Nacional

Victims on Havana’s agenda
Víctimas, en la agenda de La Habana
Autor: Claudia Patricia Toro Vasquez
4 de Junio de 2014


El nuevo punto que discutirán los negociadores y las Farc tras haber cerrado un acuerdo sobre el punto de drogas y narcotráfico el pasado 16 de mayo, será el controvertido tema de las víctimas.


Foto: EFE 

Humberto de la Calle Lombana, jefe de la delegación negociadora de paz del Gobierno, en su alocución de ayer en La Habana, Cuba.

Empezó un nuevo ciclo en las negociaciones de paz con las Farc. Este consiste en la puesta en marcha de una serie de reuniones preparatorias con el propósito de disponerse para las discusiones sobre el siguiente punto de la agenda, que es el de las víctimas.


El debate de las víctimas junto a la impunidad, fueron los soportes del procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, para manifestar que “hay que ver bien la norma constitucional” y seguir sus parámetros.


Es así como en un nuevo debate con el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre Lynett, se puso en boca el tema de las víctimas criticándose, según Ordóñez Maldonado, que “hay una calculada concertación en diversos aspectos para llevar a la opinión pública a que acepte la impunidad”. 


La contraparte 


Sin embargo, Humberto de la Calle Lombana, jefe negociador en los diálogos con las Farc, instó ayer a los colombianos a no dejarse confundir por las “mentiras”, “falacias” e “imperdonables” campañas de desinformación para atacar el actual proceso de paz.


“Les aconsejo a los colombianos que no se dejen echar cuentos”, dijo en La Habana, De la Calle Lombana, quien recordó que los colombianos son los “dueños” del actual proceso de paz con la guerrilla y serán quienes tengan la última palabra para validar o no lo que se acuerde con las Farc.


En una declaración sin opción a preguntas ante los medios en La Habana, el exvicepresidente colombiano insistió en que el proceso de paz con la guerrilla no busca destruir la libertad de empresa o la propiedad privada ni negociar la doctrina de las Fuerzas Armadas o la Policía.


“A ustedes, soldados y policías de la patria, les quiero decir que ni su salario, ni su futuro, ni mucho menos su doctrina han sido o serán negociadas aquí. No se dejen confundir por quienes no tienen otro interés que atacar este proceso con una imperdonable campaña de desinformación”, agregó.


El papel de las víctimas


En este sentido, afirmó De la Calle Lombana que “no hemos venido a negociar sus derechos, sino a acordar cómo el Gobierno y las Farc les responden de la mejor manera. Cómo satisfacemos sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación y aseguramos que el dolor y la tragedia que vivieron no se vuelvan a repetir. Son los intereses supremos del Gobierno en este capítulo de estos diálogos”.


En las negociaciones se han logrado tres de los cinco puntos que se establecieron en la agenda. El primero fue el desarrollo agrario integral, el segundo el de la participación política para fortalecer nuestra democracia y, el tercer acuerdo es para la solución de los cultivos de uso ilícito, que busca acabar la siembra de coca en Colombia.


“Hemos llegado a estos acuerdos, no por las Farc, sino por y para todos los colombianos. Estamos convencidos de que estos puntos representan las transformaciones necesarias para que el conflicto jamás se repita”, aseveró De la Calle Lombana.


Ahora quedan por analizarse el de las víctimas y el fin del conflicto para después discutir  los mecanismos de refrendación y verificación.  En este último hizo un énfasis el jefe de la delegación del Gobierno y expresó que “ustedes, los colombianos, al final del proceso tendrán la última palabra: validar o no lo que hemos acordado.  En las manos de ustedes y solo de ustedes estará abrir la puerta a la fase de transición  en la que serán implementados los acuerdos. (…). Les aconsejo que no se dejen echar cuentos”.


Por otra parte, los delegados de las Farc aseguraron que el alto mando de la guerrilla estudia la posibilidad de declarar un nuevo alto el fuego unilateral con motivo de la segunda vuelta electoral. «Lo estamos analizando. No puedo decirles si habrá o no habrá (alto el fuego). Solo comentarles que nuestro Secretariado analiza esta posibilidad», manifestó «Iván Márquez», cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango.



Subdivisión del grupo de negociadores

Tras la propuesta de la delegación del Gobierno y del presidente Juan Manuel Santos, de subdividir los grupos de negociación para mayor productividad, los voceros de la guerrilla de las Farc en los diálogos de paz en La Habana aceptaron subdividirse para acelerar los diálogos. 


Aunque no aceptaron abordar dos puntos diferentes al mismo tiempo, sí creyeron efectiva la creación de varias comisiones para abordar, desde diferentes puntos de vista, el tema de las víctimas. 


Las Farc también planean un nuevo cese unilateral del fuego, tal como ocurrió durante las pasadas elecciones, y el anuncio sería hecho en los próximos días.