Columnistas

No traigas negros a mis partidos
Autor: Rafael Bravo
2 de Mayo de 2014


El dueño del equipo de baloncesto Clippers de Los Angeles ha propiciado un enorme escándalo por sus afirmaciones racistas en una conversación con su amante de origen latino

El dueño del equipo de baloncesto Clippers de Los Angeles ha propiciado un enorme escándalo por sus afirmaciones racistas en una conversación con su amante de origen latino. Otro personaje igual de pintoresco de nombre Cliven Bundy, un ranchero de Nevada fue más allá preguntando si los afroamericanos no estarían mejor como esclavos recogiendo algodón, en lugar de ser lo que son hoy una comunidad improductiva que vive de los subsidios y cuyos hijos terminan en la cárcel. En los Estados Unidos lamentablemente las noticias se mueven al vaivén de lo que hagan los principales medios de comunicación, dejando por fuera una cruel realidad: los sentimientos racistas se han acentuado luego de la elección de Obama como presidente.


No menos importante esta semana fue el fallo emitido por la Corte Suprema que dejó en firme una consulta popular en Michigan en contra de la llamada Acción Afirmativa. De manera resumida, esta última obligaba a las universidades a darle prioridad  en la admisión a las minorías raciales. La jueza de origen portorriqueño Sonia Sotomayor disintió de sus colegas sosteniendo que en ese estado hubo un cambio en las reglas del juego reconfigurando el proceso político existente en una forma en que agobia a los no anglos. Para Sotomayor la cruda realidad es que la raza debe tenerse en cuenta a la luz de siglos de discriminación en contra de las minorías. 


Si los hechos anteriores confirman un resurgimiento de épocas oscuras y que parecían cosa del pasado, estaríamos en el peor de los mundos. Por fortuna, la rápida respuesta del Comisionado de la NBA vetando al señor Sterling de por vida de toda actividad relacionada con el baloncesto, una multa de 2.5 millones de dólares y la inminente venta forzada del equipo sirve para que ese tipo de comportamientos sea erradicado. No hay que olvidar que en la NBA 8 de cada 10 jugadores son negros. Con sus comentarios Sterling irrespeta a quienes gracias a su juego y profesionalismo han hecho posible aumentar su fortuna, pero increíblemente no acepta que se sienten a su lado. 


En el caso del vaquero Bundy, resulta muy preocupante que un sector de la derecha extrema que se dice llamar ‘’Patriotas ‘’ haya salido con armas a enfrentar a los agentes que pretendían confiscar el ganado cercano a su propiedad. Bundy utiliza terrenos federales sujetos al pago de derechos de pastoreo que desde hace 20 años se negado a cancelar. Muchos políticos del Partido del Té y sectores de opinión afincados en la cadena Fox que en principio decidieron apoyar al capataz de Nevada, no tuvieron empacho en salir corriendo luego de conocerse la diatriba racista de un hombre intolerante que busca acomodar la ley a sus intereses.


Aunque muchos crean que los prejuicios raciales se habían superado, hay hechos que confirman lo contrario. En las grandes ciudades es aún existen sistemas escolares tan segregados como en la década de los sesenta. Igual ocurre en varias universidades en las que se hace difícil que los negros e hispanos sean admitidos. La brecha de ingresos entre los anglos y las minorías sigue siendo muy alta. Si bien el uso de drogas es un asunto que por igual afecta a anglos y negros, estos últimos padecen unos índices de encarcelación más altos. No es el que el racismo esté de regreso. Es que nunca ha salido de la mente de muchos.