Fútbol en el Mundo

El mundo se despide de Tito Vilanova en un día de luto en el Camp Nou
26 de Abril de 2014


Las puertas del estadio se abrieron desde las 9:00 am hora local, para recibir a todos aquellos que deseen dar su último adiós a Vilanova, bien firmando en el libro de despedida o guardando un instante de silencio ante su fotografía.


Los primeros en homenajear la figura de Vilanova han sido los futbolistas de la primera plantilla que se han reunido para firmar el libro de condolencias, igual que los directivos, y se han acercado juntos a la fotografía de Tito para guardar un minuto de silencio, ante la presencia de numerosos informadores.


El Barcelona ha preparado un homenaje en los alrededores y en el interior de su estadio, en el que 6.700 personas, según las cifras oficiales a las 14.00 horas, han despedido hoy al que fuera entrenador la temporada pasada del equipo azulgrana, que ha muerto después de luchar en los últimos meses contra un cáncer.


La explanada principal Camp Nou se ha convertido en el punto de encuentro donde los asistentes han depositado ofrendas florales, mientras que dentro del estadio, en la zona de la tribuna, han podido estampar su firma antes de guardar silencio ante una inmensa fotografía de Vilanova correspondiente a un partido en el Camp Nou.


La entidad azulgrana ha recibido a socios y aficionados con las banderas a media asta, en un Camp Nou donde en la entrada de la tribuna ha presidido una gran pancarta con mensaje "Tito, Per sempre etern  (“Tito, eterno para siempre”).


Debajo de la misma, el club ha realizado una ofrenda de cien rosas debajo de la imagen de Vilanova en referencia a la Liga de cien puntos que la temporada pasada, que conquistó el primer equipo. Asimismo, en el césped del templo del Barcelona se ha mostrado un inmenso crespón negro en el círculo central.


"Él  ha sido un ejemplo para todos nosotros. Nunca ha bajado los brazos y ha luchado hasta el último día. Ha sido un camino muy duro y hemos intento ayudarlo en todo lo que hemos podido", ha destacado el defensa ilerdense.


Por un día la rivalidad deportiva entre los principales equipos de fútbol de la capital catalana ha dejado de existir. 


También han presentado sus respetos el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, mientras que esta tarde lo ha hecho el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, quien ha dicho que, a pesar de su fallecimiento, su huella "quedará para siempre".


El entierro del exentrenador se llevará a cabo en la más estricta intimidad, como así lo que querido la familia, mientras que habrá una misa funeral el lunes en la catedral de Barcelona.