Columnistas


Accionar macabro de las EPS
Autor: Iv醤 Guzm醤 L髉ez
10 de Junio de 2014


El Hospital San Vicente Fundaci髇, uno de los patrimonios de Antioquia, producto de una clase empresarial que otrora pensaba y sent韆 a la comunidad, acaba de declarar su servicio de urgencia, en emergencia.

ivanguzman790@gmail.com


El Hospital San Vicente Fundación, uno de los patrimonios de Antioquia, producto de una clase empresarial que otrora pensaba y sentía  a la comunidad, acaba de declarar su servicio de urgencia, en emergencia. Su actual estado de emergencia, hay que decirlo certeramente,  se le debe a la clase empresarial de hoy, que no piensa en la comunidad y ahora acumula riqueza a costa de la sangre y la vida de miles y miles de ciudadanos. Esta clase empresarial, que prefiere acumular ganancias millonarias a costa de la vida de millones de colombianos, está representada en los dueños y manejadores de las EPS, disfrazadas bajo nombres eufemísticos y mentirosos,  y que en su seno esconden la pobreza, el abandono y la muerte, como ocurre, entre otras, con Solsalud, Cafesalud, Salud Total, Salud Colpatria, Savia Salud, Golden Cross EPS, Comfenalco Antioquia, Famisanar  EPS, Comfenalco Valle, Sanitas EPS, Aliansalud EPS, EPS Sura. Campeonas de todas las ignominias, son: Saludvida, Saludcoop y Cruz Blanca.


El asunto es que el hospital más querido de los antioqueños, donde no se le niega la atención a ningún paciente, presenta incrementos en la demanda del 300, 400 y 500%. Al tenor, el doctor Julio Ernesto Toro Restrepo, director general del Hospital, declaró a EL MUNDO (sábado 7 de junio de 2014): “Estamos por encima de nuestra capacidad operativa, nos vemos en la situación de dejar a una persona de 20 a 24 horas esperando una atención, por recibir otro paciente que llega con urgencias más altas y esas otras personas se quedan esperando, porque saben que acá no se les niega el servicio”. El señalamiento a las EPS, no es gratuito, y tienen al Hospital, como si fuera un paciente más, en condiciones de saqueo, abandono y muerte. Así lo sustenta el doctor Toro Restrepo: “Debido a su filosofía, el Hospital San Vicente Fundación, primero atiende a sus pacientes y después se encarga de hacer los cobros, situación que ha sido perjudicial para la Fundación, pues las EPS glosan los pagos. En este momento nos deben 240 mil millones de pesos, de servicios que ya hemos prestado; una deuda de más de 360 días, pero al momento de ir a hacer los cobros, las EPS no responden, no hay ninguna que sea buena paga y cuando llegamos a acuerdos o se encuentra una solución, siempre argumentan que no pagan esos servicios porque ellos no los autorizaron o porque el paciente no los necesitaba”. ¿Abrase visto semejante bellaquería? Y la sociedad antioqueña y colombiana, impávida, viendo morir a la comunidad, como ocurría con los judíos en la época hitleriana, ¡en masa!, mientras los dueños de las EPS, se apoderan de Colombia. Y nuestro hospital, insignia ante Colombia y el mundo, se declara en emergencia.


La otra cara oscura de las EPS, tiene que ver con su “toma” a las Cajas de Compensación: da tristeza ver a todas las sedes de Comfama convertidas en consultorios de tercera, tercerizando a cientos de médicos y médicas honestos, cerrando bibliotecas y haciéndole el juego a las EPS. En el régimen subsidiado, los resultados son espantosos para las Cajas de Compensación, metidas en este negocio macabro “no se sabe por quien”. De seguro el “negocio” terminará matando al Sistemas de compensación (pensado también, otrora, por hombres buenos), pues hoy vemos a las Cajas convertidas en simples “unidades estratégicas de negocios” de políticos y empresarios locales y nacionales, con toda la genuflexión y complicidad de sus directores y directoras, algunas con más de 20 años de reinado y propiciando la politiquería, el clientelismo, el tráfico de influencias, los salarios millonarios y el saqueo. Los resultados desastrosos citados (para la población más vulnerable de Colombia, obviamente), pueden verificarse en la siguiente página, que remite a resultados entregados por el  mismo Ministerio de Salud (http://libretadeapuntes.com/wp-content/uploads/2013/07/RANKING-DESEMPE%C3%91O-2013.pdf)


Puntada final: me identifico con mis compañeros periodistas de “El Pulso”, (el magnífico periódico del sector salud), cuando señalan que el proyecto de reforma tiene 4 temas centrales para el gobierno: “La reforma a las EPS, bajo el nuevo disfraz de “Gestoras de salud”; la centralización del manejo de recursos mediante “Salud-Mía”; la reforma y ampliación del POS, denominado ahora “MI Plan”; y la Administración de las “Redes de Servicios” a cargo de la Gestoras, dentro de los nuevos límites de las “Áreas Sanitarias”. Y en que si el proyecto no encuentra una respuesta a la crisis hospitalaria, generada por los ricos dueños de las EPS, que no quieren pagar a los verdaderos prestadores del servicio, sería una verdadera burla al pueblo colombiano.