Nacional

Desborde de quebrada deja unos 3 mil afectados en el Cauca
Autor: Redacción EL MUNDO
27 de Mayo de 2014


La situación se produjo en el municipio de Santa Rosa, causando daños en el acueducto municipal y damnificó a los habitantes de unas 43 viviendas. Se espera la asistencia en alimentos y materiales para la construcción como auxilios para los pobladores que sufrieron pérdidas.


La situación se produjo en el municipio de Santa Rosa, causando daños en el acueducto municipal y damnificó a los habitantes de unas 43 viviendas. Se espera la asistencia en alimentos y materiales para la construcción como auxilios para los pobladores que sufrieron pérdidas.


Unas 3 mil personas resultaron afectadas en el municipio de Santa Rosa, en el sur del departamento del Cauca, luego de una avalancha que destruyó varias casas. El hecho sucedió en el barrio El Libertador, cuando la creciente de la quebrada San Fernando generó un gigantesco deslizamiento de tierra que arrasó con el acueducto municipal, cuatro viviendo y un puente. Sumado a ello, la avalancha produjo daños en cerca de 43 casas.


El alcalde de Santa Rosa, Eduardo Jiménez, calificó el hecho como una tragedia y señaló que además de las pérdidas en cultivos, la mayor afectación se presenta en el acueducto municipal, por lo cual hizo un llamado al Gobierno Departamental y Nacional para que faciliten la entrega de ayudas humanitarias. 


Por su parte, Edith Janet Paz Lenis, coordinadora de la Gestión del Riesgo en el Cauca, manifestó que las familias damnificadas fueron alojadas provisionalmente en escuelas y salones comunales del municipio.


“Una comisión de la Gobernación del Cauca ya llegó hasta la zona y se está haciendo el censo de damnificados que por ahora suma 320 personas, incluyendo quienes perdieron sus cultivos“, indicó la funcionaria. La coordinadora de la Gestión del Riesgo explicó que se adelantan trabajos para restablecer el servicio del agua potable, luego de que la avalancha afectara el acueducto. “Ya se han gestionado ayudas por un valor de 800 millones de pesos, representadas en alimentos y materiales para la construcción que apoyarán la reconstrucción de las viviendas averiadas“, señaló Paz.