Economía

Regional integration, a fight against inequality
Integración regional, una lucha contra la desigualdad
9 de Mayo de 2014


En Lima, Perú, la Cepal realizó algunos foros y debates sobre los procesos que se deben implementar para disminuir las brechas sociales que permanecen en América Latina y el Caribe.


Foto: EFE 

La secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, presentó la propuesta del organismo para luchar en contra de la desigualdad de la región.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) propuso que se fortalezca la integración regional como un mecanismo para lograr el crecimiento con igualdad.


Esa fue una de las conclusiones del documento “Pactos para la igualdad”, presentado durante el 35 periodo de sesiones del organismo que culminó ayer en Lima, que señala la importancia de “poner en sintonía la macroeconomía con la estructura productiva en el país y las políticas sociales”.


De acuerdo con la propuesta de la Cepal, las relaciones de los países deben abordar dimensiones no solamente comerciales sino también políticas, sociales, culturales y ambientales.


“Una mayor articulación productiva regional es indispensable para que la región avance hacia un cambio estructural para la igualdad”, indicó la principal propuesta del documento.


Esta pretensión del organismo se da luego de conocer algunas cifras sociales, en las que se indicó que América Latina y el Caribe crecieron en promedio un 2,5 % en 2013, pero la tasa de pobreza fue del 27,9 %, sumado al índice del desempleo que se ubicó en 6,4 % en 2012.


Al respecto, la secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, comentó que América Latina y el Caribe necesitan acuerdos políticos para cerrar las brechas de desigualdad existentes en los ámbitos fiscal, laboral, educativo y de género.


“Hay brechas de desigualdad en el manejo de la fiscalidad, en el trabajo, en la producción, la segregación educativa y territorial, en la habitabilidad, en los derechos reproductivos, en el género y en las etnias”, aseguró Bárcena.


La representante de la Cepal remarcó que la región “necesita de acuerdos políticos” para asumir una serie de pactos que aborden la solución a estas brechas que perpetúan la desigualdad y la pobreza, porque Latinoamérica está encontrando límites en su crecimiento por varias restricciones externas, como la pérdida del dinamismo comercial por la fluctuación de precios de las materias primas, la volatilidad financiera y la alta vulnerabilidad a los fenómenos climáticos, especialmente en el Caribe.


La presentación del documento contó con la intervención del vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, quien indicó que “la educación y el conocimiento es lo principal para construir igualdad”


Según el alto funcionario uruguayo, la Cepal propone un cambio cultural en nuestras sociedades, porque busca “construir la igualdad de derechos y oportunidades” y una “ciudadanía con dignidad”.


En ese sentido, el ministro de Economía de Perú, Luis Miguel Castilla, aseguró que la reducción de la informalidad sigue siendo un desafío central para su país, donde el 72 % de trabajadores no tiene seguro social y el 57 % trabaja sin contrato. Por tal motivo, se debe hacer un esfuerzo conjunto en la región para combatir este fenómeno que ya es generalizado.



Otra propuesta

La Cepal también presentó, en el marco del período de sesiones en Lima, el documento “Integración regional: hacia una estrategia de cadenas de valor inclusivas”, que indicó que las relaciones de los países deben abordar dimensiones no solamente comerciales sino también políticas, sociales, culturales y ambientales. “Una mayor articulación productiva regional es indispensable para que la región avance hacia un cambio estructural para la igualdad”, indicó la principal propuesta del documento.