Nacional

Santos dio a conocer las condiciones que marcarían proceso con el Eln
10 de Junio de 2014


Después de comunicar que se viene adelantando una fase exploratoria para iniciar diálogos con esa guerrilla, precisó que sólo entrará en vigencia una negociación cuando se tenga una agenda definitiva para empezar a desarrollarla.


El presidente-candidato Juan Manuel Santos, dio a conocer hoy que desde enero de este año está en curso una fase exploratoria de negociaciones con el Eln, en busca de su desarme y reintegración a la vida civil. Sin embargo, Santos advirtió que no habrá una mesa de negociación oficial para este proceso hasta que se acuerde una agenda definitiva.


Respecto a las condiciones que regirán estos nuevos diálogos, Santos afirmó que “el conflicto es solo uno”, por lo cual “no puede haber dos modelos de dejación de armas, dos procesos de refrendación, dos ejercicios diferentes de esclarecimiento de la verdad”.


El mandatario señaló que si se busca ponerle punto final a un conflicto armado que lleva más de 50 años en el país, es necesario incluir también al Eln en las negociaciones y plantearse su entrega de armas y la garantía de no repetición para las víctimas como metas finales del proceso.


Los diálogos se adelantarán “en el exterior, sin cese al fuego bilateral, sin despejar un milímetro de territorio” y precisó que, de manera semejante al proceso que se viene adelantando con las Farc, no se comprometerán “ni los fundamentos de nuestra constitución, ni nuestro modelo económico, ni nuestras Fuerzas Militares”. "Es mi responsabilidad como presidente informar al país de la existencia de este esfuerzo de paz, que responde a la visión de una paz integral que ha venido promoviendo mi Gobierno", añadió Santos.


El presidente-candidato también aclaró que esta fase exploratoria con el Eln no compromete los avances que vienen dándose con las Farc, proceso que según su intervención “entró en su fase final”. Santos selló su interlocución diciendo que la responsabilidad política en esta nueva negociación “recae exclusivamente sobre mis hombres, sobre los de nadie más”.


El mandatario se dirigió al país desde la Casa de Nariño, después de haberse reunido con sus asesores más cercanos y con quienes conocieron los acercamientos entre el Gobierno y el Eln, con el objetivo de definir los términos en los que se le explicaría a la opinión pública la apertura de este proyecto de acuerdo con dicha guerrilla. Santos contó con la compañía del comisionado de Paz, Sergio Jaramillo y Franck Pearl, excomisionado y actual miembro del equipo negociador del gobierno en La Habana. 


Se dejó claro que el Eln no se integrará a la misma mesa de negociación que avanza hace más de un año y medio con las Farc en La Habana. Aunque el dato está por confirmarse, fuentes extraoficiales afirman que la sede del nuevo proceso sería Ecuador.