en nuevas inversiones que a su vez produzcan desarrollo.


“Hay que recordar que en muchos países de la región las remesas representan más del 10 % del Producto Interno Bruto (PIB) y prácticamente son como otra industria”, agregó Gil.