Economía

“I married my profession”
“Me casé con mi profesión”
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
12 de Mayo de 2014


La Cámara de Comercio del Aburrá Sur, en cabeza de Lillyam Mesa Arango, tiene una apuesta clara por el emprendimiento, la formalización empresarial y la primera educación para incentivar competencias laborales y emprendedoras para mejorar las facultades competitivas de la región.


Foto: EL MUNDO 

Lillyam Mesa Arango, presidente de la Cámara de Comercio del Aburrá Sur. 

@c88caesar


Desde el 8 de abril de 1992 funciona la Cámara de Comercio del Aburrá Sur, la cual posee jurisdicción en los cinco municipios del sur del Valle del Aburrá: Caldas, Envigado, La Estrella, Sabaneta e Itagüí, donde tiene su sede principal. 


Esta institución cameral ha tenido como cabeza principal a Lillyam Mesa Arango, quien es la menor de una familia de once hijos, estudió Administración de Empresas en la Universidad Eafit y admite que se casó con su profesión. 


En entrevista con el periódico EL MUNDO, esto fue lo que Mesa Arango nos contó acerca de las actividades que realiza la Cámara de Comercio del Aburrá Sur en áreas de emprendimiento y formalización laboral, entre otros temas.    


-¿Por qué se casó con su profesión? 


“Por la dedicación, la responsabilidad, la entrega y el compromiso con el que uno hace todo lo que tiene que hacer en una institución como esta”.


-¿Cómo ha llevado estos 22 años en la presidencia de la Cámara?


“Con trabajo comprometido, responsable, con mucho amor, con mucha entrega, y con algo que es fundamental: con mucha honestidad”. 


-¿Cuál es el compromiso que usted tiene como presidente de la Cámara?


“Trabajar en una Cámara de Comercio es muy importante porque en estas instituciones están todos los sectores y de todos los tamaños. En una Cámara de Comercio se encuentran al microempresario, al famiempresario, a la pequeña empresa, a la mediana y a la grande, y fuera de eso, se encuentran de todos los sectores: comercio, financiero, manufacturas, eléctrico, construcción, agrícola, en fin, todos los sectores, lo que no ocurre en algunos gremios. O sea que el compromiso es mucho mayor porque hay que trabajar por todos ellos”.


-¿Qué opina de la discriminación laboral hacia las mujeres?


“Desde hace unos años las mujeres hemos venido ganando unos espacios pero yo digo que nos ganemos esos espacios bien ganados. No porque nos lo den, no porque nos lo regalen sino que son espacios que nosotras las mujeres nos lo ganemos por nuestro trabajo, porque seamos estudiosas, comprometidas, echadas para delante, pero que no sea por decreto”.


-¿Qué programa viene trabajando la Cámara con los emprendedores?


“En este momento venimos trabajando con un programa muy bonito que se llama Empforma. No queremos que en la Cámara se sigan matriculando tantas empresas (que la mayoría son micros), para que desaparezcan a los seis meses o a los tres años”.


-¿Cómo se ha venido trabajando este programa? 


“Hemos firmado un contrato con Créame, que es la incubadora de base tecnológica de Antioquia. Ese contrato lo hemos hecho con recursos 100 % propios, con el fin de que todo emprendedor que llegue a cualquiera de los cinco municipios, (y antes de matricular su empresa), tenga una asesoría con un experto, para analizar su idea o su plan de negocios, y puedo decir que hemos tenido emprendedores que han desistido porque vieron, al sentarse con el asesor, que simplemente iban a matricular una empresa por pálpito o por necesidad, no por conocimiento, y mejor se dan un compás de espera para conocer más del negocio que han querido matricular”.


-¿Qué hace la Cámara por la asociatividad de las empresas en el Aburrá Sur?


“También a través de Empforma, venimos trabajando en la asociatividad porque vemos que nuestras micros, pequeñas y medianas empresas, solas no lo logran, en cambio acompañados, y teniendo unas economías de escala lo pueden hacer. Entonces con Esumer hemos firmado otro convenio con el fin de trabajar mucho lo que es la asociatividad y hemos conformado varias mesas sectoriales y redes empresariales que son geográficas”. 


-¿En qué consiste la Alianza por la Innovación que trabaja la Cámara?


“Ese programa que está muy de moda por estos momentos es muy especial porque estamos trabajando con la mediana y la gran empresa con el fin de crear cultura. También estamos trabajando, principalmente con la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, con la Gobernación de Antioquia y el Municipio de Medellín”. 


-¿Qué le gusta leer?


“A mí me gustan más las noticias, las revistas especializadas. Principalmente todo lo que tenga que ver con economía. De hecho lo primero que hago a las seis de la mañana cuando llego es leer los periódicos, especialmente las noticias de economía. Sin embargo me gustan mucho los libros de William Ospina, aunque algunos son tan fuertes que a veces los tengo que dejar a la mitad del camino”. 


-¿Cómo le fue con Los nuevos centros de la esfera? 


“Es buenísimo, además, los libros de William Ospina nos dan un muy buen ejemplo y dicen unas verdades que lo estremecen a uno”. 


-¿Cómo imagina su retiro?


“Me lo imagino, no dejando la lectura en ningún momento. Seguir actualizándome en todo lo que tenga que ver con el país. También me veo tranquila, dedicándole más tiempo a mi familia, yendo a cine, haciendo lo que más me gusta, que es ir al gimnasio, caminando por el occidente y yendo al oriente. También ayudándole a una obra social, dedicarle unas buenas horas a la parte social con los niños o las personas de la tercera edad”. 


-¿Cuáles son las tres cosas que más la apasionan?


“Estudiar, el gimnasio y el descanso en familia”. 


-¿Qué mensaje les puede dar a las mujeres emprendedoras?


“Que el mundo empresarial es para toda la ciudadanía, tanto hombres como mujeres, y que sepamos que la mujer está avanzando en unos espacios muy importantes, tanto de la vida empresarial como social y la vida política, y que esos espacios no los podemos desaprovechar pero hay que ganárselos con mucho estudio, responsabilidad, ejemplo y honestidad”. 


-¿Qué le falta al Aburrá Sur en materia de competitividad?


“No solamente al Aburrá Sur sino al país. Colombia tiene que trabajar muchísimo más en la educación, pero la educación no solo desde la universidad sino que hay que hacerlo desde la educación inicial. Tenemos que generar competencias emprendedoras y laborales desde esa etapa, y en eso la Cámara viene trabajando desde el año pasado en un proyecto que es el pacto: Educación-Empresa-Estado”. 


-¿Adónde se iría un año sabático?      


“Yo me iría a París porque me parece que es una ciudad bellísima. Por sus parques y todas sus instituciones y todas las bellezas que posee. Tuve la oportunidad de visitarla hace años y me parece que es una ciudad mágica”.   



Internacionalización

En el consolidado de las exportaciones de Antioquia del año pasado, el Aburrá Sur incrementó todos sus indicadores, y entre ellos se destacan los 1.379 millones de dólares que exportó la subregión, así como el incremento de ventas hacia nuevos mercados como Argentina, México, Bélgica, Chile, Perú, Ecuador, Estados Unidos y Venezuela. 


Durante el 2013 el país exportó 58.822 millones de dólares y de ellos, 26.341 millones de dólares son no tradicionales (no incluyen petróleo y sus derivados), de los cuales el 22 % corresponde a las exportaciones antioqueñas, equivalentes a 5.795 millones de dólares.  


En esas exportaciones de productos no tradicionales, el Aburrá Sur participó con 5,2 % en el panorama nacional, explicó Lillyam Mesa Arango, presidente de la Cámara de Comercio del  Aburrá Sur. 




Formalización en el Aburrá Sur

Hace cerca de tres años, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y las Cámaras de Comercio comenzaron un trabajo de brigadas por la formalización, que tenía como fin, mermar la informalidad entre el 50 % y el 60 %. Sin embargo, en el Aburrá Sur esta cifra llega “si acaso al 18 %”, señaló Lillyam Mesa Arango. 


“Esto se hizo con varios profesionales que los llamábamos brigadistas, pero para mí, eran mis embajadores, porque no solamente llegaban a las empresas y al sector comercial, a ver si estaban matriculados en la Cámara de Comercio sino a presentarles un portafolio de servicios que venía ofreciendo, tanto el Gobierno Nacional como la Cámara de Comercio Aburrá Sur”, señaló Mesa Arango. 


Este convenio prosiguió hasta el año pasado, y este año la Cámara los institucionalizó, y hoy por hoy, la región cuenta con unos brigadistas que visitan negocio por negocio haciendo una sensibilización sobre la formalización, mostrándoles que “es tan importante como tener la cédula de ciudadanía”.