Mundo deportivo

“Beetles”, in their most golden era
“Escarabajos”, en su época más dorada
2 de Junio de 2014


Los logros y el nivel actual de los ciclistas "cafeteros" hicieron despertar nuevamente el fervor de todo un país, que supo disfrutar de grandes éxitos en el pasado.


Foto: EFE 

La foto para la posteridad. Rigoberto Urán (izq.) y Nairo Quintana, los dos mejores exponentes del pedal de nuestro país.

Redacción/Agencias


La magistral actuación de Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Julián Arredondo en Italia, sumado a otras grandes hazañas conseguidas por ellos mismos y por otros corredores en el último tiempo, dan pie para certificar que estamos ante una generación dorada de “escarabajos”, quizás la mejor camada de la historia de nuestro país.


Porque si bien a lo largo de la historia el pedalismo nacional se ha destacado, lo de ahora es sencillamente fantástico teniendo en cuenta la cantidad y calidad de “cafeteros” que brillan en las grandes citas del mundo.


Colombia comenzó a ganarse un nombre en el concierto internacional a partir de las gestas de “Cochise” Rodríguez, quien batió el récord mundial de la hora (1970) y luego ganó la prueba de los 4.000 metros persecución individual en los Mundiales de Varese, Italia, en 1971.


Rodríguez marcó una época y aún al día de hoy sus hazañas son recordadas. Pero tuvieron que pasar varios años para que el nombre de Colombia volviera a sonar en el mundo.


Fue en 1987 cuando sobresalió “Lucho” Herrera, ganador de la Vuelta a España y el único que ha ganado la camiseta de la montaña en las tres grandes: el Giro, la Vuelta y el Tour.


La década de los 80 le trajo muchas satisfacciones a nuestro país. Fue una época dorada en la que Herrera y Fabio Parra dejaron en alto el nombre del país en las carreteras francesas, españolas e italianas.


Los mayores recuerdan especialmente el triunfo de Herrera en la mítica etapa de Alpe d’Huez en el Tour de 1984 y el título de la Vuelta a España de 1987, en doblete con la camiseta de la montaña, la primera vez que un ciclista no europeo ganó la ronda ibérica.


Esta senda ganadora comenzó en 1980 con Alfonso Flórez, campeón del Tour del Porvenir (Francia), carrera en la que también se llevaron el título Martín Ramírez (1985), el propio Quintana (2010) y Esteban Chaves (2011).


También en la Dauphiné Liberé (Francia) Martín Ramírez ganó en 1984, año en que doblegó a Bernard Hinault, uno de los pocos ciclistas que ganó las tres grandes. La Dauphiné también coronó como campeón a Herrera (1988 y 1991).


En el Tour de Francia, Colombia fue tercero con Fabio Parra en 1988. Además de cinco títulos de montaña (dos de Herrera, uno de Santiago Botero, Mauricio Soler y Nairo Quintana), en la ronda gala los “escarabajos” ganaron catorce etapas.


Colombia suma 21 triunfos parciales en el Giro, una estela que comenzó en 1973 con Martín “Cochise” Rodríguez, quien repitió en 1975.


A “Cochise” le siguieron “Lucho” Herrera quien ganó tres y otros como Oliverio Rincón, José Jaime González, Víctor Hugo Peña, Carlos Contreras, Freddy Rodríguez, Iván Parra, Felipe Laverde, Miguel Rubiano y ahora Rigoberto Urán, que ya lleva tres en su palmarés y Quintana con las dos de este año.


En la Vuelta a España, al título de Herrera en 1987 se agrega que Fabio Parra fue subcampeón en 1989, Francisco Rodríguez, tercero (1985), al igual que Óscar Vargas (1989), y los triunfos individuales se cuentan por 28 etapas.


La actual generación


Los “Escarabajos” dejaron el listón muy alto en la década de los 80. Parecía difícil que apareciera otra camada capaz de superar las conquistas obtenidas.


Pero en los últimos años irrumpieron Quintana, Urán y compañía. Fabio Duarte sorprendió al mundo con su título en el Mundial Juvenil de Ruta Sub 23 de 2008, en Varese, donde “Cochise” Rodríguez se había consagrado 37 años atrás.


Urán maravilló al mundo al conseguir la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en un recorrido que estaba hecho para los europeos, y viene de un doble subtítulo en el Giro.


Nairo Quintana se ganó un nombre al levantar el trofeo de la Vuelta al País Vasco el año pasado, y poco después se trepó al podio del Tour de Francia, como subcampeón.


Sergio Luis Henao, Carlos Betancur, Esteban Chaves, Miguel Rubiano, Darwin Atapuma, Sebastián Henao y Winner Anacona, entre otros, completan una camada interesante, quienes por edad, nivel y talento, garantizan que el nombre de Colombia seguirá sonando fuerte en las carreteras europeas por muchos años.



Voces de satisfacción

“Lucho” Herrera:


“Fue una carrera estupenda para nuestros representantes de comienzo a fin. Una gran felicitación a todos los que compitieron representando a nuestro país, sabemos del sacrificio y la voluntad que han tenido”.


Freddy González:


“La gente no se alcanza a imaginar lo duro que es aguantar temperaturas extremas en estas carreras grandes. Hay etapas que son verdaderamente inhumanas y por ello este triunfo sabe mucho mejor”.


Martín “Cochise” Rodríguez:


“Es un honor, una alegría, es algo que lo llena a uno de regocijo. Estamos ante una generación extraordinaria de ciclistas”.


Fabio Parra:


“La sonrisa de Nairo Quintana alegra a todo Colombia en estos momentos, nuevamente gracias enormes por esto que le das a nuestro país”.


Jorge Ovidio González:


“El ciclismo nacional está orgulloso de esta actuación soberbia de nuestros corredores. Tenemos mucho talento”.