Columnistas


El Metro se multiplica
Autor: Carlos Cadena Gait醤
2 de Junio de 2014


El Metro, nuestro Metro, rara vez hace algo sin antes haberlo planeado muy bien.

El Metro, nuestro Metro, rara vez hace algo sin antes haberlo planeado muy bien. Es así como las tres líneas de cable actualmente en funcionamiento se han convertido en proyectos modelo para el mundo, y como las dos nuevas estaciones de Sabaneta y La Estrella nos han permitido saborear la expansión directa del sistema.


Hoy no me quiero referir al gran proyecto actualmente en ejecución para el tranvía de Ayacucho (con sus dos cables complementarios). Este, sin duda, es un proyecto monumental que le cambiará la cara a un tradicional sector de la ciudad, que además se convertirá en un proyecto histórico para la nación, así el Gobierno Nacional no esté aportando el dinero que “según la legislación” le correspondería.


Por el contrario, me quiero enfocar en algunos de los tremendos proyectos que se nos vienen. Desde el lunes pasado estamos felices con la habilitación de la Línea C del Metro. Esta habilitación del enlace entre Niquía y San Javier, corresponde a una prueba para determinar la demanda de usuarios en el trayecto. De resultar positivo el resultado, podríamos empezar a soñar con la operación comercial permanente de esta línea; un tramo que está totalmente construido, y que también podría implicar la construcción de dos nuevas estaciones: una en la zona de Caribe, y la anhelada estación de la Universidad Nacional. Semejante contribución en movilidad, con seguridad cambiaría positivamente las dinámicas del campus.


Esta posibilidad no es fortuita. Hace parte de un sólido plan maestro que describe en detalle el futuro del sistema Metro. Además de esa Línea C, el plan de expansión incluye otros tres proyectos en el corto plazo: una nueva estación entre Industriales y Poblado, una primera fase para el tren multipropósito (inicialmente enfocado en el manejo de residuos sólidos), y el mega corredor de tranvía para la Avenida 80. 


El tranvía de la Avenida 80 conectará la estación de la Aguacatala con la de Caribe, conectando con la estación Floresta y con la estación La Palma de la línea 1 de buses. Así mismo, incluiría unas 15 paradas adicionales. Aunque los estudios y diseños del proyecto están listos, aunque la Alcaldía de Medellín ya comprometió su aporte, el Gobierno Nacional todavía no se compromete claramente con el suyo –que de acuerdo con la Ley de Metros debería corresponder al 70%-. Ministro Cárdenas: ¡estamos esperando su apoyo!


Como si esto fuera poco, se ha reactivado el debate en diferentes escenarios sobre la importancia de asegurar que el Túnel de Oriente, no cometa el error garrafal de excluir al transporte colectivo. Aunque el polémico Túnel de Oriente continuará generando oposición desde todas las esquinas, algunos pragmáticos insisten en que ese proyecto debería estar destinado únicamente a ser usado por un sistema de transporte colectivo. Por un lado se habla de construir un corredor de Metroplús que conecte hasta el aeropuerto internacional. Por otro lado, el Metro confirma que sería posible extender el futuro tranvía (de ruedas neumáticas) de Ayacucho hacia el José María Córdova, y hacia un futuro sistema de transporte de mediana capacidad para el oriente cercano. No me cabe duda que está sería la única opción correcta, en caso de que el Túnel de Oriente siga su camino.