Fútbol en el Mundo

Carbonero entered by carambole
Carbonero entró de carambola
9 de Junio de 2014


El futbolista de River Plate, Carlos Carbonero, se convirtió sorpresivamente en el remplazo de Aldo Leao Ramírez, volante que tuvo que ausentarse de la nómina de los 23 jugadores que representarán a Colombia en Brasil 2014.


Foto: Archivo El Mundo 

Carlos Carbonero celebrando en Argentina uno de los tantos títulos que ha ganado en este país, siempre con la bandera colombiana al hombro, orgulloso de su tierra y ahora quizás más que nunca con la convocatoria mundialista.  

Redacción


Deportes@elmundo.com 


No fue Elkin Soto, Luis Muriel, Macnelly Torres o Aquivaldo Mosquera, no. El elegido para remplazar al lesionado Aldo Leao Ramírez fue Carlos Carbonero, un hombre que no había estado entre los 30 preseleccionados de José Pékerman para ir al Mundial de Brasil y de allí lo extraño que resultó su llamado.


Extraño no por las condiciones del jugador. De buen momento en el River Plate, reciente campeón argentino, con el cual se convirtió en uno de los goleadores del equipo “Millonario” en esta campaña, en la que fue baluarte y finalizó con seis goles.


Lo curioso es que el entrenador gaucho, al servicio de la “Tricolor”, no eligió entre los cuatro jugadores que se suponía podía escoger, tal vez como respuesta a la negativa de algunos de estos a someterse a la concentración final en la que sabían de antemano no quedarían entre los elegidos. Ya en el caso de Muriel, pudo pesar su actual nivel deportivo y la cantidad de delanteros que habitan hoy en día en el plantel.


El caso, que no tendrá claridad sino hoy, con la rueda de prensa que dará la delegación cafetera en horas de la mañana, es que se esperaba un mediocampista de corte destructivo, labor que desempeñaba Aldo Leao Ramírez, quien gracias a su experiencia como creativo le daba lucidez a la Selección para pasar del sector defensivo al ofensivo, pero el caso de Carbonero es todo lo contrario.


Tal como viene jugando en el equipo de la “Banda Cruzada”, el bogotano se ha caracterizado por ser más un volante tirado al costado, que un recuperador. Un jugador que por su velocidad puede desbordar por los flancos y abrir esquemas defensivos debido a sus virtudes y que cuenta con facilidades para el gol, no tanto para el quite.


Sus anotaciones llegaron este semestre de dos formas específicas: La primera, de media distancia, siempre impactando el esférico al costado o ángulo más complicado para el portero y la segunda, como un hombre que lee muy bien las jugadas, que sabe interpretarlas, que se ubica bien en el área rival y de ahí la razón para que en varias ocasiones haya pescado los rebotes de los porteros y definido prácticamente en las barbas de estos.


Incluso, Jorge Serna, técnico suyo en su época como juvenil, le contó ayer al programa el Carrusel Deportivo, sus virtudes como jugador en el equipo de Academia Compensar y ratificó lo que se piensa de él.


“No sé cuál es la idea del cuerpo técnico, pero es un jugador que por  sus características, puede jugar y figurar en este proceso de la Selección Colombia. Nosotros le sacábamos mucho provecho jugando como volante creativo, haciendo daño por dentro y seguro que su llamado se da, porque es uno de los jugadores en los que mejor momento está”, analizó Serna.


Lo cierto es que si su llegada se da más para reforzar el ataque, pasará a ser un segundo intérprete en el combinado nacional, detrás de Víctor Ibarbo y Juan Guillermo Cuadrado, hombres con los que entraría a competir directamente de acuerdo con su actual posición en el campo.


Esto también indicaría que ante la salida de Aldo Leao Ramírez, Alexánder Mejía pasaría a ser el hombre a cumplir las obligaciones de este en el gramado y a complacer las necesidades que le suplía el hombre del Morelia a Pékerman, debido a que entre Abel Aguilar, Fredy Guarín, Carlos Sánchez y en caso tal, Éder Álvarez Balanta, el más parecido a este es el volante de Atlético Nacional.


Finalmente, cabe recordar que la Federación Colombiana de Fútbol informó ayer que Carlos Carbonero viajará hoy a territorio brasilero, para unirse a la concentración del seleccionado patrio y que este jugará con el número cinco durante la Copa Mundo. 



La carrera de Carlos Carbonero

El volante bogotano Carlos Carbonero se inició profesionalmente en el Atlético Huila, cuadro con el que debutó en el año 2010 y del que pasó al Once Caldas de Manizales en el 2011.


De ahí dio el salto a Estudiantes de La Plata, equipo con el que se estrenó en el fútbol argentino y con el que jugó la segunda parte del año 2011. Tras su breve paso por el cuadro “Pincharrata” fue traspasado a Arsenal de Sarandí, elenco en el que fue dirigido por Gustavo Alfaro y con el que ganó el Torneo Clausura, la Copa Argentina y la Supercopa de este país. 


En la segunda parte del 2013 fue adquirido por River Plate, equipo en el que ha logrado importantes figuraciones, especialmente en este 2014, con el que ganó el Torneo Final y la Copa Campeonato.