Economía

In search of real market for entrepreneurs
En busca de mercado real para emprendedores
4 de Mayo de 2014


Más allá de la financiación de los emprendimientos que ofrece el Estado, los nuevos empresarios deben concentrarse en encontrar un mercado real y potencial para sus productos o servicios.


Foto: Cortesía 

Los últimos estudios especializados que ha publicado Isenberg (foto) son “Emprendimiento y el culto de fallo” (2011), “Cómo iniciar una revolución del emprendimiento” (2010) y “El emprendimiento global” (2008). 

Cortesía 

Redacción Economía 


Los gobiernos de América Latina deben evitar “sobreinvolucrarse” en el emprendimiento empresarial para que ese proceso logre el crecimiento extraordinario esperado, advirtió el experto estadounidense y asesor del presidente Barack Obama, Daniel Isenberg.


En una entrevista, este profesor de Babson Global, una de las mejores escuelas de emprendimiento del mundo, con sede en Boston (EE.UU.), consideró que “incentivar financieramente a los emprendedores para que creen empresas es un error enorme en la política de un país”.


La razón, dijo, “es que cada empresa debe buscar fuentes de financiación, que no solo deben ser ángeles inversionistas sino clientes y todos aquellos actores del mercado que se benefician cuando la empresa crece”.


Esa intervención exagerada del Estado se ha dado en naciones como Brasil, alertó, donde “el sobreinvolucramiento del Gobierno ha hecho que el emprendimiento no avance al ritmo que debería, evitando que tenga un éxito arrollador”.


El peligro que trae consigo el apego al dinero que otorga el sector público a los empresarios es que “se puede dar el caso de que se esté muy bien financiado pero no tener un mercado real, con lo cual la empresa será un fracaso”, indicó.


En el país 


Sobre Colombia, dijo haber detectado “una gran ventaja que consiste en que el Gobierno y otras instituciones son transparentes en sus acciones y mucho más abiertas”.


Aún así, el asiduo conferenciante del Foro de Davos y exprofesor de Harvard manifestó que “no existe una fórmula mágica para que el emprendimiento prospere porque se trata de un fenómeno tan antiguo como la sociedad humana y tan local que en ciudades de un mismo país puede florecer y en otras no”.


“Lo que sí es primordial para saber qué pasos dar es definir qué es emprendimiento”, aseveró.


Al respecto, explicó que su experiencia, adquirida en países como Estados Unidos, Israel, China, España, Argentina, Chile y Sudáfrica, lo ha llevado a determinar que “el emprendimiento es una creación inusual de valor, especialmente económico”.


De lo anterior se desprende el que esta área ya está integrada en las políticas globales.


A su juicio, “el fortalecimiento del emprendimiento es bueno para el empresario, para los clientes, para las ciudades y para los países, pero es urgente entender que es mucho más que empezar una empresa”.


Y no solo se trata de “iniciar un negocio, también de comprar una compañía, adquirir una marca o emplear activos que están siendo subutilizados”, argumentó.



Representación innovadora

Once empresas jóvenes de tecnología con alto potencial de crecimiento representan a Colombia en eMerge Americas, un encuentro que  inició este 2 de mayo e irá hasta el 6 del mismo mes en la ciudad de Miami, donde reúne a delegados de compañías del sector, emprendedores e inversionistas de América Latina y Estados Unidos.


“Es un espacio en donde se intercambian conocimientos e ideas” en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), explicó, Juliana Ossa, directora de Crecimiento Empresarial Extraordinario de iNNpulsa, unidad del Gobierno colombiano que promueve el emprendimiento de alto impacto.


Precisamente, iNNpulsa seleccionó a parte de los colombianos que asisten al encuentro mediante una convocatoria pública, mientras que la aceleradora HubBOG, designada por un comité de sabios del propio eMerge, llevó a tres empresas de su programa.


“En Colombia el ecosistema de emprendimiento está pensando también hacia afuera, está posicionándose en el ámbito global estratégicamente”, apuntó Ossa, al destacar esta alta participación colombiana y señalar que han sido elegidos “negocios innovadores”, en etapa temprana, con planes de desarrollo, expansión y potencial de internacionalización.